Nacionales Politica

Proyecto para la RD: Creación de un partido político anticlientelista y antipatrimonialista (1)

Written by Debate Plural

Diogenes Cespedes (Hoy, 2-1-16)

 

§-1- La cultura política de la sociedad dominicana nos ha aportado desde 1844 hasta hoy un Estado autoritario, excluyente, clientelista y patrimonialista.

§-2. Ha llegado el momento de proponerle a los sujetos dominicanos que navegan en las redes sociales la creación de un partido político ciberespacial anticlientelista y antipatrimonialista.

§-3. Los antecedentes de la doctrina e ideología de un partido anticlientelista y antipatrimonialista en el país arrancan con la tesis doctoral de Américo Lugo tituladaEl Estado dominicano ante el Derecho Público. SD: Tipografía El Progreso, 1915-1916 y la célebre carta a Horacio Vásquez del 20 de enero de 1916; doctrina e ideología confirmada y ampliada sin separación posible de la creación por  Lugo del Partido Nacionalista en enero de 1925, y que están inscritas en el escudo de los Estatutos Orgánicos cuya divisa es: Principios, hombres, no. Ver estos dos documentos básicos en Julio Jaime Julia. Antología de Américo Lugo. SD: Taller, 1977, pp.125-128 y 305-320, sin los cuales carecen de sentido las tres cartas que Lugo dirigió al dictador Rafael Trujillo el 4 de abril de 1934, el 13 de febrero de 1936 y el 7 de enero de 1944, donde le rechazó el nombramiento de historiador al servicio del gobierno y le reiteró los mismos términos de la misiva a Horacio Vásquez, pero esta vez más radicales.

Ningún miembro del futuro Partido Ciberespacial Transformación (PCTransf) deberá desconocer estos documentos doctrinales y, además, abrevará en otras obras no menos importantes acerca de las causas históricas del fracaso de la construcción de un Estado nacional anticlientelista y antipatrimonialista en nuestro país, como son: Cartas a Evelina, de Francisco Moscoso Puello, SD, 1935; Juan Bosch. Crisis de la democracia de América en la R. D. México: Centro de Estudios y Documentación Sociales, 1964; Juan Isidro Jimenes-Grullón. La República Dominicana: una ficción. Mérida: Torres Gráficas Universitarias, 1965; Pedro Andrés Pérez Cabral, La comunidad mulata. Caracas: Gráficas Americana,  1967 y SD: Sociedad Dominicana de Bibliófilos, 2008; Juan Bosch. Composición social dominicana (Historia e interpretación). Santo Domingo: Arte y Cine, 1970; Rafael Augusto Sánchez: Al cabo de los cien añosTentativa de una justificación histórica. SD: Editora de Santo Domingo, 1976; Pedro Catrain y José Oviedo. Estado y crisis política. Santo Domingo: Alfa y Omega, 1981 y Pedro Catrain y José Oviedo. La cuestión nacional y la conformación del Estado en R. D. Santo Domingo: CENDIA, 1983; Juan Bosch. Clases sociales en la República Dominicana.  Santo Domingo: Corripio, 1982; Brea, Ramonina.  Ensayo sobre la formación del Estado capitalista en la República Dominicana y Haití. Santo Domingo: Taller, 1983; Juan Bosch. La pequeña burguesía en la historia de la República Dominicana.  Santo Domingo: Alfa y Omega, 1985; Diógenes Céspedes. Contra la ideología racista en Santo Domingo (Dos campañas por Peña Gómez). Santo Domingo: De Colores, 1998 y Diógenes Céspedes. Política y teoría del futuro Estado nacional dominicano. SD: Editora Universitaria de la UASD, 2012.

Para dotar de un fundamento ideológico y doctrinal al futuro partido ciberespacial, se escogerá de cada una de estas obras lo que sea radicalmente histórico y se desecharán los elementos discursivos que no constituyan un conocimiento nuevo, o sea, un pensar nuevo inexistente en nuestra cultura-sociedad clientelista y patrimonialista.

§-3. La estrategia y las tácticas del nuevo partido político ciberespacial dominicano, anticlientelista y antipatrimonialista, son la toma del poder dentro  de las condiciones dadas por el actual Estado clientelista y patrimonialista y sus reglas de juego electoral y hacer abstracción, como si estuvieran muertos, de la ideología y la práctica de sus líderes y militantes clientelistas y patrimonialistas, pero situando siempre los efectos ideológicos y políticos de sus discursos y acciones.

§-4. El Comité Político, el Comité Central y los miembros de las bases de apoyo social, que son todos los cibernautas que se adhieran a la ideología y doctrina del partido anticlientelista y antipatrimonialista, elaborarán los Estatutos de la organización, sus reglamentos de funcionamiento y la manera de organización, inscripción de los miembros del partido ciberespacial y la participación militante en la política del país, primordialmente a través de las redes sociales, pero sin desdeñar la toma de decisiones del partido en el ámbito de lo particular privado, porque ante el adversario es imperativo obrar en secreto, como decía José Martí, sin la razón de Estado, sino porque el revelar públicamente los planes y proyectos al adversario conduce directamente a la derrota de cualquier iniciativa y a la destrucción de la organización.

§-5. Uno de los artículos capitales de los Estatutos y Reglamentos del futuro partido ciberespacial hará constar que los cargos electivos son del partido, no de la persona, y esto será válido mientras la sociedad-cultura dominicana viva bajo la férula de un Estado clientelista y patrimonialista. Esta saludable medida tiene por finalidad política cortar de raíz el transfuguismo, hasta tanto no se apruebe una Ley de Partido Políticos que contenga tal disposición.

El Partido Ciberespacial adoptará las decisiones para el cumplimiento de esta disposición antidemocrática, que en la dictaduras tiene el propósito de cancelar simplemente, por la razón que sea, al funcionario electo, acción que beneficia exclusivamente al déspota, ya que sin una Ley de Partidos que frene semejante oportunismo no hay por el momento, para bien de la democracia y los derechos fundamentales de los sujetos, otra medida de más sensatez política que esta, a fin de evitar el transfuguismo de los oportunistas, efectivamente celebrados como héroes cuando pasan de un partido a otro a cambio de prebendas pagadas con el sudor y el dinero de los contribuyentes.

§-6. La necesidad imperiosa de construir un partido ciberespacial anticlientelista y antipatrimonialista en la sociedad-cultura dominicana ―para lo cual se aprovechará la experiencia política de Podemos en España y de otras organizaciones similares― se echa de ver en las noticias publicadas por el periódico Hoy en su edición del domingo 27 de diciembre de 2015.

§-7. Diez y ocho titulares del referido periódico, desde la primera plana hasta la página de opinión y los editoriales, así como la segunda sección del diario, son denuncias y quejas y aparecen apenas tres o cinco adhesiones que aplauden las acciones que emanan del poder clientelista y patrimonialista del Estado dominicano. Veamos algunos ejemplos: La noticia principal: “En 2015 la economía estuvo en alza y el bienestar en picada”; el tema de hoy en primera plana: “Prevé sombras en 2016 para la institucionalidad democrática” de nuestro país, por supuesto; también en primera plana: “Arquidiócesis extiende sus brazos hacia los necesitados”, o sea, la limosna publicitada de los fariseos, según Jesucristo, cuando es deber de un Estado anticlientelista que esto no suceda; en la misma primera plana: “Suben a 20 muertos en accidentes del 24 y 25” de diciembre, se entiende. En este Estado clientelista nadie respeta la ley 241 de Tránsito Terrestre; una noticia positiva para el clientelismo: “Leonel sigue dispuesto a dar más por el país”, pero lo que debe leerse es: “Leonel sigue dispuesto a embolsillarse  el país”.

En la página 4 se explica la noticia de primera plana: “Estudio revela crecimiento economía no se reflejó en calidad ni distribución”. ¿Cómo va a reflejarse en los pobres y la clase media si el principio de no distribución de las riquezas producidas por el país no se cumple y va a parar a manos de la minoría patrimonialista que se apropia de los bienes públicos? (Continuará).

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario