Internacionales Politica

Estados Unidos crea una red de aliados de la OTAN árabes y asiáticos

Escrito por Debate Plural

Leonid Savin (gEOPOLITICA, 13-10-20)

 

Recientemente Estados Unidos ha intensificado su actividad militar y política en varias áreas. Además de que el foco principal del Pentágono estaba en Oriente Próximo y Afganistán bajo el disfraz de combatir el terrorismo y en Europa para «contener a Rusia», en los dos últimos años ha aumentado notablemente la actividad en la región del Indo-Pacífico, que está asociada con China. Pero a principios de octubre, Estados Unidos hizo repentinamente presencia en el Norte de África.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, visitó los países del Norte de África y el mar Mediterráneo: Marruecos, Argelia, Túnez y Malta del 29 de septiembre al 4 de octubre. En Túnez y Marruecos se firmaron importantes documentos de cooperación bilateral, las llamadas «hojas de ruta» sobre cooperación en el ámbito de la defensa y la seguridad (1).

Estados Unidos prometió asistencia a Túnez para garantizar la seguridad de las fronteras, que pueden verse amenazadas por la vecina Libia. Y para Marruecos, se aplica una opción similar, pero en la región del Sahel. El acuerdo prevé la cooperación durante los próximos diez años.

Las áreas prioritarias también incluyen el fortalecimiento de las capacidades militares, la profundización de la interoperabilidad, la mejora de la preparación de la fuerza y ​​el apoyo al papel de los países en el mantenimiento de la seguridad regional.

Se concede gran importancia al ejercicio del “León Africano” (2), que, según la visión estadounidense, debería ser un proyecto atractivo para los participantes de todo el continente africano.

En su discurso durante su visita en Rabat, Mark Esper señaló que «el Reino de Marruecos y los Estados Unidos están trabajando juntos para promover la seguridad, la estabilidad y la prosperidad para nuestros objetivos comunes y nuestros pueblos», y señaló que su país está impulsado por el deseo de «fortalecer continuamente sus fuerzas y un compromiso de larga data con África y especialmente con Marruecos, el aliado estratégico de Estados Unidos fuera de la OTAN, que es la puerta de entrada al continente africano». El secretario de Defensa de Estados Unidos dijo que estaba «seguro» de que los dos países «seguirán siendo aliados y socios estratégicos para las generaciones futuras» (3).

Al mismo tiempo, Marruecos no reconoce los acuerdos entre Israel y los EAU con la mediación de Estados Unidos. El rey Mohammad VI dijo que «cualquier intento de socavar el estatus de Jerusalén no es aceptable» (4). Los emisarios de Washington intentan ignorar tales «malentendidos» y enfatizan lo que el interlocutor está interesado en escuchar.

Entonces, hablando en Túnez, Esper declaró abiertamente que «nuestros competidores estratégicos, China y Rusia, continúan intimidando a sus vecinos y extendiendo su influencia autoritaria por todo el mundo, incluido este continente» (5). Por supuesto, dado que Marruecos es un reino, se supone que no había ni una pizca de autoritarismo en este país durante el discurso de Esper.

En Argelia, la visita se limitó a las negociaciones. No se firmaron documentos. Teniendo en cuenta que Argelia es un cliente de Rusia desde hace mucho tiempo en el campo de la compra de varios tipos de armas, este sondeo por parte de un funcionario estadounidense de alto rango significa intentos serios de interferir con los problemas de seguridad regional. Dada la declaración del nuevo presidente de Argelia, Abdelmajid Tebun, de que el régimen anterior ya no existe, Estados Unidos ve esto como una oportunidad para restablecer las relaciones con ese país y fortalecer su influencia.

Cabe señalar que anteriormente Mark Esper voló a Israel, donde se reunió con el ministro de Defensa, Benny Gantz, y prometió mantener todas las prioridades que Estados Unidos tradicionalmente mantenía para Tel Aviv en relación con otros Estados de la región (6).

De hecho, inmediatamente después de la gira de Esper, tuvo lugar una reunión del Diálogo de Seguridad Cuatripartito (Quad), que tuvo lugar del 4 al 6 de octubre en Tokio. Este diálogo incluye a Estados Unidos, India, Australia y Japón, y fue iniciado originalmente por el primer ministro japonés Shinzo Abe en 2007 durante la crisis de las relaciones con China. Ahora la agenda anti-China está de vuelta con bastante vigor, pero ahora la promueve más Estados Unidos que Japón.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien asistió a la reunión, dijo que las acciones cada vez más agresivas de China en la región la hacen más importante que nunca para los cuatro países del Indo-Pacífico. También dijo que «es más importante que nunca que trabajemos juntos para proteger a nuestra gente y socios de la explotación, la corrupción y la coerción por parte del PCCh» (7).

Alexander Neal, un analista de seguridad de Asia-Pacífico con sede en Singapur, dice que la «verdadera razón» del impulso del Quad es «comprar a la India». “En los últimos años, ha habido muchos rumores de que el Quad se convertirá en un organismo formal. Pero se ha visto limitado, en particular con la India, que es un partidario tradicional del Movimiento de los Países No Alineados. Estados Unidos, por otro lado, ha sido bastante consistente en sus mensajes bajo el presidente Donald Trump. Las acciones de China no sólo conducirán a su autoaislamiento, sino que también inducirán a amigos y aliados de ideas afines a unirse. Los cuatro son una manifestación de tal proceso» (8).

Según Neil, Beijing «acusará a Estados Unidos de mantener las ideas y la mentalidad de la Guerra Fría» y de construir alianzas «para reprimir el desarrollo legítimo de China».

China, por otro lado, describió a los cuatro como una «camarilla exclusiva» cuyas acciones están dirigidas contra terceros (9).

Si Australia sigue tradicionalmente el camino de Estados Unidos, la interacción más estrecha con la India será un desafío tanto para sus vecinos regionales como para Rusia, que ha sido un socio tradicional durante muchos años, en particular, suministrando varios sistemas de armas. Con la intensificación de los contactos con Estados Unidos, Nueva Delhi se centrará más en los proveedores estadounidenses. Y una participación de la India de forma más formal en el Quad u otras iniciativas estadounidenses significarían síntomas del colapso del Movimiento de los Países No Alineados.

Se cree que el nuevo primer ministro de Japón se enfrenta a un acto de equilibrio más delicado. Tokio está viendo mejores relaciones con Beijing, pero también mantiene estrechos vínculos con Estados Unidos, India y Australia. Yoshihide Suga dijo a los periodistas el 5 de octubre que se esforzaría por «promover una región Indo-Pacífico libre y abierta» y «construir relaciones estables con los países vecinos, incluidos China y Rusia».

Si a este marco de cooperación con los países árabes y norteafricanos y el formato del Quad le sumamos el área transatlántica con el bloque de la OTAN, veremos que Estados Unidos está tratando de construir una especie de red de alianzas que comienza desde el Atlántico occidental y termina en Extremo Oriente a través del nodo afroasiático. Este eje divide la Isla del Mundo (según la expresión de Halford Mackinder, que incluye Eurasia y África) en dos partes y afecta al Rimland, una zona costera que siempre ha atraído a los estrategas estadounidenses.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */