Internacionales Politica

¿Facebook o ‘Fakebook’ en Australia?

Escrito por Debate Plural
Alfredo Jalife (La Jornada, 19-2-21)
Se fracturó la anglósfera con la batalla titánica de Facebook y Australia debido al proyecto de ley que obliga a remunerar los contenidos de noticias de los multimedia.
Google optó por arreglarse con News Corp de Rupert Murdoch. Los gigantes del Big Tech de Valle del Silicio también se fracturan con el apoyo de Microsoft al «periodismo independiente».
Un proyecto de ley en Australia, que obligaría a las plataformas a retribuir a los multimedia locales con alcance global, llevó a que Facebook, un gigante del Big Tech, tomase severas represalias que impiden la publicación de los contenidos informativos de los afectados.
Facebook anunció en su blog la drástica medida: «Enfrentamos una opción desagradable: intentar conformarnos a una ley que ignora las realidades de la relación (entre la red y los editores), o bien cesar de autorizar los contenidos informativos de nuestros servicios en Australia. Con el corazón pesado, escogimos la segunda opción«.
También el contenido de noticias internacionales estará prohibido para los usuarios de noticias de Facebook en Australia.
John Kehoe aduce que Facebook optó por la «opción nuclear«.
De inmediato la feroz prensa australiana, que pertenece a la atroz escuela británica en el seno de la anglósfera, afirmó que «Facebook se va a convertir en Fakebook«, como fustigó The Australian.
Un día después a la colisión del gigante del Big Tech —que forma parte del oligopolio GAFAM (Google/Amazon/Facebook/Apple/Microsoft)/Twitter—, las acciones de Facebook disminuyeron 1,51% y redujo su capitalización de mercado en 770.300 millones de dólares.
La batalla no es menor ya que casi el 60% del PIB de Australia equivale a la capitalización de mercado de Facebook.
Australia no es un país cualquiera dentro de la anglósfera: cuenta con una superficie de 7,7 millones de km2, con casi 26 millones de habitantes, forma parte del G20 y ostenta el treceavo lugar del ranking del FMI detrás de Brasil y antes que España con un PIB nominal de 1,33 billones de dólares.
Cabe señalar que entre los 5 principales gigabancos tenedores de las acciones de Facebook aparecen Vanguard, Fidelity, BlackRock y State Street, lo que presagia, en caso de no resolverse favorablemente su contencioso, una colisión en el seno del capitalismo financierista anglosajón.
El portal británico Daily Mail, presuntamente vinculado al MI6, arremetió contra la prohibición de Facebook de compartir las noticias con los australianos y pone en relieve la opinión del presidente de Microsoft Brad Smith quien sentenció que el Big Tech de Valle del Silicio tiene el «deber de apoyar el periodismo», por lo que exhortó a adoptar en EEUU una legislación similar a la de Australia.
El proyecto de ley de Australia —Media Bargaining Law— requiere que las plataformas retribuyan a las fuentes de noticias para exhibir su contenido: fue aprobada en la Cámara de Representantes la noche del 17 de febrero y será probablemente aprobada la semana entrante por el Senado.
Tanto Facebook como Google —que obtienen conjuntamente 81% de la publicidad online en Australia— se oponen en forma vehemente al proyecto de ley y aducen que no abarca plenamente la relación entre las compañías tecnológicas y las fuentes noticiosas.
En contraste a la posición vigorosa de Facebook, Google —que ostenta el 95% de las búsquedas por internet en Australia— optó por acuerdos con los grupos mediáticos que incluyen al poderoso News Corp del polémico Rupert Murdoch.
Business Insider juzga que Google «cedió a las presiones» y otorgará pagos «significativos» a News Corp de Rupert Murdoch, quien por cierto tiene 89 años y sopesa vender su emporio. Cabe señalar que, al cierre de la campaña presidencial en EEUU, Rupert Murdoch arrojó debajo del autobús a su aliado Trump para favorecer a Biden.
Se desprende que la épica batalla entre Facebook y Australia —la cuna del imperio multimediático de Rupert Murdoch: Fox News,Wall Street Journal, The Times, Sunday Times, The Sun, New York Post, The Australian y Sky News— fractura tanto a la anglósfera como al GAFAM/Twitter.
No existe comparación entre la capitalización de mercado de News Corp del emporio de los Murdoch (que valió hasta una película de James Bond) de 9.300 millones de dólares ni con Alphabet/Google ni con Facebook.
¡Solo Facebook vale 83 veces más que News Corp!
Aquí lo relevante es que 5 de los principales giga-bancos accionistas institucionales de News Corp son los mismos que los de Facebook.
Es ampliamente conocido el dramatismo de los multimedia de la anglósfera, como es el caso específico de Sydney Morning Herald que calificó la decisión de «estupefacta«.
George Frydenberg, ministro australiano de Finanzas, calificó las medidas de Facebook como «inútiles, autoritarias que van a dañar su reputación».
The West Australian reporta que también han sido afectados otros multimedia de la anglósfera: CNN, BBC, The Guardian, New York Times y hasta sitios de agencias del Gobierno de Australia, universidades y centros de emergencia.
Lo más irónico es que también fue autocensurada la página oficial de Facebook.
Un estudio de la Universidad de Canberra del año pasado expone que el 39% de los australianos usan Facebook para informarse de las noticias y un 49% para enterarse de la pandemia del COVID-19.
Paul Smith, editor en tecnología de Financial Review condena que «Facebook sacrifica la verdad australiana por los dólares globales» con el fin de «evitar crear un costoso precedente mundial» y cuya consecuencia es que «deja impotentes a los usuarios australianos frente a las peligrosas fake news«.
Financial Times, portavoz del financierismo globalista, contrasta «los diferentes abordajes dramáticos» de Google y Facebook que «marcarán un momento crucial para la industria de los multimedia«.
FT juzga que la «acción de Facebook tendrá impacto global» y prefiere el abordaje de Google al «extremista» de Facebook que padece «interrogantes sobre la credibilidad de su información», como juzga Paul Fletcher, ministro de Comunicaciones de Australia.
Críticos del arreglo de Google y News Corp juzgan que «beneficia primordialmente» al emporio de Murdoch cuando las «otras publicaciones carecen del mismo poder de negociación».
Sputnik ha sido muy generosa en abordar la batalla de Facebook contra Australia, mientras que llama la atención la distancia por la que ha optado la prensa china en referencia a la batalla titánica de Facebook y Australia cuando Canberra agudiza su confrontación comercial y geopolítica con Beijing.
Sea lo que fuere, Australia ha abierto 2 frentes: uno con Facebook y otro con China.
El grave problema radica en que los gigantes del Big Tech del Valle del Silicio conforman un oligopolio que carece de regulación legal.
La colisión de Facebook y Australia afecta el devenir de los rebasados multimedia frente a la omnipotencia del Big Tech del GAFAM/Twitter y que por lo pronto tiene ya repercusiones reverberantes en el Reino Unido, donde impera el emporio de Rupert Murdoch, y en EEUU, donde se ha desmarcado Microsoft.
¿Cómo reaccionará la Unión Europea, que de por sí es muy crítica del oligopolio del Big Tech del GAFAM/Twitter?
La tendencia tanto en el Reino Unido como en la Unión Europea es que el GAFAM/Twitter del Big Tech remunere a los multimedia por sus contenidos de noticias.
¿Cómo reaccionará la huérfana digital de Latinoamérica?

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */