Internacionales Politica

Marcas de Trump y desafíos de Biden

Written by Debate Plural
Martha Andrés Román (Prensa Latina, 5-12-20)
El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, enfrentará en su venidera administración el peso de las controvertidas políticas impulsadas por el mandatario saliente del país, Donald Trump.
Si se mantiene fiel a la agenda promovida en su etapa como candidato, cuando asuma el poder el próximo 20 de enero el demócrata deberá enfocarse en adoptar acciones radicalmente diferentes a las de su predecesor.

Esa labor se avizora compleja, pues las medidas de Trump dejaron profundas marcas en la vida social, política y económica de la nación norteña.

Aunque el republicano no pudo concretar dos de sus principales promesas de la campaña de 2016, derogar la ley de salud conocida como Obamacare y construir un criticado muro a lo largo de la frontera con México, sus acciones en materia de atención médica y, sobre todo, de inmigración, recibieron continuas condenas.

Trump apoyó los infructuosos esfuerzos de los legisladores republicanos que en 2017 intentaron derogar el Obamacare, incluso sin tener una normativa de cuidado de salud para sustituir esa ley.

En cuanto a la inmigración, todavía muchos recuerdan el caos generado por su veto de viajes contra naciones mayoritariamente musulmanas, además de que separó a miles de familias en la frontera sur, impuso numerosas restricciones a las solicitudes de asilo y redujo a mínimos históricos los límites de admisión de refugiados.

Por otro lado, una realidad prácticamente irreversible en la que deberá navegar la administración de Biden es con una Corte Suprema de amplia mayoría conservadora.

Del panel de nueve miembros vitalicios, seis responden a esa tendencia, mientras los otros son liberales, debido a que Trump logró nominar y confirmar durante su gobierno a tres nuevos magistrados conservadores que pueden tener votos decisivos en los más diversos temas.

Con respecto a los asuntos medioambientales, el mandatario promovió una agenda de desregulación consistente en desmontar gran cantidad de reglas implementadas por el ejecutivo previo y abandonó el Acuerdo de París sobre cambio climático, uno de los muchos mecanismos internacionales de los cuales retiró a la nación norteña.

Asimismo, profundizó los enfrentamientos con países considerados adversarios habituales por Washington, llevó a niveles muy elevados la hostilidad y sanciones contra Cuba, Venezuela, Nicaragua e Irán, pero también perjudicó las relaciones con aliados de larga data como Canadá y los miembros de la Unión Europea.

Más allá de todas las acciones de su gobierno, el desafío más urgente a enfrentar por la venidera administración será el impacto de la pandemia de la Covid-19, cuyo manejo por parte de Trump recibe calificaciones muy negativas.

Estados Unidos es la nación del mundo más castigada por la crisis de salud, al acumular más de 13 millones de casos y de 275 mil muertes, pero el gobernante sigue empeñado en minimizar la dimensión de la emergencia.

Además, la pandemia remarcó las deformaciones estructurales de la sociedad norteamericana, como las grandes brechas entre ricos y pobres, las cuales se vieron acentuadas durante el gobierno que termina.

Por todo eso, Biden tiene ante sí un reto quizás mayor al enfrentado por otros mandatarios al inicio de sus administraciones: el de tratar de enrumbar un país golpeado por una grave pandemia y marcado por una fuerte polarización política.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario