Nacionales Politica

Temístocles, Toca y Simón Lizardo: en un escándalo que podría llevarlos a la cárcel

Escrito por Debate Plural

Una olla de grillos destapada por Ito Bisonó envuelve a Temo, Toca y Lizardo en dudosa compra-renta edificio MICM

 

El Correo.do (7-9-20)

 

Todo marchaba con la discreción que debe observar cualquier desacuerdo que llega los tribunales, hasta que el nuevo ministro de Industria, Comercio y Mipymes, (MICM), Víctor-Ito-Bisonó, destapó una caja de Pandora el pasado 25 de agosto al solicitar la revisión del contrato millonario de alquiler de la sede de esta institución “para hacer valer cada centavo”.

Durante más de tres años la población ha venido escuchando los problemas surgidos entre los constructores de la Torre Empresarial Integral, edificación localizada en la avenida 27 de Febrero, de la capital, el Banco de Reservas y el MICM, cuya sede funciona desde allí, de manera rentada.

El contrato de alquiler con opción a compra fue firmado el 17 de enero de 2017, por parte del MICM, a través del Banco de Reservas, que había adquirido el inmueble en una operación nada transparente, por la suma de US$31 millones, de los cuales US$29 millones eran para el pago del edificio y los restantes dos millones de dólares para equipamiento y realizar algunas mejoras interiores.

En un engorroso expediente figura la operación como una ejecución de financiamiento no saldado por los constructores, a quienes del banco reembolso la parte sobrante de dicha transacción.

El primer desembolso fue hecho 14 días después -el 31 de enero-, pero de RD$661,399.622.66, como saldo del precio de venta, “en franca violación al párrafo IV del artículo primero del contrato”.

La fecha de entrega fue fijada para el 28 de febrero siguiente, con la salvedad de que, si a esa fecha no estaba disponible, se establecería una penalidad diaria de RD$25,000. Al no cumplirse con este último pacto, al total del pago original se le descontaron los días que siguieron a la fecha programada.

Pero de todas maneras el Banreservas compró el inmueble y el MICM trasladó sus oficinas a su nuevo domicilio, pagando una elevadísima renta millonaria cada mes.

De ahí en adelante, los tribunales han servido el escenario para dilucidar las querellas correspondientes, interpuestas para tratar de determinar quién o quienes tiene(n) la razón.

Los constructores

El conflicto entre los vendedores del inmueble se origina porque los ingenieros Fredy Pérez, Publio Silfa Valencia, Ramón Andújar Ramírez y el ahora senador Carlos Gómez Ureña, suscribieron un contrato de sociedad en fecha 18 de agosto del 2004, para la construcción del proyecto Torre Empresarial Integral.

De conformidad con el contrato, el costo total de la obra seria US$5,647,238.11, de los cuales Gómez Ureña invirtió a la firma del contrato la suma de US$1,063,988.09, equivalentes a RD$44,687,500.00 (a la tasa del momento), correspondiente al 50% del costo del terreno, excavación, bote y estudios del mismo.

Los abogados de Gómez Ureña refieren en un voluminoso expediente que “el edificio fue vendido por un monto de 1,354 millones de pesos, de los que 66 millones se abonaron a la Dirección General de Impuesto Internos”, pero que su cliente, promotor de la obra, no percibió la suma de 130 millones de pesos que le correspondía por la transacción.

Agregaron que Pérez, Silfa y Andújar “estaban en la obligación de entregarle esos beneficios a su cliente, tal y como figuraba en el contrato, y no cumplieron. Hubo una distracción” de ese dinero, de la que se deriva ese abuso de confianza, según alegan.

En defensa de Freddy

Ante el sometimiento a los tribunales del ingeniero Freddy Pérez, el empresario del sector de construcción, Alberto Vargas, salió en defensa de la honorabilidad y pulcritud con que se ha manejado el imputado, en la Constructora Diseño Integral, la que opera junto a sus socios, Andújar y Silfa.

Vargas atribuye a sectores malintencionados para empañar la imagen que de Pérez, del que dijo ha construido durante más de 40 años ininterrumpido.

Desglose de la compra

El monto de la compra fue por RD$1,464,750,000, equivalentes a US$31,000,000, a los que se les restaron RD$705,618,953.21, por concepto de deuda de los vendedores con el Banrservas.

También, se dedujeron RD$94,500,000 por deuda de adelanto para adecuar el edificio entregados por el MICM, así como otros RD$3,231,424.13, del pago de Impuesto Patrimonio Inmobiliario (IPI).

Fue por las anteriores razones por las que se les entregó el saldo restante de RD$661,399,622 antes citado.

La diferencia en el reparto de los fondos restantes se basa en el reparto de los restantes RD$68,329,228 millones de utilidades, luego de sumar los gastos generales (capital de inversión, 6% de comisión, a la DGII, entre otros).

Temo Montás baila

En los expedientes que los abogados de Gómez Ureña han encaminado tanto por ante la Fiscalía del Distrito Nacional como de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), han estado bailando los nombres de los ex ministros de Industria, Juan Temístocles Montás y Nelson Toca Simó, en cuyas gestiones se manejó la operación.

Alguien vociferó que se le habían entregado dos millones de dólares al ahora presidente interino del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) para viabilizar la operación, lo cual fue negado por el indicado, quien amenazó con demandar por difamación e injuria a quienes lo alegaran.

Incluso, Montás emplazó a los abogados de Gómez Ureña a desmentir la especie, lo cual se quedó en un limbo. Quizá en el mismo limbo del expediente por la operación Banreservas-MICM-Integral-Carlos Gómez, el cual reposa en alguna gaveta del Pepca a la espera de un mejor ambiente.

 

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */