Internacionales Politica

¿Qué pasará si Trump no acepta los resultados electorales de EEUU?

Escrito por Debate Plural

Hispantv (5-10-20)

 

El enunciado de Trump de que, si el resultado de las elecciones no le da la victoria, se negaría a dejar el cargo, y su contagio de la COVID-19 dejan en vilo a EE.UU.

Hay muchas probabilidades de que, si Donald Trump no logra un segundo mandato presidencial en los comicios del 3 de noviembre, ponga entre las cuerdas el sistema electoral del país, intente alentar a sus seguidores más fervientes a que salgan a las calles a protestar ante el eventual triunfo de su rival demócrata, Joe Biden, y todo esto podría desembocar en revueltas violentas que creen un ambiente propenso a revertir el resultado en los tribunales.

Un escenario, que, de hacerse realidad, supondría una grave crisis para todos los sectores político, social y económico de EE.UU., que al ser la primera superpotencia, dejaría en evidencia a los ojos de la comunidad internacional su fragilidad por los antojos de un magnate arrogante y ansioso de acaparar el poder.

Kelt Wilms, exvicepresidente del Consejo Económico Nacional, llegó a señalar que los mercados financieros deben prestar especial atención a la posibilidad de una controvertida elección presidencial y una desafiante conclusión.

Estados Unidos podría sumergirse en una situación desastrosa, si el candidato perdedor se niega a aceptar el resultado, o incluso cuestiona la legitimidad de las elecciones” dijo Wilms en una entrevista a la cadena CNBC, refiriéndose a comentarios de Trump, quien evitó dar una respuesta clara a la pregunta de si estaba dispuesto a aceptar el resultado de los comicios, si los pierde.

La postura del mandatario republicano ha generado muchas preocupaciones en la clase política por considerar que podría tratarse de un ataque frontal a la democracia y vulnerar el controvertido y costoso proceso de transición de poder en Estados Unidos.

“Creo que el tema de una transferencia pacífica de poder en EE.UU. es un tema serio y significativo, y los mercados deben enfocarse en eso”, explicó Wilms para luego añadir que durante los últimos dos meses ha presenciado giros dramáticos en la campaña electoral.

“En primer lugar y, en el contexto actual, algunas estadísticas de la Reserva Federal sugieren que la economía está creciendo hasta cierto punto y se está recuperando. Esto en sí mismo fortalece la posición de Trump ante las próximas elecciones”, dijo el entrevistado.

Además, añadió el presidente se encuentra bajo intensa presión para reemplazar a Ruth Joan Bader Ginsburg, la jueza de la Corte Suprema recientemente fallecida. Si consiguiera sustituirla con un magistrado conservador, podría aumentar sus posibilidades de impugnar los resultados electorales, de no favorecerle.

En los últimos días, demócratas y republicanos se han visto envueltos en una controversia generalizada sobre el puesto vacante de la Corte Suprema, y esto les ha llevado a centrarse menos en cuestiones vitales como proporcionar paquetes de estímulo económico a los estratos más pobres frente a la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

Los analistas financieros creen que la economía estadounidense se ha visto gravemente afectada por el nuevo virus, de ahí que necesite cada vez más apoyo e incentivos del Gobierno.

“Creo que el paquete financiero y el estímulo económico que deben implementarse para hacer frente a los estragos del coronavirus son retos serios”, enfatizó Wilms, dejando claro que no se debe olvidar que el clima político en Washington es altamente tóxico y politizado, y pocos prestan atención a las necesidades del pueblo estadounidense.

En este momento, comentó, tanto los demócratas como los republicanos están trabajando contra reloj para tejer estrategias que debiliten a la parte contraria a fin de que su candidato salga ganador con los votos depositados en los centros electorales, que se abrirán el primer martes del mes de noviembre. Eso sí, en caso de que no haya ninguna circunstancia extraordinaria que impida la celebración de este evento tan crucial.

“Lo importante aquí es que el pueblo estadounidense sea consciente de que si aumenta la intensidad de la controversia y los desafíos en la política interna de EE.UU., bajo la influencia de las elecciones, se intensificará el grado de ambigüedad, y la economía y la política estadounidenses afrontarán diversos problemas que, en última instancia, podrían tener un impacto muy negativo sobre la población”.

Tenido en cuenta que el mandatario, tras anunciar en la madrugada del viernes que él y la primera dama, Melania, habían contraído el nuevo coronavirus y, pese a que en un principio presentaban síntomas leves, el estado de salud del líder republicano se empeoró a lo largo de la jornada de sábado, al punto de que lo han tenido que trasladarlo a un hospital militar para tratar su afección respiratoria y someterlo a una cuarentena. Esta circunstancia excepcional podría trastocar toda la agenda electoral.

Es cierto que todavía es muy pronto para que el bipartidismo estadounidense mueva fichas ante la posibilidad de que Trump no solo no esté en condiciones de seguir la intensa campaña electoral dentro de dos semanas, sino que incluso tenga que retirarse por su débil estado físico.

Quedan por delante dos semanas de incertidumbre política ante la cuarentena obligatoria del inquilino de la Casa Blanca. Entretanto, los republicanos se mantienen expectantes a ver cómo evoluciona la salud de su aspirante a la reelección antes de decidir si pujan por suspender los comicios o presentan a otro candidato que pueda hacer sombra a Biden.

Aunque todo apunta a que, si se diera el caso de que el líder republicano tuviera que abandonar sus funciones y la carrera presidencial, su vicepresidente, Mike Pence, sería el que asumiría el mando interino del país, conforme contempla la Carta Magna, y quién sabe podría ser designado por sus correligionarios a postularse a la Presidencia de Estados Unidos.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */