Economia Nacionales

La transformación económica de la República Dominicana, 1870-1916

Written by Debate Plural

Jesus R. Navarro (D. Libre, 29-4-17)

 

LA JUNTA DIRECTIVA de la Academia Dominicana de la Historia (2010-2013), que presidió el Dr. Frank Moya Pons, tuvo la iniciativa de buscar tesis doctorales sobre historia de la República Dominicana, escritas en inglés y que estuvieran inéditas en nuestro idioma. La finalidad era, en primer lugar, traducir esas obras al español para que esos trabajos pudieran ser leídos por aquellos que no dominaran ese idioma; y en segundo lugar, dar a conocer en el país trabajos de investigación de altísima calidad académica, los cuales no habían tenido difusión local.

En el marco de esta iniciativa, después de un proceso de selección, se adquirieron más de 100 tesis doctorales de prestigiosas universidades, principalmente estadounidenses, entre las que se encuentran la Universidad de Yale, la Universidad de Harvard, la Universidad de Columbia, la Universidad de California (Los Angeles y Berkeley) y la Universidad de Stanford, entre otras. Seguidamente la Academia acometió a la traducción de las primeras tesis. Durante la presidencia de Moya Pons se publicaron las tesis de Julie Cheryl Franks, Transformando la propiedad. La tenencia de tierras y los derechos políticos de la región azucarera dominicana, 1880-1930; y la de Jesse Hoffnung-Garskof, Historia de dos ciudades. Santo Domingo y Nueva York después de 1950. A la vez que dejó en proceso de traducción varias tesis.

Las siguientes juntas directivas, presididas por Bernardo Vega (2013-2016) y en la actualidad por Mu-Kien Sang Beng, han seguido con ese programa de traducción y publicación. Fruto de esa continuidad institucional, se han publicado las tesis doctorales de: Humberto García Muñiz, De la Central Guánica al Central Romana. La South Porto Rico Sugar Company en Puerto Rico y la República Dominicana, 1900-1921; Allen Wells, Un Sion tropical: el general Trujillo, Franklin Roosevelt y los judíos de Sosúa; Paul Muto, La promesa ilusoria: La República Dominicana y el proceso de desarrollo económica, 1900-1930; Dennis R. Hidalgo, La primera inmigración de negros libertos norteamericanos y su asentamiento en la Española; y la de Francisco Febres-Cordero Carrillo, Entre Estado y Nación: la Anexión y la Guerra de Restauración dominicana (1861-1865). Una visión del caribe hispano en el siglo XIX.

La más reciente de esas tesis doctorales publicadas es la de Patrick Bryan, titulada originalmente en inglés como «The Transformation of the Economy of the Dominican Republic, 1870-1916». Fue defendida en la Universidad de Londres en 1977. Bryan es un historiador jamaiquino, profesor emérito en Historia de la Universidad de las Indias Occidentales en Mona, Jamaica. Sus intereses de investigación incluyen la historia social y económica del Caribe británico y español, sociedad y economía de la República Dominicana y minorías éticas en Jamaica. Entre sus publicaciones se encuentran: Philanthropy and Social Welfare in Jamaica (1990); The Jamaican People: Race Class and Social Control (2000); Inside Out and Outside In: Factors in the Creation of contemporary Jamaica (2000); y Aviation: The Jamaican Story (2003). Ha sido coeditor de los siguiente libros: Garvey: His Work and Impact (1991) con Rupert Lewis, y Not for Wages Alone: Eyewitness accounts of the labour rebellion in Jamaica (2003) con Karl Watson.

El libro, titulado en español como La transformación económica de la República Dominicana, 1870-1916, es una investigación centrada en un momento histórico de capital importancia para la República Dominicana. El auge económico ocurrido a finales del siglo XIX y principios del siglo XX en los centros de poder mundial, Europa y Estados Unidos, provocó una demanda de materias primas que incidió de manera directa en el incremento de las exportaciones dominicanas. Las inversiones de capitales extranjeros en la República Dominicana trajeron como consecuencia un avance tecnológico en el modo de producción del azúcar, producto que sustituyó al tabaco como la principal fuente de las exportaciones dominicanas.

Según las cifras que proporciona el autor, desde 1897 hasta 1916, las exportaciones dominicanas pasaron de $ 3,568,000 hasta $21,527,873; es decir, en menos de 20 años las exportaciones dominicanas se multiplicaron por seis. Los factores que favorecieron esa transferencia de capital fueron: tierra y mano de obra dominicana barata y su proximidad a los Estados Unidos de América, cuyo crecimiento industrial era formidable. Durante el período trabajado, la economía dominicana hizo una transición desde un sistema de cultivo del azúcar, que era procesada de forma limitada y que contaba con poco capital, hacia un «modo de producción moderno y de monocultivo, impulsado por las nuevas tecnologías y altamente capitalizado» (Bryan, 2016, p. 284). Esta economía de plantación, modificó la sociedad y economía del Sur y Sureste de la República Dominicana, a través de los enclaves azucareros que se establecieron en esos territorios llanos.

En cuanto a las relaciones internacionales, visto desde la perspectiva de la teoría de la dependencia, Bryan sostiene que el crecimiento de las plantaciones azucareras tuvo una influencia directa en las relaciones diplomáticas entre la República Dominicana y Alemania, Gran Bretaña y los Estados Unidos. Con respecto a este último país, la creciente inversión del capital estadounidense en el cultivo del azúcar, vino la cada vez mayor influencia de Washington en el Gobierno dominicano. Incluso, afirma el autor, que se «explican mejor» las causas que condujeron a la ocupación de 1916 y 1924, si se estudia el comportamiento económico dominicano a partir de 1870.

Para esta investigación el autor visitó varios archivos y bibliotecas, a saber: Public Record Office (Londres), Scottish Record Office (Edimburgo), archivos de la Universidad de Glasgow, el Archivo General de la Nación (Santo Domingo), archivos de Jamaica, National Archives (Washington), las varias bibliotecas y colecciones de la Universidad de Londres, Guildhall Library (Londres) y la West Indian Collection, Universidad de las Indias Occidentales, Mona, Jamaica. La obra está estructurada en 9 capítulos: 1) La economía y la sociedad dominicana hasta 1870; 2) La República Dominicana y la economía internacional, 1870-1916; 3) La agricultura campesina en el Norte, 1870-1916; 4) Los intermediarios; 5) La transición hacia la agricultura de plantación, 1870-1884; 6) La crisis azucarera de 1884 y sus consecuencias; 7) La consolidación del enclave, 1898-1916; 8) El trabajo; y 9) La tierra: aspectos legales y organizativos; y la prologa el Dr. Frank Moya Pons, quien brinda al lector una acertadísima presentación de la obra.

Invitamos a la lectura de este libro, precisamente con una cita textual de esa presentación; escribe el Dr. Moya Pons: «[el] lector interesado en la historia económica moderna de la República Dominicana y del Caribe, así como en los antecedentes a la ocupación militar estadounidense de este país en 1916, encontrará en este libro muchos datos nuevos, además de razonamientos originales, ideas e interrogantes que lo estimularán a proseguir sus lecturas y exploraciones acerca del pasado dominicano».

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario