Medio Ambiente Nacionales

“ Las universidades deben ser difusoras de la información del peligro que representa el cambio climático”: Rajendra Kumar Pachauri

Written by Debate Plural

El combate del cambio climático forma parte del Nuevo Orden Mundial. Se ha generado un consenso casi global para contrarrestar los efectos de este grave problema, considerado como la mayor amenaza medioambiental a la que se enfrenta la humanidad.

El Cambio Climático es la variación significativa y sistemática de los patrones locales y globales del clima, lo que puede ser ocasionado, tanto por factores naturales como por medio de actividades humanas.

Las emisiones constantes y en proporciones elevadísimas por parte de los países industrializados, entre otros abusos de los recursos naturales, están provocando preocupantes modificaciones del clima a nivel global, y las funestas consecuencias afectan con mucho más énfasis a las naciones en vías de desarrollo, como la República Dominicana.

El año pasado, en el marco de la Cumbre del Clima de París, los 195 países presentes acordaron trabajar unidos para limitar el aumento de la temperatura del planeta.

Pero los entendidos en esa materia coindicen en que esos valiosos esfuerzos no son suficientes para contener el avance peligroso de ese problema, ya que existen otros factores que deben ser integrados como parte de las acciones para enfrentar con mucho más éxito el cambio climático.

Aprovechando la presencia en el país del premio Nobel de la Paz 2007, Rajendra Kumar Pachauri, El Universitario buscó la opinión de esa autoridad mundial en cuanto al tema del cambio climático y sobre el papel que deben jugar las universidades para combatir con éxito el problema.

Para el experto, quien dictó una conferencia en la UASD con los auspicios de la Facultad de Ciencias de la Salud y la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), las universidades deben realizar una labor de difusión y de explicación sobre lo que significa el peligro que representa el cambio climático, para que los estudiantes entiendan todo lo relativo al fenómeno.

“Hay evidencias científicas que demuestran que el cambio climático es real. Entendemos que partiendo de la contundencia de esas investigaciones, las academias deben concientizar a sus estudiantes sobre ese grave problema para que lo entiendan y puedan ser parte de la solución”, dijo el investigador.

Pachauri advierte que el mayor peligro para las islas como la que comparte la República Dominicana con Haití, es la elevación progresiva del nivel del mar, lo que a su juicio no se detendrá en lo inmediato aunque se desarrollen acciones para reducir el nivel de emisión de gases de efecto invernadero, debido al que el sistema climático del planeta es afectado por una “inercia”.

“Otro de los impactos que el cambio climá- tico puede tener en las islas es en el plano de la salud, con la transmisión de enfermedades a través de vectores como mosquitos y otros insectos; también en la agricultura, porque va a impactar mucho en la producción de alimentos y en nuestros recursos acuíferos, que se verán afectados por el aumento del nivel del mar”, explica.

El reputado investigador, quien presidió durante 13 años el Grupo Intergubernamental de Expertos Sobre Cambio Climático del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), considera que existe un vínculo estrecho entre las medidas de adaptación al cambio climático y el desarrollo sostenible, al tiempo de manifestar que hay que procurar por todos los medios que la agricultura sobreviva a ese grave problema y que las personas vivan en casas que puedan resistir los eventos extremos que se producen como consecuencia de la emisión de gases de efecto invernadero.

“Porque, aparte de crear capacidad de mitigación, también hay que crear capacidad de adaptación. Hacer que la gente comprenda cuá- les son los riesgos para que puedan cuidarse a sí mismos. El cambio climático cambia los patrones de lluvia, y esto puede hacer cambiar el patrón del ciclo del agua, pero siempre y cuando estemos al tanto de cuáles son los impactos y de cómo podemos adaptarnos, va a ser posible un desarrollo sostenible”, apunta el experto.

Las contundentes evidencias científicas de que el cambio climático es real han provocado el primer acuerdo universal de las negociaciones climáticas, y a mediados del 2016, aparte de las promesas de reducción de los gases de efecto invernadero por parte de los 195 paí- ses participantes, las naciones desarrolladas se comprometieron a movilizar 100 mil millones de dólares anuales para combatir el problema.

“El incremento en el flujo financiero conducirá al mundo por el camino de la instauración de una economía baja en emisiones de gases de efecto invernadero, cuya sobreacumulación en la atmósfera por las actividades humanas ha desencadenado el cambio climático”, dice uno de los dispositivos del acuerdo de París 2016.

La magnitud de las consecuencias a que se enfrenta el mundo, como consecuencia del cambio climático, son impredecibles, ya que los pronósticos indican que el alza en el nivel del mar va a cambiar la geografía del planeta.

“Por ejemplo, la desaparición de las especies también crea un desbalance en el ecosistema a nivel global. En Estados Unidos ya se ha registrado la pérdida masiva de murciélagos que se alimentan de toneladas de insectos al año, por lo que ahora ya no están eliminando esos insectos y entonces esas enfermedades que traen consigo esos insectos afectan a la población”, expone Pachauri.

En este sentido es que cobra capital importancia el papel de las naciones poderosas en el combate de esta problemática, como las mayores emisoras de gases de efecto invernadero, las cuales pudieran convertirse en actores determinantes para cambiar el curso de los acontecimientos.

“Estos países deberían tomar el liderazgo en la lucha contra el cambio climático. Es una triste realidad que los países víctimas de esta problemática son aquellos que no han contribuido casi nada con las emisiones de gases de efecto invernadero y realmente no deberían ser tan responsables como los países desarrollados”, agrega.

El defensor del medio ambiente expresa con amargura que es una irresponsabilidad que los países desarrollados quieran ocultar que el cambio climático se produce como consecuencia de las agresivas actividades humanas, para que sus empresas sigan operando de espaldas a la sostenibilidad ambiental y continúen generando grandes ganancias.

La conciencia social debe cultivarse y promoverse con mucho énfasis, puesto que la agresión humana a la atmósfera es un factor a tomar en cuenta para combatir el problema.

“La conciencia humana juega un papel muy importante, porque nosotros debemos comenzar a preocuparnos por el futuro de nuestros hijos y también debemos preocuparnos por cosas que ni siquiera están pasando cerca de nosotros, porque es un problema muy global, es un problema del planeta entero”, sostuvo.

 

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario