Internacionales Salud

Geopolítica de las vacunas y las vacunas en la geopolítica

Written by Debate Plural

Eduardo Klinger Pevida (Hoy, 19-4-21)

 

Es que han acaparado más allá de lo imprescindible

Las vacunas han resultado un dilema entre ciencia y decencia. Frente a una pandemia letal ante la cual la ciencia recomienda vencerla en todas partes, potencias ricas, con gran indecencia, las acaparan muy por encima de necesidades y capacidad de aplicación, impidiendo que países pobres puedan empezar a vacunar.

Con egoísmo desenfrenado no entienden que nadie se salva hasta que todos se salven. La distribución de antígenos ha expuesto subestimación y discriminación hacia naciones de menos recursos sin contemplaciones hacia los derechos humanos a la vida, precisamente por quienes tanto se “preocupan” por los mismos.

Los desarrollados vuelven a fallarle moralmente a la mayoría del mundo. No es que los ricos desprotejan a sus ciudadanos en aras de los demás.

Es que han acaparado más allá de lo imprescindible impidiendo que lleguen vacunas a otros que si no frenan el virus en parte de su población el “bichito” seguirá circulando, mutando y matando.

¿EEUU cree que estará protegido cuando el 4 de Julio se “independice” de la epidemia mientras en México y Centroamérica sigan creciendo los contagios? EEUU almacena 300 millones de la AztraZeneca que ni siquiera ha aprobado mientras socios europeos pelean con sus fabricantes por incumplimiento de entregas pactadas.

Los ricos no aceptan ninguna alternativa que contribuya a solucionar el problema. Múltiples voces solicitan la liberación temporal de patentes para que los antígenos puedan producirse en otros lugares, pero lo rechazan defendiendo los intereses económicos de sus farmacéuticas aunque estas recibieron enormes financiamientos públicos para sus investigaciones.

La British Medical Journal señalaba que 20% de la población mundial no recibiría vacuna “al menos” hasta 2022, otras naciones no las tendrían hasta 2023, ¡dentro de 2 años! Mientras 60% de las vacunas las ha adquirido un grupito de países ricos con 16% de la población mundial.

La estadounidense Universidad Duke publicó un estudio mostrando que 90% de la población en 70 países quizás no las tengan hasta 2024. Un Titanic de salud que deja fuera de los “botes” a parte importante del planeta. Al egoísmo acaparador se une la baja capacidad de producción instalada.

Un estudio muestra que la desigual distribución de vacunas generará un tsunami económico con impacto hasta de 9.2 millones de millones de dólares, afectando mayoritariamente a los avanzados que tendrán gente vacunada y economía devastada por ignorar al resto de la humanidad. ¿Realmente cree el liderazgo global recuperar sus economías marginando al 67% de la economía global?

Menospreciando la ciencia intenta desacreditar las vacunas chinas y rusas -salvación de de cenas de países ignorados- tildándolas peyorativamente de «diplomacia de las vacunas» tratando de tapar su inmoral nacionalismo de la vacunas que el mundo condena.  ¿La rivalidad geopolítica justifica una propaganda perversa contra algunas vacunas? la doctora Rochelle Walensky, directora de CDC norteamericanos, señalaba  -cuando habían vacunado 77 millones con vacunas «perfectas»- se habían infestado 5800, con 396 hospitalizado y 74 muertes. Naciones europeas, sin vacunas han contratado chinas y rusas por demostrada alta efectividad. ¿Qué quieren los adalides de la democracia y derechos humanos, que en nuestros países enterremos nuestros muertos hasta que se acuerden de darnos excedentes». No ha sido diplomacia ha sido solidaridad y cooperación que agradecemos. Aquí somos testigos de la alta efectividad china después de millones de inoculaciones.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario