Internacionales Politica

Los halcones de la guerra no logran imponer agenda contra Venezuela, pero persisten

Written by Debate Plural

Randy Alonso Falcón (Cubadebate, 27-2-19)

Ayer, en el Consejo de Seguridad de la ONU, el gobierno de Estados Unidos y las fuerzas más belicosas de ese país sufrieron un nuevo traspiés en su intento de lograr apoyo internacional para una invasión militar a Venezuela.

Pese a aplicar toda su fuerza de negociación, Estados Unidos no logró consenso para políticas agresivas contra la nación sudamericana en el seno del órgano decisorio, en la pura realidad, de las Naciones Unidas. Rusia, China, Sudáfrica, Bolivia, Nicaragua, Guinea Ecuatorial y Cuba hablaron en la sesión para oponerse a una agresión armada contra el pueblo venezolano y reclamar soluciones pacíficas al conflicto interno.

Ni la presencia del criminal Elliot Abrams, representante especial de Trump para Venezuela, logró infundir miedo en el escenario. Hasta países que han sido fichas de uso de Estados Unidos en su estrategia antibolivariana, como Perú o Guatemala se negaron a apoyar una invasión armada.

Algo similar sucedió en la reunión del lunes del “Cártel de Lima”. Como Cuba denunció oportunamente, Estados Unidos pretendía en ese encuentro imponer un párrafo que abría las puertas para una intervención armada y forzaba eliminar cualquier referencia a “transición pacífica sin el uso de la fuerza”.

Sin embargo, la desvergüenza de sus aliados en la región no daba para tanto. Las consecuencias de una guerra en la región son impredecibles y, al parecer, ninguno de ellos quería asumir tamaña (ir)responsabilidad. A pesar de que los apátridas venezolanos querían una #IntervenciónMilitarYa, deseo que convirtieron en trending topic de Twitter el domingo 25 de febrero.

Uno de los jefes del terrorismo opositor venezolano, Julio Borges, había expresado ese día en un Comunicado: “Vamos el lunes junto al presidente Juan Guaidó a la reunión del Grupo de Lima a presentar posiciones firmes que signifiquen una escalada en medidas diplomáticas, políticas y de uso de la fuerza en contra del régimen por bloquear la ayuda humanitaria y generar una violencia sin presentes en la frontera”.

Finalmente, la declaración del Cártel en su reunión de Bogotá expresa negativa al uso de la fuerza y llama a la participación de otros interlocutores como la ONU. Sin embargo, no perder de vista, que se pide “la salida inmediata de Nicolás Maduro” y  llama a los militares venezolanos a la desobediencia, en claro aliento a un Golpe de Estado.

El colmo es que Estados Unidos no haya logrado imponerse siquera en su Ministerio de Colonias. En la OEA se dió el primer intento de condenar a Venezuela y propiciar la intervención; y allí tampoco tuvieron mayoría.

Pero el rechazo internacional mayoritario a una intervención armada y los llamados al diálogo no deben hacer creer que la amenaza militar está abortada. Los neocons, con Bolton a la cabeza, no cederán tan fácilmente en su empeño. El despliegue de tropas especiales y otras fuerzas militares de Estados Unidos en países cercanos a Venezuela se mantiene. Y ya sabemos cuánto importa a Washington, especialmente a esta administración, lo que piense el resto de la comunidad internacional.

Ayer, un funcionario del gobierno de Donald Trump, hablando bajo condición de anonimato a la prensa en una audioconferencia, dijo tajantemente: “Sería irresponsable que el gobierno de Estados Unidos descartara el uso de las fuerzas militares”.

Refiriéndose en particular al resultado de la reunión en Bogotá del Cártel de Lima señaló: “Respetamos obviamente la postura del Grupo de Lima y son importantes aliados nuestros, particularmente en la vía diplomática. Pero Estados Unidos no es miembro del Grupo de Lima, somos observadores. Y en cuestiones del uso de la fuerza militar eso es netamente una decisión del presidente y del gobierno de Estados Unidos. Son dos cosas separadas.”

Loa pueblos de América Latina deben seguir atentos. El desafío de mantener nuestra región como Zona de Paz es de todos. Una guerra en Venezuela puede incendiar a toda Latinoamérica. ¡Estad Alertas!

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario