Cultura Nacionales

Retomemos a Duarte para fortalecer la identidad

Juan Pablo Duarte
Escrito por Debate Plural

Reina Rosario, Directora del Museo Nacional de Historia (Listin, 29-9-20)

 

He leído el edi­torial del pe­riódico Lis­tín Diario del sábado 26 de septiembre del presen­te 2020 titulado “La identi­dad nacional en decaden­cia” y me he animado a escribir estas líneas. En di­cha pieza el veterano perio­dista Miguel Franjul da de­talles de los niveles en que ha decaído de la identidad dominicana en los actuales momentos. Se trata de una inquietud con muchos nive­les de acierto.

La preocupación exter­nada por el editorial del Listín Diario la comparten muchos dominicanos y do­minicanas. Yo me siento es­tar dentro de ese colectivo por mi condición de ciuda­dana, por ser profesora uni­versitaria y por las funcio­nes acabo de asumir como directora del Museo Nacio­nal de Historia de la Repú­blica Dominicana.

Apenas con quince días en el puesto estamos confor­mando un equipo y traba­jando en lo que será el nuevo Museo Nacional de Historia. Sé que se trata de una tarea ardua para rearmar una insti­tución que fue cerrada al pú­blico desde el año 2005. Pero dentro de poco tiempo dare­mos apertura a una institu­ción totalmente renovada. Nueva porque su planta físi­ca está totalmente reconstrui­da. Nueva porque se inserta dentro de los cambios de la nueva gestión de gobierno. Pero, sobre todo, será un mu­seo nuevo porque estamos creando el cuerpo de una ins­titución que tenga tal nivel de compromiso con el país que se convierta en el rostro que debe presentar la nación en materia de difusión y fortale­cimiento de la identidad na­cional dominicana.

Es que, dentro del plan museográfico que estamos elaborando, uno de los ejes centrales será el de contribuir con el despertar de la con­ciencia y la identidad nacio­nal. Esto porque, desde que se nos consultó para dicha posición, el primer objetivo que nos llegó a la mente fue el de trabajar para lograr una institución en la que, cuando todo dominicano termine el recorrido del museo, sin dis­tinción de procedencia o cla­se social, comprenda el pro­ceso de construcción de la identidad del pueblo domini­cano, se identifique con ella y se sienta orgulloso de la mis­ma.

Juan Pablo Duarte

Los museos, aunque a ve­ces no se tenga conciencia de ello, siempre han sido es­pacios de diálogo interge­neracional. En el 2015 la UNESCO los definió como “espacios para la transmi­sión cultural, el diálogo in­tercultural, el aprendizaje, el debate y la formación; los museos desempeñan tam­bién una importante fun­ción en la educación (formal y no formal, y el aprendiza­je a lo largo de toda la vida), la cohesión social y el desa­rrollo sostenible. Los museos encierran un gran potencial de sensibilización del públi­co acerca del valor del patri­monio cultural y natural y la responsabilidad de todos los ciudadanos de contribuir a su cuidado y transmisión”.

La responsabilidad asu­mida de dirigir la conforma­ción de dicho museo no es una tarea unilateral, sino de un equipo de personas ex­pertas que serán consulta­das. Claro, también estare­mos en la total disposición de recibir sugerencias de quie­nes entiendan que pueden aportar cualquier idea, pie­zas o documentos históricos. Nuestro compromiso en todo momento será el de mostrar la historia dominicana con el mayor apego a la verdad. Sin tergiversaciones ni inter­pretaciones interesadas. Nos guiaremos por el Código de Deontología elaborado por el Consejo Internacional de Museos (ICOM), que “pro­mueve la responsabilidad social, la independencia y la libertad científica, la toleran­cia, y el respeto mutuo, sin comprometer los estándares profesionales de los museos”.

Tradicionalmente en la República Dominicana han existido dos maneras de en­tender la cultura y la identi­dad nacional. Una de ellas ve la identidad como algo está­tico, acabado, y con un ape­go a los monumentos cons­truidos en el pasado lejano. La otra manera está en los que ven la cultura de forma dinámica, como algo que se transforma. Algo que se va enriqueciendo continuamen­te dentro de la diversidad de nuestra sociedad caracteri­zada por las tres raíces que le dieron origen: la aborigen, la española y la africana; enri­quecida constantemente por inmigrantes de muchas otras latitudes procedentes de to­dos los continentes.

Nuestros jóvenes deben ser formados con conciencia plena de la diversidad local para que asuman ese conglo­merado que llamamos Repú­blica Dominicana. Al mismo tiempo, cada miembro de ese conglomerado debe dar y es­perar un trato igualitario y fraterno. El Museo Nacional de Historia pretende contri­buir a formar a nuestros jóve­nes para reproducir conduc­tas a favor de la dignidad de todo el pueblo dominicano y promover valores. Digni­dad y valores establecidos en la Constitución del país don­de se enarbola un trato igua­litario a todos; libres de sen­timientos discriminatorios y excluyentes.

La dominicanidad debe ser vista como un todo. No es posible imaginar al pue­blo dominicano excluyen­do una parte de ese todo. La educación de calidad para todos es el medio ideal para promover los cambios que debe alcanzar la sociedad dominicana y a ello con­tribuirá el Museo Nacional de Historia para canalizar la inquietud de personas co­mo el veterano periodista Miguel Franjul y como tan­tos dominicanos más. De esta forma ser dominicano, ser dominicana, debe ser al­go más que guardar el de­bido respeto a los símbolos patrios, valorar los ritmos que nos han dado a conocer internacionalmente (me­rengue y bachata), consu­mir el sancocho y jugar pe­lota; también deberá estar ligada a una visión de igual­dad para todos.

Lo que hemos planteado tiene mayores posibilidades de realización si retomemos a Duarte para fortalecer la identidad nacional. Cuando esto suceda, estaremos cons­truyendo una identidad co­mo la pensó y la soñó, como la sintió, la enseñó y la ejecu­tó Juan Pablo Duarte. Así lo legó el padre de la patria en un hermoso poema titulado “El criollo” con una estrofa que recoge la diversidad que somos como pueblo cuando dice: “Los blancos, morenos, cobrizos, cruzados, marchan­do serenos, unidos y osados, la patria salvemos de viles tiranos, y al mundo mostre­mos que somos hermanos”.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */