Nacionales Politica

Libertad sindical, derecho denegado

Written by Debate Plural
P. Reyes Rodríguez (Listin, 4-5-16)

La libertad sindical es un concepto casi en desuso en el sistema laboral dominicano, y  en riesgo están muchos de los derechos adquiridos de los trabajadores en el país.

Se habla de respeto a los derechos laborales y, sin embargo, trabajadores sindicalizados indican que hay empleadores que usan distintas acciones para reprimir cualquier asomo de organización, desde despido hasta cambios de turno, y hacer que los empleados de nuevo ingreso firmen una comunicación renunciando a afiliarse al sindicato.

Casos que muestran el problema

Dirigentes del Sindicato Progresista de Trabajadores de Pollo Cibao (Sitrapollo) cuentan que cuando se empezaron a organizar en el 2012 lo hicieron porque trabajaban en un área muy caliente y de ahí los mandaban a trabajar a las neveras o freezers a tirar sacos de pollos congelados y esto les estaba afectando la salud.

Ramón Ignacio (Arismendy), presidente de Sitrapollo, relató que cuando la empresa se dio cuenta de que se estaban reuniendo le pidieron a un supervisor que diera los nombres de quienes estaban propiciando el sindicato y el lunes siguiente cancelaron a ocho. “Después de eso a cualquier persona que veían con un papel y un bolígrafo en la mano, lo cancelaban y si hacían una reunión lo cancelaban”, detalló.

Además, cuenta, se negaban a darles permiso a los trabajadores aunque fuera por salud, por temor a que se fueran a reunir en el sindicato. Desarrollaron una campaña para convidar a los empleados para que no se sindicalicen, y a quienes no pudieron convencer los sometieron a trabajo nocturno permanente para así impedir que siguieran  afiliando a otras personas.

Ignacio refirió que lo único que le interesa al sindicato es mejorar las condiciones, tener más protección y medidas de seguridad. Cuenta que muchas mujeres sufren de diversas enfermedades ocasionadas por el trabajo a que las someten, ganando salarios que no pasan de RD$12,000. De igual forma, buscan lograr un convenio colectivo y obtener mejores salarios.

La experiencia de Sutrabarrick no es grata, ni buena, ya que desde su nacimiento en el 2010, la empresa se ha empeñado en negar su existencia, explicó su dirigente Jacob Colón. Relata que la empresa aceptó la existencia de la organización, previo a una conferencia que realizaría en Ginebra la Organización Internacional de Trabajo (OIT), bajo presión de ser denunciada a nivel internacional. Colón indicó que aún cuando aceptaron la organización tomaron acciones para impedir su funcionamiento, desatando persecuciones y realizando acciones desleales a la práctica de la libertad sindical.

El dirigente reveló que dentro de las acciones que ha tomado la empresa en contra del sindicato estuvo la cancelación de casi el 50% de sus directivos (de 21 lo redujeron casi a 10).

Sostuvo que han tratado de lograr con los ejecutivos de la empresa una negociación colectiva que beneficie a los trabajadores y la respuesta que obtienen es cada día más cancelaciones y acciones para impedir que los empleados de nuevo ingreso se afilien al sindicato. Agregó que también les dicen a los empleados que si se integran al sindicato no van a progresar y no van a conseguir ascenso en la empresa.

Reacción

Para contrastar informaciones dadas por los representantes de los sindicatos Sitrapollo (Sindicato Progresista de Trabajadores de Pollo Cibao); y Sutrabarrick (Sindicato Unido de Trabajadores de Barrick Pueblo Viejo); contactamos a las empresas Pollo Cibao y Barrick Pueblo Viejo, pero fue imposible comunicarse con la gerente de Recursos Humanos de Pollo Cibao, Ana Dici Méndez, a pesar de varios intentos y de haberle dejado mensajes con su asistente.

En el caso de la minera Barrick Pueblo Viejo, al gerente de Relaciones Públicas, Jorge Esteva, se le envió un cuestionario relativo al relacionamiento de la empresa con el sindicato y la respuesta enviada a través de la empresa de manejo de medios que les asiste fue que en ese momento no estaban interesados en opinar sobre el tema.

Ante ese panorama, fue consultado el presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), Rafael -Pepe- Abreu, quien expresó que la libertad sindical en el país es casi una utopía.

Atentan contra derechos

Abreu afirmó que en República Dominicana existen más de 500 sindicatos, pero que hay empresas que impiden que estos operen.“El peor empresario es el que no permite que exista el sindicato”, afirmó el veterano sindicalista, argumentando que los empresarios que aceptan y respetan el derecho que tienen los trabajadores a sindicalizarse son los que ejercen la verdadera responsabilidad social corporativa, “aunque se resista a los reclamos de los trabajadores, respeta el derecho que tienen a exigir mejores condiciones laborales”, dijo.

Agregó que una muestra de que se ha ido perdiendo el respeto a la libertad sindical es que en el país existen muchas empresas (grupos comerciales, ¥call centers¥) que se niegan a contratar mujeres por la protección que tienen en caso de maternidad y otras que no despiden a los empleados para no darles lo que tienen acumulado por cesantía, pero tampoco les aumentan sus salarios. “Ni los empleados quieren dejar su derecho perdido, ni la empresa los despide para no liquidarlos y esto es un atentado contra los derechos del trabajador consignado en la ley laboral”, sostuvo.

De igual modo, el presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD), Jacobo Ramos, afirmó que a pesar de que la libertad sindical es un derecho constitucional, en el empresariado existe una cultura de no permitir la organización de los trabajadores.

Ramos señaló que esta violación se da en complicidad, ya que cuando los trabajadores acuden a los tribunales encuentran jueces que fallan en contra de ellos, “casi en la totalidad de los casos”.

“Lamentablemente el sistema está diseñado para beneficiar a los empleadores y las instituciones del Estado que están llamadas a hacer cumplir la ley no hacen su trabajo”, señaló Ramos, destacando que para el movimiento sindical constituye una frustración que en el siglo XXI aún se esté luchando por lograr reivindicaciones básicas como es la libertad sindical.

Hay buenas empresas, pero pocas

Abreu indicó que aunque son muy pocas, existen en el país ejemplos de empresas con buenas prácticas en materia de respeto al derecho de sus empleados y que esto no implica que cedan a todos los reclamos que se hacen.

Debilidad
Las entidades públicas asumen tímidas acciones

Según explican los dirigentes sindicales de Sutrabarrick y Sitrapollo, el rol del Ministerio de Trabajo es muy tímido, se limita a la mediación entre la empresa y los sindicatos, y no toma acciones que obliguen a las empresas a respetar lo establecido en el Código Laboral. Indican que han tenido que recurrir a los tribunales nacionales e internacionales por la incapacidad que demuestra el Estado de hacer valer las conquistas logradas por los trabajadores.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Leave a Comment