Internacionales Politica

Estados Unidos. “Trump no quiere perder y utiliza la Corte para invalidar votos”

Escrito por Debate Plural
Carlos Aznarez (Cubadebate, 5-11-20)

 

Para hablar de lo que está ocurriendo con las elecciones en Estados Unidos, donde se pelea voto a voto entre Joe Biden y Donald Trump, conectamos con la educadora popular y militante del Foro del Pueblo de Nueva York y de Alba Movimientos, Claudia de la Cruz. Con ella hablamos no solo de lo que puede significa uno u otro resultado sino también de las consecuencias para América Latina y el Tercer Mundo.

-Danos una primera reflexión sobre lo que ha sido estas elecciones que obviamente están siendo seguidas por todo el mundo.

-Desafortunadamente, lo que ha pasado acá en Estados Unidos ha dejado en vista pública, de manera nacional e internacional, precisamente cuál fallida es la democracia en este país, lo lisiada que es, la falta de preparación a nivel nacional de un proceso electoral donde millones de personas han salido a votar de una manera sin precedentes. Es muy importante ver precisamente la falta de preparación en relación a la supervisión de votos, que ha sido en este país una cuestión histórica, que tiene raíces en la industria de la esclavitud. Y no en la lucha que por muchas décadas se ha levantado en el sur de los Estados  Unidos y que ahora, en este momento en particular, se torna una lucha nacional. Este miércoles hubieron muchos estados donde la población salió a reclamar que todos los votos sean contemplados.

Esto es así porque se ha creado en lo que va de este año, una coalición antiTrump que es una coalición de las masas antifascistas, antirracistas y que ha tomado un liderazgo desde el partido demócrata. Esto último también explica porque el partido demócrata en la persona de Biden ha absorbido tantos votos. Son votos exorbitantes que no se habían visto jamás en la historia y tenemos que tener claro que esos votos no son a favor de Biden son en contra de Trump. Estos días salieron muchas personas a a las calles a reclamar que se continúe el conteo de los votos, hasta contar los últimos sufragios. Hasta este momento hay una expectativa de los estados que son claves para este proceso electoral. Hay todo un pueblo en expectativa, para saber que ha a de suceder en las próximas horas y probablemente hasta el día de mañana.

– Todo indicaría que está más cerca del triunfo Biden que Trump. Ahora Trump ha apelado a esto de judicializar las elecciones, es decir, acudir a la Corte Suprema, ¿en que se basa realmente este recurso que él hace? Más allá que resulte raro que este recurso de cantar fraude lo use el aparato de gobierno y no la oposición.

-Sí, es raro, si esto estuviera pasando en otra parte del mundo, los Estados Unidos estarían pidiendo que se observara la elección y ya habrían denunciado que es un golpe de estado. que se está atentando, esto es inaudito. Una cuestión realmente embarazosa para los Estados Unidos. Sí, aparentemente Biden está liderando este tema electoral. Pero sin embargo hay que aclarar que todavía puede ganar Trump. Puede ganar porque faltan estados claves en la elección que han sido históricamente republicanos. Entonces, aunque veamos que Biden tiene un gran número del total electoral, todavía puede, y eso tiene a todo el país atento, de que resulte ser así. Sin embargo, creo que el acto de Trump es un acto de desesperación, también de saber que hubieron muchos votos que se hicieron por correo y son boletas de personas ausentes, esos votos pueden beneficiar a Biden.

Trump no quiere perder. Hubo una jugada que se hizo muy clave, hace un mes, que fue poder elegir a la jueza que en este caso le da la mayoría a los republicanos en la Corte Suprema. Se está utilizando esta Corte para invalidar votos. Este proceso empezó antes del día de las elecciones. Entonces, en Pensilvania, por ejemplo, se le había pedido al Estado local que pusieran las boletas que llegaran por correo. aparte de las boletas que se estaban haciendo para el día de las elecciones, con la intención de contar esas boletas después del día de las elecciones para impedir que se invaliden votos. Eso ha sido una lucha que empezó varios días antes. La campaña de Trump ha llamado fraude al momento que se dijo que se iba a expandir la opción de elección, que es una cuestión totalmente legal que desafortunadamente no había estado activada, precisamente porque no había Covid 19, porque no necesariamente el pueblo lo utilizaba, esto es totalmente legal. Para la campaña de Trump fue una cosa que cerraba otra avenida para la votación en contra de Trump. Por eso han llamado fraude desde hace meses. Por eso, este ataque de Trump al proceso electoral y a la participación de las masas ha sido algo que se ha estado luchando fuertemente en contra desde hace muchos meses. El posicionamiento de que no iba a haber una transición pacífica lo dijo hace varios meses y lo está cumpliendo ahora.

– ¿Cómo ha sido el voto en la Florida donde Trump tenía tanta confianza? 

-Es que la Florida ha sido históricamente un territorio mayoritariamente republicano y eso se ve por la población cubana y venezolana. Estoy hablando de la población claramente trabajadora y no de quienes tienen el control y controlan económica, política y culturalmente lo que es la política y el vivir en la Florida. Es muy difícil que la Florida hubiese estado a favor del partido demócrata o Biden, es que históricamente ese territorio ha favorecido siempre a las políticas imperialistas y capitalistas de los Estados Unidos. Todo ese sentimiento antisocialista, que no respeta la soberanía de otros países, que representa con todo esta ideología, y esta cultura gringa, imperial de los Estados Unidos, desafortunadamente sale de la Florida. Es uno de los estados que le llaman territorios de lucha entre los partidos que siempre han privilegiado al partido republicano y a sus políticas. Entonces, no es sorprendente que esa población haya apoyado a Trump. Lo han venido apoyando desde que se presentó en la presidencia en el primer término, y en los pasados años apoyaron la política en contra de Venezuela y en contra de Cuba, que son determinante para este estado.

-Si gana Biden, ¿qué efectos podría tener para las relaciones Estados Unidos – América Latina. Si gana Trump ya sabemos, pero si ganara Biden, crees que cambiaría en algo las políticas de relaciones de política exterior no solamente con nuestro continente sino también con Medio Oriente y con otros países del Tercer Mundo? 

-No hay indicación de que realmente cambien esas relaciones por más conversaciones que puedan haber o que se puedan hacer. Lo digo particularmente porque el mismo Biden afirmó que él no plantea cambiar las políticas del partido Demócrata, que siempre ha tenido una política imperialista. Siempre se ha beneficiado de las guerras, incluso en el último debate que tuvieron Biden y Trump, él afirmó que tendría una mayor mano dura con China. O sea, esto es indicación precisamente de lo que plantea el partido Demócrata, de lo que es en si la estructura de los Estados Unidos en base a su relación con otros países. Es una relación de hegemonía, de control, de poder, de invasión, de extracción. Eso no va a cambiar. Cambiaría solamente si hubiera un tercer partido que fuera desde los pueblos, con otra visión del mundo, con otra visión del desarrollo económico que no sea basada en el extractivismo, y esa no es la realidad de Estados Unidos ahora. Tanto al partido Republicano como al partido Demócrata no les interesa la expansión de una ideología ni una política socialista. Ni de este continente ni del resto del mundo. O sea, van a continuar manteniendo relaciones fuertes y relaciones de querer controlar y romper la soberanía en Venezuela, en Cuba y en otros países.

-¿Cómo ves, en el caso hipotético de que ganara Biden, cómo influirá eso en los derechos de las poblaciones negras que han estado luchando contra el racismo, contra las migrantes, esas personas que también han sufrido la política de Estados Unidos? 

-Es importante decir que todo el mundo se está enfocando en el tema de ganar la presidencia, que es importante para todo el país claro. Pero las estructuras legales también son muy importantes para hacer avanzar las luchas nacionales, y desafortunadamente hay un control, como mencioné anteriormente de la Corte Suprema, que es mayormente republicana. Desde el Senado se está viendo que hay mayor control por parte de los republicanos también. Son espacios que son necesarios para hacer avanzar políticas y las luchas de estas comunidades que son históricamente marginadas. Entonces, aunque gane Biden habrá una lucha demasiado fuerte que se tendrá que forjar desde los movimientos y desde los espacios locales para poder mover la agenda de estas comunidades que históricamente han sido marginadas, como lo es la comunidad migrante en este país. De nuevo digo, cuando hablamos de los ataques que ha vivido la comunidad migrante de este país, ha sido por parte de los demócratas y por parte de los republicanos. También en el debate, vimos las conversaciones sobre la encarcelación de niños y niñas en las fronteras, esas preguntas fueron muy claves para las comunidades migrantes, se le preguntó tanto a Biden como a Trump. Primero a Trump sobre por qué había encarcelado a niños y niñas en las fronteras, y Trump hizo una pregunta muy clave: “Quién crees que generó esas cárceles”, y fue Obama quien creó esas cárceles, cuando Biden fue su vicepresidente. O sea, él participó de esas políticas. Entonces es importante tener eso en claro, que desafortunadamente el avance de esas políticas domésticas que puedan apoyar, que puedan hacer avanzar las luchas de las clases trabajadores, de las clases  históricamente marginadas en este país, no necesariamente son prioridad dentro de la agenda del partido Demócrata ni del partido Republicano

-¿Crees que gane quien gane, la calle va a seguir siendo ocupada por la gente, en esos estados donde la gente ha tomado conciencia y ha salido a exigir el conteo de los votos pero también antes a demostrar su protesta antirracista, antixenófoba y antifascista? 

-Sí, creo que va a seguir. Precisamente porque además de todas las ineficiencias del sistema, además de la falta de democracia del sistema electoral que hemos visto, también es notorio que el tema racista en este país está tan plasmado en la cultura, en la manera de relacionarse, en el mismo proceso de elección. Si observamos todos los estados rojos que votaron a favor del fascismo y a favor del racismo, estamos viendo algo muy segmentado en este país. Trump lo ha hecho muy efectivo en estos ultimo cuatro años, logró destapar esa supremacía blanca tanto estructural como cultural, como ideológicamente. También vemos que ante eso han salido miles y miles de personas a protestar y demandar justicia precisamente en contra del racismo, y se están produciendo choques en la calle precisamente por esa división que existe. A eso se le agrega también que ni los republicanos, no los demócratas tienen un programa que responda y que avance en las luchas de las comunidades de clase trabajadora que es la mayoría en este país. Todavía existe el tema del desplazamiento de las viviendas, todavía existe el tema de la falta de trabajo, la pérdida de beneficios de muchas personas, existe también el ataque a los derechos civiles y humanos de este país. Van a continuar surgiendo estallidos pequeños y grandes,  van a seguir las personas en las calles. De nuevo está el tema del terror policial, ya que la policía en muchos casos se está confabulando con estos grupos supremacistas blancos en contra de la población. El tema del Covid sigue siendo duro, están subiendo los números de personas infectadas, más sin embargo la gente está saliendo a la calle a protestar.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */