Nacionales Politica

Las camadas, Danilo y el poder (II)

Written by Debate Plural

Andres L. Mateo (Hoy, 9-11-11)

En su libro “Discurso y poder”, Teum A. Van Dijk dice: “El poder se basa en el acceso privilegiado a recursos sociales apreciados, tales como la riqueza, los empleos, el estatus o directamente en el acceso preferencial al discurso y la comunicación públicas”. Todos estos factores están siendo empleados por la camada que se ha formado alrededor de la gestión de gobierno del Presidente Fernández, para mantenerse en el poder.

¿Qué es lo que el poder intenta cambiar a fuerza de dinero, supremacía mediática, compra de conciencia, intimidación, manipulación de la miseria material y, en última instancia, fraude electoral?

Sencillamente la voluntad popular.

El Informe de Latinobarómetro es un buen punto de partida. El 66% de los dominicanos juzga desastrosa la gestión económica del gobierno, y la popularidad de ese ser que se cree un Mesías llega apenas al 36% (Leonel Fernández se pavonea escalando la estatura del mito, y sin embargo para sustentar su liderazgo necesita tener ventajas suciamente judaicas: el dinero de los contribuyentes, los camiones del plan social, la compra de tránsfuga, la manipulación de los medios, la corrupción y el cinismo).  En la encuesta creíble, la Gallup, el candidato opositor tiene 20 puntos de ventaja en los votantes que tienen la determinación de ir a votar, y en todos los índices de los estudios de desempeño de los organismos internacionales, la gestión del gobierno dominicano que encabeza Leonel Fernández es percibida como desastrosa.

Hay un fuerte impulso hacia el cambio, pero  un partido que  se ha transformado en una empresa económica de grandes proporciones, no cede tan fácilmente el poder.  Una camada impertérrita que ha brotado de los gobiernos del PLD,  cuyos  intereses económicos se han extendido a la importación de combustibles, a la construcción, a la importación de granos, al turismo, a las comunicaciones, etc., no abdica del poder que es fuente  de su riqueza únicamente porque la voluntad popular lo exprese. Ese “acceso privilegiado a recursos sociales apreciados” de que habla Van Dijk, ha transformado a la camada del partido en potentados, y convertido al partido en un Partido-Estado.

Con  las nominillas secretas de los Ministerios,  entre 300 y 350 mil militantes reciben fondos públicos, alcanzando a unos 18 mil millones de pesos lo que el Estado tiene que aportar para el funcionamiento de esa estructura política. Los senadores peledeístas le cuestan al Estado unos 1,500 millones cada cuatro años, y la corrupción se ha convertido en una fuente de acumulación originaria casi legítima. La entente económica que ha brotado de la gestión de Estado del PLD ha llegado incluso a competir con los sectores productivos tradicionales, y la camada que ha encabezado esta transformación ya desplegó todos los hilos para seguir en el poder.

La imposición de Margarita es el reconocimiento del poder de la camada, y la presencia de un Leonel Fernández que jugó a la reelección intentando violar su propia constitución recién estrenada,  y luego quiso imponer a su cónyuge como candidata; para acceder después a una  nominación vicepresidencial de su esposa, que es el cepo de Danilo y la contundente derrota de la democracia en nuestro país. Lo que la camada le ha quebrado a Danilo Medina es la ilusión del cambio, su única opción es asumir el discurso de la continuidad.

Pero lo que el país debe esperar es el intento de unas  elecciones manipuladas. El PRD, las opciones de izquierda, los partidos que terciarán en este torneo electoral deben saber que el fenómeno de la camada surgida de la constitución de un Partido-Estado es una seria mediatización de la expresión de la voluntad popular. Es la plutocracia emanada de la corrupción histórica de este país la que le dobló el pulso a Danilo Medina.

Lo que está ocurriendo con el Programa Solidaridad, la saturación mediática (por cada una mención de cualquier otro candidato hay 108 de Danilo Medina, sin sumar las promociones institucionales  del gobierno), las inauguraciones y los 40 mil millones  de Leonel, la jugada en el Departamento de Cómputos de la JCE, etc; todo presagia que lo que se pretende alterar es la voluntad popular, porque nuestra “democracia” es, en rigor, una plutocracia.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario