Internacionales Politica

Black Lives Matter. Las nuevas generaciones post lucha de derechos civiles: Estados Unidos de América o el siglo XXI

Written by Debate Plural

Carlos Francisco Elías (Hoy, 15-8-21)

 

Cuando decimos Black Lives Matter, estamos hablando de las formas en que los negros se ven privados de sus derechos humanos básicos y de la dignidad. Es un reconocimiento de la pobreza negra y el genocidio. Es un estado de violencia.  »

Alicia Garza Fundadora de Black Live Matter…

 

/ 1

EXORDIO PARA UN FINAL DE SERIE: BLACK LIVE MATTER EL COMBUSTIBLE HUMANO DE GEORGE FLOYD…

Entre los meses de junio, julio y agosto, a raíz del vulgar crimen estatal de George Floyd, acaecido el 25 de mayo pasado, he publicado esta serie de artículos.

Desde entonces ha sido una información global todo lo que ha sacudido aquel hermoso país, donde de modo excepcional caucásicos afroamericanos, latinos y norteamericanos de origen asiáticos, salieron todos juntos a las calles de todas las ciudades de aquel país a todo lo ancho y largo. Todo el mes de junio del año 2020, las manifestaciones fueron continuas y multitudinarias, decoradas con pancartas que mostraban un sentimiento que se había convertido en nacional.

El crimen de Floyd, el efecto de multiplicación visual, su dramática repetición por segundos y en todas las redes, había contribuido a fomentar una fijación en la siquis de los habitantes de aquel país, todo lo que sucedía parecía como una explosión en cada conciencia.  Desde finales del mes de mayo hasta finales del mes junio, mientras las gentes se aglomeraban en las calles, la tensión y el reclamo social contra el crimen ciudadano, eran una expresión tan fuerte y compacta, que la propia Casa Blanca (White House) se manejaba con un alto código de seguridad para defensa y emergencias, en caso de que fuera necesario.

Aquello fue un diluvio humano, no había idea de cuando pararía, de repente el Movimiento Black Lives Matter, que ya tenía representación en Chicago. Detroit. Denver.  Los Ángeles. Washington. Memphis. New York, había logrado una presencia electrizante en el espacio urbano.

Si bien antes del crimen de George Floyd habían sucedido otros con no menor violencia que éste, el hecho de que el de Floyd fuera viralizado en el mundo entero, había logrado convencer a los grupos humanos, sin importar su origen étnico, de que la brutalidad policial dirigida de modo sistemático hacia la comunidad afroamericana era un hecho intolerable y que no era el mejor rostro para un país que desde el punto de vista diplomático, a pesar de su presidente, seguía reclamando a otros países el respeto de esos mismos derechos humanos.

Esa crisis doméstica, obviamente, abrió debates urgentes y necesarios y la memoria de la lucha por los derechos civiles de los años 50 y 60 del siglo XX, regresaría en imágenes televisivas y los sobrevivientes aún vivos concedían entrevistas.

A partir de entonces, activistas de todas partes del mundo, deportistas afroamericanos, clubes mundiales de fútbol, grandes compañías con gigantes complejos de culpa, figuras del cine, todos apoyaron la causa de Black Lives Matter.

El carácter criminal de las prácticas policiales, de modo constante, en este tiempo destaparon muchísimas otras historias » olvidadas » o encubiertas: la prueba gigante de que la comunidad afroamericana era el objetivo preciado de un proyecto de violencia permanente, que habrá de generar intensos reclamos judiciales y un gran reto a la justicia de ese país.

Los primeros artículos de esta serie se dedicaron a explicar el fenómeno histórico de la guerra civil norteamericana. Era imposible explicar el nuevo estallido racial, uno de tantos en más de 150 años, sin recurrir al análisis de la historia mal contada y asimilada. Pero esta vez, el estallido no era uno simple, se afianzó como uno definitivo. Pero la raíz de todo estaba en la guerra de secesión y la visión esclavista nunca transformada e intolerante del profundo sur de los Estados Unidos de América…

Por otro lado, también se abordó el tema de los estereotipos tradicionales en los medios de comunicación, en el cine en especial desde los tiempos del cine mudo y el aporte negativo de Hollywood y su maquinaria de entretenimiento, pese a ejemplos como el de Oscar Micheaux, pionero afroamericano del cine mudo igual que su contrario David W. Griffith, el director de la abominable Nacimiento de una Nación – 1915 – .

/ 2

BLACK LIVES MATTER. ¿MOVIMIENTO SOCIAL U ORGANIZACION ?…¿ OBJETIVO ELECTORAL 2020 ?…

*ORIGEN.

Negar la metamorfosis de Black Lives Matter desde el año 2013, año del asesinato de  Trayvon Martin, crimen  que dio inicios al movimiento, acontecido en Florida. febrero del 2012. Fue el asesino  absuelto, George Zimmerman.

La ironía de una pequeña nota escrita en Facebook por Alicia Garza, da inicio a su nombre. De ahí en adelante manejando en redes con insistencia el hashtag    BLM o Black Live Matter, eligiendo el amarillo y el negro como colores de organización, se han hecho un sólido espacio mediático.

*SU NUEVO CARACTER INSTITUCIONAL Y SU PRESENCIA URBANA.

Con representaciones firmes cubriendo el territorio de la unión americana, Black Lives Matter se puede considerar una organización implantada con el impulso de las manifestaciones de mayo y junio. Su presencia urbana hace contrapunto con su presencia en las redes sociales, cada capítulo estatal tiene su web.

Los movimientos sociales identifican un conflicto. Un colectivo interesado los hace público y la temporalidad dependerá de la intensidad y la persistencia del mismo. Black Lives Matter ya es una organización, no un movimiento social pasajero, temporal. Sus métodos y acciones de visibilidad tienen la vitalidad original del movimiento. Ha logrado, además: tener una cobertura global, extra doméstica…

En síntesis

*OBJETIVOS. FILOSOFIAS. RELACIONES CORPORATIVAS Y VISION CAPITALISTA.
No han abjurado de modo total del sistema capitalista, pero insisten en que el lugar de los afroamericanos en el mismo, ha sido de segunda.

Siguen pensando que la raíz de la nueva esclavitud criminal policíaca de los afroamericanos se debe al mismo sistema. ¿Habrá algún puente que permita cohabitación entre esas justas ideas radicales y ese sistema? La pregunta es válida en la medida en que cada vez más el mundo corporativo se pone a la » moda de los reclamos afroamericanos «. Amazon, Warner, Gatorade. Nabisco, entre otros.

Obviamente, no hay que ocultar que a pesar de todo aquello: Alicia Garza celebra a Chávez en un twitter del 6 de diciembre del 2009, su ascensión al poder, tan ciega como su amiga Opal Tometi que también en diciembre del 2015 era observadora en favor del régimen de Maduro, en aquellas elecciones que la oposición dio una paliza electoral al gobierno, rechazada por BLM luego en un comunicado.

Esa ceguera ante la represión en EE UU y ciegos ante la venezolana, no me parece tan naif, tan inocente, que conste…Da mucho que reflexionar…

  • ELECCIONES 2020: BLACK LIVE MATTER.
    La dicotomía inmoral de ver el totalitarismo solo de un lado, es el caso de algunas representantes del congreso norteamericano también, en algún momento le cobrará su precio a Black Lives Matter y al mismo tiempo no deja de deslucir su justa causa.
    Las elecciones del próximo mes de noviembre, suponen para Black Lives Matter un reto de convocatoria nacional en los Estados Unidos de América, porque supondría tácito pacto con el sector moderado Demócrata representado en Biden, con el fin de lograr un compromiso en el desmantelamiento, con fuerza federal, de las mafias policiales, sindicatos, fraternidades del crimen en la policía.
    Las circunstancias actuales, vistas hoy, no le dejan otras alternativas, que no sea servir de plataforma para asegurar a los demócratas el voto afroamericano. (CFE)

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario