Internacionales Politica

Obstáculos en una carrera por la reelección presidencial

Escrito por Debate Plural

Oscar Oramas Oliva (Sin Permiso, 21-8-20)

 

La editorial Simon & Schuster continúa su saga anti-Trump y publicará un tercer libro, el 15 de septiembre que devela la correspondencia entre los dirigentes de la República Popular de Corea y de Estados Unidos.

El líder norcoreano Kim Jong Un calificó su relación con el presidente estadounidense, Donald Trump, de «película fantástica. La relación entre los dos líderes ha estado en el centro de la diplomacia entre Washington y Pyongyang, fluctuando entre insultos y amenazas de guerra hasta una declaración de amor de Trump.  Para este trabajo, el célebre periodista estadounidense de investigación Bob Woodward consiguió las 25 cartas «nunca publicadas hasta ahora» que se intercambiaron los dos dirigentes.

La agencia Prela informó el 13 de agosto que el presidente estadounidense, Donald Trump, arremetió hoy contra candidatos republicanos al Senado que se han mantenido alejados de él, al predecir su derrota electoral si siguen sin mostrarle apoyo.

En una llamada telefónica a un programa de la cadena de televisión Fox News, el jefe de la Casa Blanca dijo que los miembros de su partido político retomarán el control de la Cámara de Representantes, el cual perdieron en 2018, a pesar de las pocas encuestas que apuntan a esa dirección.

Pero, según el jefe de la Casa Blanca, podría ser más difícil para la fuerza roja mantener la escasa mayoría con la que cuenta en la Cámara Alta.

Estamos luchando muy duro en el Senado. Seré honesto, el Senado es difícil. Tenemos un par de personas que no apoyan a Trump tanto como deberían y esas personas perderán sus elecciones, añadió el gobernante, quien suele arremeter contra quienes lo critican o no le muestran un apoyo total dentro de su propio partido.

De acuerdo con la publicación The Hill, esa fue una advertencia lanzada contra algunos republicanos moderados que han mantenido una postura alejada de la del mandatario, incluidos varios miembros del Senado que buscarán la reelección en los comicios del 3 de noviembre. Ese medio señaló que, si bien Trump no ofreció nombres específicos, hay varios legisladores de la fuerza roja que enfrentan duras contiendas de reelección en la Cámara Alta, incluidos Susan Collins, Cory Gardner, Joni Ernst, Martha McSally y Thom Tillis.

Lo anterior demuestra, una vez más, que Trump no es un hombre de dialogo, y el diálogo es la más hermosa de las formas que existen para aprender. Él es un hombre que dicta y actuar por decreto. No escucha y por tanto, no le es permitido conocer el significado de algunas actitudes de los demás.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha insistido de nuevo en reabrir los centros escolares, pese a que el país supera los cinco millones de casos acumulados y cuenta más de 166.000 fallecidos, y ha anunciado el envío de 125 millones de mascarillas reutilizables a varios distritos escolares de todo el país. En una comparecencia celebrada en la Casa Blanca, Trump ha anunciado que el Gobierno «está listo para desplegar equipos de seguridad para apoyar a las escuelas que abran y para aquellas que necesiten ayuda para reabrir de manera segura».

El presidente de Estados Unidos ha vuelto también a deslizar la idea de retirar los fondos federales a los centros escolares que decidan no reabrir, ya que «el dinero debería seguir al estudiante».

«Si la escuela permanece cerrada, pero el dinero federal acaba en la escuela y el estudiante se marcha a otra diferente, el dinero debería seguir al estudiante», ha dicho Trump, quien también ha cuestionado el método que algunos centros escolares han propuesto para alternar las clases presenciales y la enseñanza a distancia.

«Me parece un poco ridículo, ¿no? Si lo vas a hacer, hazlo», ha opinado Trump, quien ha señalado que en el caso de los maestros y estudiantes de alto riesgo se está trabajando en opciones para que puedan continuar con las clases a través del aprendizaje a distancia, informo el 13 de agosto la agencia Europa-Press.

La agencia AFP reporta el 13 de agosto que, la pandemia ha castigado las finanzas de millones de hogares estadounidenses que tienen dificultades para pagar sus alquileres, lo que hace temer una masiva ola de desalojos si el Congreso no alcanza rápidamente un acuerdo sobre nuevas ayudas.

La crisis de la vivienda «ya se parece a un tsunami», afirma Bambie Hayes-Brown, de la coalición de asociaciones Georgia Advancing Communities Together. Esas organizaciones, que intentan ayudar a las familias con problemas de alojamiento en Georgia, en el sur del país, gastaron rápidamente las subvenciones recibidas desde el inicio de la pandemia. «Nos hemos visto superados por el número de peticiones» de ayudas, dice Hayes-Brown.

Según los datos de la oficina del censo, cerca del 30% de los estadounidenses dicen confiar poco o nada en su capacidad para poder pagar el alquiler el mes siguiente.

Hasta 40 millones de personas podrían ser desalojadas en los próximos meses, calcula el centro de reflexión Aspen Institute.

“Este es un momento de consecuencias reales para Estados Unidos”, dijo. “Todo lo que nos importa – nuestra economía, nuestra salud, nuestros hijos, el tipo de país en el que vivimos – está en juego”. “Estados Unidos está pidiendo a gritos liderazgo, pero tenemos un presidente que se preocupa más por sí mismo que por la gente que lo eligió, un presidente que hace que cada desafío al que nos enfrentamos sea aún más difícil de resolver”

Estoy consciente que hay sectores liberales dentro del Partido Demócrata que critican a Kamala Harris, por algunas actuaciones siendo Fiscal General, pero eso es la política y toda obra humana. «Puede que no sea la primera o la segunda opción para muchas personas, pero no hay duda de que es alguien con quien el movimiento progresista puede trabajar», expresó Charles Chamberlain, presidente de Democracy For America, un grupo de defensa que respaldó a Bernie Sanders[ii].

Ahora lo que también es cierto, es que estas elecciones se producirán en momentos en que  es el fin definitivo del orden mundial vigente desde el final de la guerra fría o el inicio de su reconstrucción y su fortalecimiento. Ya se ha ido consolidando un mundo multipolar.  Ahora, a eso hay que sumar la elección del presidente encargado de reconstruir un país afectado material y moralmente por un virus, de sacar a Estados Unidos de la mayor crisis económica desde la Gran Depresión, de definir la nueva normalidad, y el nuevo papel de Estados Unidos en el mundo.

El Arco de la Paz[iii], un monumento de unos 20 metros de alto, se levanta exactamente en el límite entre ambos países, Canadá y Estados Unidos: donde termina la ciudad de Blaine, en el estado de Washington, y comienza la ciudad de Surrey, en la provincia canadiense de Columbia Británica. En la base del monumento se lee «Que estas puertas nunca se cierren», un pequeño recordatorio de cómo funciona la frontera de 8.891 kilómetros, mayormente sin control militar, que comparten ambas naciones. Mientras la pandemia de la covid-19 sigue sacudiendo a los estadounidenses, sus vecinos de Canadá están cada día más preocupados de que quienes los visitan desde Estados Unidos puedan llevarles el virus a través de la frontera. Algunos conductores de vehículos con placa de EE.UU. han denunciado acoso o han visto sus automóviles vandalizados, a pesar de que tienen permitido su acceso a suelo canadiense.


Robert Reich[iv], ex secretario de Trabajo de Estados Unidos y profesor de política pública en la Universidad de California en Berkeley, señala en The Guardian que el asalto del presidente a la decencia ha creado una coalición emergente, verdaderamente multirracial, multiclasista y bipartidista a través de fronteras de raza, clase y política partidista, que pueda realinear la política estadounidense en los años venideros.

Desafortunadamente para Trump, esa coalición ha surgido para evitar que tenga otro mandato en el cargo.  Los grandes unificadores de la coalición de facto han sido su racismo sistémico que ha acercado a millones de estadounidenses blancos a los estadounidenses negros y los ataques de Trump contra nuestro sistema de gobierno. A los estadounidenses no les gusta ni confían particularmente en el gobierno, pero casi todos sienten cierta lealtad hacia la constitución y el principio de que ninguna persona está por encima de la ley[v]

Mientras lo anterior ocurre dentro de Estados Unidos, la pandemia continua haciendo serios estragos en Europa, como apunta este 14 de agosto, la agencia Europa-Press y cito: La economía de la eurozona registró en el segundo trimestre de 2020 una caída del 12,1% respecto de los tres meses anteriores, cuando ya había retrocedido un 3,6%, lo que representa el mayor desplome del PIB de toda la serie histórica y confirma la entrada en recesión técnica de la zona euro.

Esto se tradujo en una bajada récord del empleo en la región, con un descenso del 2,8%, frente al retroceso del 0,2% en los tres primeros meses de 2020, según Eurostat.

Entre los Veintisiete, el PIB registró entre abril y junio un descenso récord del 11,7%, después de caer un 3,2% en el primer trimestre, mientras que el nivel de ocupación en la UE registró una bajada del 2,6%, tras caer un 0,1% en los tres primeros meses de 2020, lo que supone la peor evolución del empleo de toda la serie histórica.

En comparación con el segundo trimestre de 2019, el PIB de la zona euro experimentó una contracción del 15%, mientras que la economía de la UE retrocedió un 14,1% interanual.

Por otra parte, la agencia Prela reportó el 14 de agosto que: la economía de China mantuvo su tendencia a la recuperación y la producción industrial, uno de los principales indicadores, creció un 4,8 por ciento interanual en julio, informó el Buró Nacional de Estadísticas.

Según el reporte oficial, la producción industrial de China mantiene así su racha de cuatro meses creciendo de forma consecutiva, tras la contracción en el primer trimestre del año debido al impacto de la pandemia de Covid-19.

El Buró Nacional de Estadísticas también reportó crecimientos en julio en las ventas minoristas de bienes de consumo y la inversión extranjera directa, la cual fue muy superior a lo planificado revirtiendo una racha perdedora en el primer semestre.

Los datos económicos mostraron además un descenso del 1,6 por ciento en los primeros siete meses del año en la inversión en activos fijos.

Mientras la tasa de desempleo en las zonas urbanas se situó en 5,7 por ciento en julio y permanece sin cambios en comparación con la lectura de junio.

Según las autoridades chinas los números del mes pasado muestran que la economía del gigante asiático se recupera paulatinamente, sin embargo, alertaron sobre algunas dificultades y desafíos teniendo en cuenta que la pandemia de Covid-19 todavía se está extendiendo por todo el mundo.

Pero no podía pasar la semana, sin una noticia electoral de Donald Trump: De acuerdo al mandatario, la semana pasada China realizó la mayor compra de maíz estadounidense de la historia, así como una «cantidad masiva de soja y ganado».

Del mismo modo, afirmó que a China, Irán y otros países les «encantaría» que Biden ganara las elecciones de noviembre, porque, de convertirse el demócrata en presidente, estos países «se adueñarán de Estados Unidos», «especialmente China», enfatizó Trump.

Esta no es la primera vez que el inquilino de la Casa Blanca habla sobre las consecuencias que tendría su derrota en noviembre. «China será dueña de Estados Unidos si estas elecciones las pierde Donald Trump […] tendremos que aprender a hablar chino», comentó el presidente estadounidense este martes en una entrevista telefónica[vi]

Y por las mismas razones electorales, Donald Trump busca suprimir el voto como parte de una serie de maniobras para cuestionar la legitimidad del resultado en lo que expertos esperan será una de las contiendas electorales más sucias y controvertidas en la historia de Estados Unidos. Aunque no era secreto, ayer Trump hizo explícita su razón por la cual se ha opuesto a la solicitud legislativa para un financiamiento de emergencia de 25 mil millones de dólares al servicio postal: es para frenar la expansión del voto por correo deseado por los demócratas… algunos cálculos pronostican que hasta 70 por ciento de los votos en esta elección podrían ser entregados a través del correo en lugar de las casillas el día de las elecciones, a causa de la pandemia[vii].

La agencia Prela reportó el 17 de agosto que, la Convención Nacional Demócrata comienza hoy con un enfoque en las tres grandes crisis que siguen afectando a Estados Unidos: la pandemia de la Covid-19, la crisis económica y la injusticia racial.

El evento, cuya sede es Milwaukee, estado de Wisconsin, se extenderá hasta el 20 de agosto, pero en su mayoría será virtual, debido a la gravedad de la situación epidemiológica.

En la primera noche, abordaremos el trío de crisis que enfrenta el país: una pandemia que se sale de control, una economía en ruinas y una sociedad infectada por el racismo sistémico que nos ha plagado durante generaciones, escribió el portavoz de la campaña de Joseph Biden, TJ Ducklo, en una declaración a ABC News. ‘Donald Trump le ha fallado al pueblo estadounidense en las tres’, subrayó.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */