Internacionales Politica

Se hunde la Sodoma y Gomorra de la política

Escrito por Debate Plural

Pablo Jofre Leal (teleSur, 8-1-21)

 

A diferencia de lo que dice Joe Biden, lo que hemos visto en el Capitolio expresa exactamente lo que es Estados Unidos. Está en crisis una democracia putrefacta.

Estados Unidos, el país del norte de América, o «Gringolandia», se muestra como aquello de lo que siempre ha tratado de huir: un país bananero. Este miércoles 6 de enero una insurrección de los sectores supremacistas – para nada sorpresivo pues se venía anunciando urbi et orbe – impulsados por republicanos y su líder radical Donald Trump ha conmocionado al país del norte. Esto, el mismo día que se debía ratificar el triunfo del mandatario electo Joe Biden, a la presidencia de Estados Unidos, mediante una certificación que incluso contó con la presencia del vicepresidente Mike Pence, que ha sido catalogado de traidor en las filas republicanas al sostener que constitucionalmente no podía impedir la mencionada certificación.

El faro de «justicia y democracia», como se nos ha vendido Estados Unidos, poco a poco va apagando la luz de este reflector que ya no es capaz de iluminar camino alguno, con la misma intensidad con que una mujer asaltante muere de un disparo en el interior del Capitolio y surgen las voces tratando de dilucidar si fue asesinada, si fue parte de un enfrentamiento, si es el costo que se paga por la defensa de los intereses que mueven a ese país.

En el plano externo, tiemblan sionistas y wahabitas pues su padre putativo está en crisis. Tiemblan los Guaidos y los Duque. Aumentan los tic y gestos poco armónicos de los Piñera y los Moreno en Sudamérica. Su referente político muestra sus grietas. A quién acudir? Y ahora quien podrá defendernos claman los políticos más vociferantes pero también los políticos chapulines (1) de nuestro continente. Pero ojo, el mundo en peligro porque la casta política-militar de este país, sus grupos de presión, suelen «salir hacia adelante» que es hablar de agredir o tratar de calmar las aguas internas sacudiendo las externas.

Hemos sido testigos de la expresión de sorpresa de periodistas, analistas, amantes del estilo de vida estadounidense, aquellos que transmitían desde las entrañas del monstruo con el pecho hinchado de mostrar a la «mayor democracia» el pasado mes de noviembre del año 2020, transmitir lo que está sucediendo ahora, con incredulidad. Y, no se cree porque no se ha analizado en profundidad la podredumbre que corroe las entrañas de esta sociedad o en verdad simplemente se ha banalizado el hecho que su modelo político está afincado sobre pies de barro.

Un periodista de la cadena pro-Partido Demócrata CNN con sede en Chile dice sentirse triste al ver «como no se respetan ninguna de las instituciones por parte de algunos extremistas trumpistas». Indudablemente para esta pléyade de periodistas formados en el formato gringo esto debe ser el acabose, ya la crisis total pues si sucede en Estados Unidos qué podemos esperar para el resto del mundo. Se acaban los referentes y los paradigmas.

Se lamentan los profesionales de la prensa, que la «pobre» Nancy Pelossi, líder demócrata y «feminista» sufra este atropello, en que desconocidos entran en su oficina como congresista violando con ello un sacrosanto lugar ¡¡¡ horror profanos ¡¡¡ Siempre con la superficialidad con lo menos importante. Lloren analistas, yanaconas y otros gringos lovers, periodistas chilenos de canales televisivos y medios radiales destinados a mantener la desinformación y la manipulación a la orden del día. Derramen lágrimas frente a aquellas imágenes que les hace recordar la enorme admiración que sienten por el mayor de los opresores del planeta y justifiquen lo que pasa asignándole la responsabilidad a un mandatario agónico y no a un sistema electoral caduco, una democracia restringida y los poderes y grupos de presión que permiten este malsano vínculo entre política y dinero.

Les recuerdo a cada uno de esos analistas, periodistas, investigadores, que su territorio natural es la patria grande pero los yanaconas suelen olvidarlo. El día martes 5 de enero se instaló la Asamblea Nacional en Venezuela como prueba de tranquilidad y los análisis sobre este hecho democrático estuvieron destinados a seguir desestabilizando el gobierno de Nicolás Maduro. Ninguna palabra a la oposición que cese ya sus ataques desestabilizadores, golpistas y destructivos. Lamentos por la muerte de una de las asaltantes al Capitolio que no recuerdo haber escuchado frente a las decenas de muertes en las protestas en Chile o las muertes diarias contra el pueblo palestino a manos del sionismo, de miles de yemenies a manos de la casa la saud. De miles de sirios, iraquies invadidos, agredidos por bandas militares apoyados por estos mismos «demócratas que » que hoy sufren el asalto de su capitolio. Bien por lamentar el sacrifico de una vida, pero el doble rasero no es aceptable.

El día miércoles 6 de enero del año 2020 Estados Unidos y su capitolio es asaltado por extremistas y sin embargo el lenguaje de estos analistas es tan medido, tan cauteloso que genera mi más profundo desprecio frente a su doble rasero, su hipocresía cuando se trata de uno u otro. No he escuchado a nadie sostener que Trump está incitando claramente un Golpe de Estado, que provoca esta situación llamando a sus partidarios para que interrumpan el proceso de traspaso del poder. Decenas de militares en el interior del Capitolio miles de proud boys (estos chicos orgullosos) en las afueras son la prueba de la suciedad que inunda esta democracia.

Congresistas de Estados Unidos instaron a Mike Pence a invocar la 25° Enmienda de la constitución estadounidense (2) para destituir a Donald Trump. Otros, analistas, líderes de opinión y legisladores han propuesto, que se inicie un juicio político contra el mandatario por incitar a la protesta a los manifestantes que irrumpieron en el Capitolio. “No podemos permitir que permanezca en el cargo”, escribió la parlamentaria Ilhan Omar. Ideas improbables por las tensiones que se podrían genera y que acrecienten la violencia política y social, que es muestra de lo incontrolable que es este todavía mandatario y la inquietud que genera su presencia que se hace eterna.

A diferencia de lo que dice Joe Biden, el presidente electo, lo que hemos visto en el Capitolio expresa exactamente lo que es Estados Unidos. Aquí está en crisis esta democracia putrefacta, que no da el ancho, que no satisface sus propias necesidades de cambios medulares. De mi parte, que se hunda la Sodoma y Gomorra de la política internacional y que se hundan todos aquellos periodistas y analistas impresentables, que avalan esta limpieza de imagen para el partido republicano (gran responsable de esta situación) direccionado los dardos a lo que llaman el TRUMPISMO pero, recuerden que desde las elecciones los republicanos no han tenido una postura clara de defensa de su débil democracia. Trump es el nombre principal pero senadores como Ted Cruz; Ron Johnson, Josh Hawley, Kelly Loeffler y un centenar de congresistas han llamado abiertamente a la insurrección y a desconocer el triunfo demócrata.

CNN trata de imponer una línea de análisis, Atlanta así lo ha definido en conjunto con el partido demócrata que le tiene la mano así a aquellos republicanos que se han distanciado de Trump. La orden es “hay que hablar de trumpistas no de republicanos, hay que salvar a la casta política estadounidense”. El concepto de análisis usando el término de Trumpistas, para salvar a un partido republicano que desde el inicio se alineó con Trump y que con este asalto al capitolio sólo muestra su cara fascista. Sobre todo ahora que los demócratas han empatado en número de senadores.

Crisis en un Estados Unidos acostumbrado a organizar, patrocinar, dirigir y llevar a cabo, permanentemente: Golpes de Estado, agresiones e invasiones, el país del destino manifiesto de los “valores democráticos que el mundo debería asumir” tiene hoy a las hordas bárbaras y supremacistas atacando el símbolo de esa democracia putrefacta. El problema para los demócratas y para aquellos que los apoyan es que el agónico Trump tienen sus fuerzas de apoyo intactas, tiene toda la intención de volver a postular en cuatro años más y desde la vereda de enfrente se dedicará a lanzar morteros, misiles, la artillería pesada para minar un gobierno al cual desconoce.

¿Cuántos morirán al final de la jornada? ¿Cuántos heridos? ¿Cuántas voces se levantarán pidiendo sanciones al gobierno bárbaro y antidemocrático que pretende dar un auto golpe? ¿Cuantas sesiones del Consejo de Seguridad habrá que llevar a cabo? Que se hunda la Sodoma y Gomorra de la política mundial. Necesitamos depurarnos que sufran los efectos de un golpe que sacuda sus cimientos y experimenten en carne propia lo que le han hecho a gran parte del mundo.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */