Internacionales Politica

A Donald Trump lo condena la historia

Written by Debate Plural

Oscar Oramas Oliva (Rebelion, 16-2-21)

 

Los asesores de Trump sugieren que este juicio político ya ha demostrado ser beneficioso para el expresidente porque expone la deslealtad dentro de las filas de sus partidarios y provoca una reacción de las bases contra los republicanos que han intentado alejarse de las bases del partido.

Desde 1945 no ha habido un Presidente más nefasto al frente de Estados Unidos, que Donald Trump. Su aislacionismo contra natura, sus muros, su menosprecio a sus propios aliados, su incesante política de aplicar sanciones económicas, para humillar a otros pueblos y gobiernos, sus recurrentes fakes news, su arrogancia imperial, su alejamiento de las normas diplomáticas, el menosprecio a los Acuerdos internacionales, la forma de tratar la mortífera pandemia en su propio país, su desdén por las instituciones norteamericanas, la ignorancia por lo peligroso de los Cambios Climáticos, y además, fue impulsando nuevamente al mundo hacia una nueva fría, estimulando una carrera armamentista, todo lo cual, lo hace un reo de la conciencia universal. Con ese legado, Donald Trump, ha afectado el prestigio de su país y ha acelerado la quiebra de su liderazgo.

El segundo juicio político contra el ex presidente estadounidense Donald Trump comenzó el 9 de febrero en el Senado de Washington, con un debate inicial sobre si los procedimientos son inconstitucionales o no, porque ya él dejó de ser jefe de la Casa Blanca. Los senadores se alistan para un procedimiento rápido, y según un arreglo anunciado el lunes entre líderes demócratas y republicanos, todo podría concluir en una semana, y de acuerdo con un artículo del diario The Hill, la votación final sobre la condena sería alrededor del 16 de febrero.

La Cámara de Representantes, liderada por los demócratas, acusó a Trump el 13 de enero por un solo cargo de incitación a la insurrección, centrado en ese discurso ante sus simpatizantes, el pasado 6 de enero, en el momento en que el Congreso estaba reunido para convalidar la elección presidencial de Joe Biden. Después de dicho discurso, esos grupos de simpatizantes de Trump, muchos de ellos armados, marcharon hacia el Capitolio y lo asaltaron.

Por cierto, desde hacía tiempo, según los informes públicos, se sabía de la existencia de grupos extremistas y racistas. Se ha publicado que el FBI había informado sobre ellos, pero el entonces inquilino de la Casa Blanca, no tomó medidas contra ellos y ¿Por qué? Inclusive la embajada de Cuba en Washington fue atacada a tiros por un terrorista de origen cubano y ¿Qué condena pronunció la Administración Trump?

En el juicio, algunos demócratas han mostrado imágenes de los invasores dentro del Capitolio, en la que se ve a varios participantes en los altercados buscando al por entonces vicepresidente Mike Pence y exigiendo que fuera ahorcado. Algo parecido hicieron en contra de Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes.

No me voy a detener en enumerar los destrozos causados dentro del recinto, solo voy a insistir en que, este hecho inédito, refleja algo turbio que, fue preparado con antelación y en el que participaron organizadores con mucho poder. Ya sabremos los que orquestaron el asalto y qué les falló, en ese siniestro plan.

El Senado de Estados Unidos votó por 56 a favor y 44 en contra, que el segundo juicio político en contra del ex presidente (Donald Trump) es constitucional. Los senadores acordaron considerar el caso, con lo que rechazaron un intento de la defensa del ex gobernante (2017-2021) y de algunos aliados republicanos de detener el impeachment porque él ya no está en el cargo. En la votación, seis senadores del Partido Republicano, el que nominó a Trump como candidato presidencial, se unieron a los demócratas apoyando la continuación del juicio, histórico porque Trump será el primer ex presidente estadounidense en ser juzgado.

Según los resultados de una nueva encuesta de ABCNews/Ipsos, la mayoría de los estadounidenses (56%) aprueba que el Senado condene al expresidente Donald Trump y le prohíba ocupar un cargo federal por haber incitado a sus simpatizantes a asaltar el Capitolio, sede del Congreso, el pasado 6 de enero. A pesar de que no es suficiente el número de los senadores republicanos a favor del impeachment, este sondeo muestra un aumento del apoyo a la condena por “incitación a la insurrección” contra el ex gobernante, en comparación con el porcentaje que registró en los días iniciales de su primer juicio político, del que fue finalmente absuelto.

“Lo que ya sabemos constituye la mayor violación del juramento de cualquier presidente en la historia del país y en esto no podemos simplemente mirar para otro lado o fingir que no sucedió. Tenemos que asegurarnos de que esto nunca vuelva a suceder”, ha subrayado Liz Cheney. Las palabras de Cheney contrastan con la postura inflexible de los republicanos dentro del Senado, que en la última semana descartaron apoyar los intentos del Partido Demócrata por aprobar el inicio de un nuevo juicio político contra Trump. La Cámara de Representantes de Estados Unidos, de amplia mayoría demócrata, aprobó el pasado 13 de enero iniciar un ‘impeachment’ contra Donald Trump, en una votación en la que hasta diez republicanos dieron su apoyo.

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump debe ser enjuiciado y encarcelado, según afirma hoy un artículo que publica la revista The Nation.

Trump pasará a la historia como el primer presidente que intentó derrocar violentamente a su propio gobierno y si se le permite escapar de la justicia por estas acciones, entonces no será el último, subraya el abogado Elie Mystal, en un artículo que publica la revista. No sólo quiero que Trump sea impugnado. Quiero que lo encarcelen, precisa Mystal, corresponsal de justicia de The Nation.

Los asesores de Trump sugieren que este juicio político ya ha demostrado ser beneficioso para el expresidente porque expone la deslealtad dentro de las filas de sus partidarios y provoca una reacción de las bases contra los republicanos que han intentado alejarse de las bases del partido.

«Ayudará a exponer más manzanas podridas que él puede tener en las primarias si los senadores votan para condenar», agregó un ex funcionario de campaña del ex presidente. Si bien Trump se ha mantenido en contacto con los aliados políticos y asesores de cara al juicio político, por el momento ha mantenido un perfil bajo, posiblemente para demostrar indiferencia ante lo que está pasando para restarle importancia al impeachment. Pero esto no durará por mucho, pues los asistentes de Trump creen que una vez finalice el juicio, el expresidente resurgirá gradualmente en público dirigiendo su atención para buscar venganza contra los republicanos que traicionaron a su partido y votaron a favor del juicio. ¿Cuántas presiones, chantajes y amenazas contra aquellos republicanos que osen votar contra el magnate?

Muchos analistas afirman que, será muy difícil contar con el respaldo de los 17 votos senatoriales republicanos, para que se puedan alcanzar los dos tercios del Senado, es decir 67 votos, que permitan condenar a Donald Trump. Pero los demócratas esperan obtener la condena del público en el espectacular juicio mediático. Todos sabemos el impacto que provocan las imágenes en las mentes de las personas y solo quiero recurrir a este párrafo del artículo ¨ Los demócratas hacen del impeachment a Trump un show mediático de alto rating televisivo¨ escrito por Tom McCarthy.

¨Un policía aplastado contra una puerta. Una mujer envuelta con una bandera de Trump que recibe un disparo en el cuello. Las turbas de Trump rompiendo las puertas y los cristales, y caminando por los pasillos de la legislatura para “cazar” a los representantes y romperlos “en pedacitos”. Los empleados de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que se acurrucan debajo de una mesa de conferencias y envían mensajes de texto pidiendo ayuda mientras los alborotadores golpeaban las puertas. Una mujer pisoteada hasta la muerte mientras su amiga suplica por aire. Y los cánticos: « ¡El fraude es real! ¡Cuelguen a Mike Pence!».¨

De todas maneras, las imágenes televisivas del juicio político calaran en las mentes de los norteamericanos, nadie puede calcular aun, cuanto este momento ha impactado la sociedad norteamericana. Son grandes y complejos los problemas que tiene Estados Unidos en la presente coyuntura, el odio sembrado por el magnate tendrá consecuencias, por lo que la incertidumbre continuara reinando en un mundo donde Donald Trump tomara su revancha contra algunos republicanos y contra el gobierno de Joe Biden, aunque la historia ya lo ha condenado.

 

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Leave a Comment