Nacionales Sociedad

TC: Himno es patrimonio cultural e inmaterial RD

Written by Debate Plural

Wanda Méndez (Listín, 28-12-16)  

 

El Tribunal Constitucional estableció, mediante sentencia, que el himno dominicano es un patrimonio cultural inmaterial de la nación, y que por tanto está bajo la salvaguarda del Estado, que garantizará su protección, conservación y puesta en valor.

Consideró que aunque el reconocimiento o la declaratoria de la composición musical de José Reyes con letras de Emilio Prud’Homme como Himno Nacional es materia constitucional y, por tanto, responsabilidad exclusiva de la Asamblea Nacional Revisora, ésta última carece de facultad para modificarlo o cambiarlo, en virtud de su naturaleza inmutable de invariable y único.

Señaló que la Constitución aprobada el 26 de enero del 2010, en el artículo 33, atribuye la condición de Himno Nacional único e invariable a la composición de Emilio Prud’Homme y José Reyes.

Explicó que ese artículo debe ser interpretado en el sentido de que por ser único, no puede haber otro Himno Nacional diferente al de Prud’Homme y Reyes, aun cuando la diferencia se refiera solo a una parte de su letra o de su melodía.

“Por ser invariable, la modificación a su letra y su melodía le está vedada a los poderes y órganos constituidos del Estado dominicano, incluido el Tribunal Constitucional, erigiéndose así en una especie de cláusula inmutable o pétrea, con todas sus implicaciones”, advirtió el órgano constitucional.

El criterio del Tribunal Constitucional está contenido en las motivaciones de la sentencia 713/16, mediante la cual declaró inadmisible una acción directa en inconstitucionalidad que buscaba la modificación de tres estrofas del Himno Nacional dominicano, cuyo dispositivo dio a conocer la semana pasada a través de un comunicado.

El Tribunal Constitucional señaló que ese órgano está impedido de admitir la acción directa de inconstitucionalidad y de avocarse al examen de los argumentos en que se fundamenta, porque implicaría la violación de la norma sustantiva que le sirve de sustento a su propia existencia y a la responsabilidad de defender su supremacía juntamente con la protección de los derechos fundamentales y el orden constitucional.

“Quisqueyanos”
La acción en inconstitucionalidad, que fue presentada el 6 de enero del 2016 por el abogado Ernesto Alcántara Abreu, pretendía la eliminación del gentilicio “Quisqueyanos” y de la palabra “Quisqueya” en las estrofas 1, 4 y 9, respectivamente, del Himno Nacional. El accionante solicitó que el gentilicio “quisqueyano” sea sustituido por “dominicanos” y la palabra Quisqueya por “más mi tierra”.

En su fallo, el Tribunal Constitucional puntualizó que la palabra “Quisqueya”, raíz del gentilicio quisqueyano, constituye un patrimonio cultural del pueblo dominicano.

“Quisqueya, sonoro y poético vocablo aborigen, identifica la herencia indígenataína en la cultura dominicana y hace parte de una identidad nacional propia, ya que con ella se diferenció a los dominicanos etnológica y culturalmente de los habitantes de la otra parte de la isla”, explicó.


CANTO PATRIO

El Tribunal Constitucional argumentó que la misma composición musical de José Reyes, con letras de Emilio Prud’ Homme adquirió la condición de canto patrio entonado en todas las manifestaciones oficiales y ocasiones solemnes mediante la aceptación espontánea del pueblo.

Precisó que fue en ese sentido que el legislador ordinario declaró dicha composición “Himno Oficial de la República”, mediante la Ley número 700, de 1934.

Indicó que más allá de lo establecido por el legislador ordinario, el constituyente reformador de 1966, en el artículo 97 de la Carta Fundamental, proclamada el 28 de noviembre de ese año, estableció que “el Himno Nacional es la composición musical consagrada por la Ley No. 700, de fecha 30 de mayo de 1934 y es invariable, único y eterno”.

Agregó que a su vez la reforma constitucional del 26 de enero de 2010 consagró que “el Himno Nacional es la composición musical de José Reyes con letras de Emilio Prud’Homme, y es único e invariable”.

Subrayó que las declaratorias de “Himno Oficial de la República” y de “Himno Nacional” realizadas por el legislador y el constituyente, respectivamente, no le confieren carácter de norma jurídica a la referida composición, sino que se avienen al interés general de venerar, proteger y preservar esa obra artística.

Resaltó que como patrimonio cultural de la Nación, esa obra “recoge en su letra y su música los ideales, valores y aspiraciones que contribuyeron a forjar nuestra nacionalidad, yendo aún más allá la protección que por mandato del constituyente el Estado está obligado a ofrecer a través de la ley a la parte de la propiedad intelectual concerniente al derecho de autor, que en su aspecto moral pertenece de manera exclusiva e intransferible al autor de toda obra artística, así como de las demás leyes adjetivas que regulan su uso y sancionan su irrespeto”.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario