Nacionales Politica

Ya es hora de establecer relaciones diplomáticas con China continental

Written by Debate Plural

Carlos A. Gonzalez (D. Libre, 12-7-17)

La oportuna decisión de Panamá de cortar lazos con Taiwán para establecer relaciones diplomáticas con China continental nos obliga a considerar si nuestro país debiera hacer lo mismo. La República Dominicana es uno de los veinte países a nivel mundial, once de ellos en Latinoamérica y el Caribe, que actualmente reconocen a las autoridades taiwanesas como el gobierno legítimo de toda China. Por ello, el gobierno de la República Popular China se ha negado a establecer lazos diplomáticos con estos países, ya que de acuerdo con el Consenso de 1992 entre Taiwán y China continental se debe reconocer la existencia de una sola China.

Motivos ideológicos durante la Guerra Fría unieron inicialmente a estos gobiernos con Taiwán. Como aliados de los Estados Unidos en su guerra contra el comunismo, y con temor de provocar intervenciones militares estadounidense, los gobiernos de Centroamérica y el Caribe se acercaron a Taiwán y se distanciaron de China continental por ser un país comunista. Solo Cuba estableció relaciones diplomáticas con China durante los primeros veinte años de su existencia. Sin embargo, desde el final de la Guerra Fría, las consideraciones económicas han guiado cada vez más la política exterior de los países latinoamericanos.

Para nuestro país, la falta de relaciones diplomáticas ha perjudicado nuestro comercio y sobre todo poder captar inversiones de parte de China, la segunda economía del mundo. Aún con las restricciones impuestas por la ausencia de lazos diplomáticos, es indiscutible que China es un socio comercial mucho más importante que Taiwán. Gracias a los esfuerzos de la Oficina de Desarrollo Comercial Dominicana en Beijing, el comercio total entre República Dominicana y China aumentó a $1.27 billones en 2014, más de diez veces el valor de nuestro comercio con Taiwán. El acercamiento diplomático podría abrir las puertas del mercado chino a las exportaciones dominicanas y también de sus inversiones, así como lo hizo Costa Rica, hasta hace poco el único aliado diplomático de China en Centroamérica. Costa Rica tiene un balance comercial positivo con China y sus exportaciones constituyeron la mayoría (un 54%) de las exportaciones centroamericanas a China en 2013.

Aunque el comercio ha sido el principal motor de las relaciones chino-latinoamericanas, la inversión y el financiamiento chino jugarán un papel más destacado. Durante su visita a la región en 2013, el presidente chino Xi Jinping prometió invertir US$500 millones para desarrollar la infraestructura de sus socios diplomáticos. El establecimiento de relaciones diplomáticas daría acceso al gobierno dominicano a mayores inversiones y préstamos chinos.

El turismo sería otro sector que se beneficiaría. El mercado turístico chino es el más grande del mundo y por lo tanto debería ser un enfoque para el gobierno si es que queremos alcanzar la meta de atraer a 10 millones de turistas para el año 2020. Actualmente sólo 3,091 de los 6.5 millones de turistas que visitaron el país en 2015 fueron chinos, comparado con la visita de 756 taiwaneses. La falta de relaciones diplomáticas prohíbe que las agencias de turismo en China promuevan la República Dominicana como destino. A pesar de que Costa Rica se enfrenta a obstáculos similares para atraer al mercado chino, 12,161 ciudadanos chinos visitaron ese país el año pasado, cuatro veces la cantidad que visitó la República Dominicana. Esto nos da una idea de cómo las relaciones diplomáticas pueden incrementar el flujo anual de turistas chinos.

El status quo continúa a pesar de que una relación diplomática con China nos beneficiaría económicamente más que nuestra relación actual con Taiwán. Es conocido y documentado que Taiwán sostiene sus relaciones con los países en base a otorgar donaciones y proyectos que se prestan a manejos particulares, para mantener relaciones diplomáticas. Igual de significante es la falta de un movimiento político dentro del país que abogue por una relación más estrecha con China.

Durante los ocho años de gobierno del Partido Nacionalista (Kuomintang), Taiwán se ha beneficiado de su tregua diplomática con China, que impedía cortejar a sus respectivos aliados diplomáticos. La decisión de Beijing de establecer relaciones diplomáticas con Panamá es evidencia contundente de que la tregua diplomática ha terminado ahora que el Partido Democrático Progresista ha regresado al poder en Taiwán.

La fundación ideológica que inicialmente unió a República Dominicana con Taiwán ya no existe. Nuestros ciudadanos y empresarios se beneficiarían grandemente de una relación más cercana con China siempre y cuando nuestra relación sea guiada por un plan estratégico a largo plazo enfocado en infraestructura, energía, y comercio. Sólo con ello se garantizará que nuestro país entre en el concierto de las naciones que internacionalmente logran beneficios de ser aliado de una potencia económica de primer orden como es la República Popular China.

Carlos Adolfo González Sierra es estudiante de Maestría en Asuntos Globales en la Universidad de Tsinghua en Beijing, China, gracias a una beca Schwarzman.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario