Internacionales Politica

El mensaje iraní detrás del ataque a bases estadounidenses en irak, y sus consecuencias

Escrito por Debate Plural

Elijah J. Magnier (Misión Verdad, 9-1-20)

 

Justo después de medianoche, hora local de hoy (8 de enero), misiles balísticos «Fateh 313» iraníes cayeron sobre dos bases militares en Irak que albergan una concentración significativa de fuerzas estadounidenses, junto a otros aliados. El ataque directo iraní fue la retaliación por el asesinato estadounidense del sardar de la brigada Quds-Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní, Qassem Soleimani y sus compañeros, asesinados por un drone estadounidense en el aeropuerto de Bagdad, la semana pasada. La respuesta de Irán alberga varios mensajes estratégicos para el Medio Oriente este 2020 y los muchos años que vendrán. ¿Cuáles son estos mensajes? ¿Qué saldrá del ataque abierto de Irán contra el país más poderoso del mundo?

Un funcionario de alto nivel iraní contactó al primer ministro iraquí, Adel Abdel Mahdi, luego de medianoche, para informarle que Irán había decidido responder por el asesinato de su general. Irán informó que su ataque apunta a una concentración de fuerzas de los Estados Unidos en Irak, sin atacar fuerza iraquí alguna.

De acuerdo a fuentes bien informadas en Bagdad, el primer ministro Adel Abdel Mahdi respondió que «este es un acto que puede traer resultados devastadores para el Medio Oriente: Irak se niega a convertirse en el teatro de una guerra Irán-Estados Unidos». El funcionario iraní respondió: «Quienes comenzaron este ciclo de violencia fueron los Estados Unidos, no Irán; la decisión ya fue tomada».

El Primer Ministro informó sobre la decisión iraní a las fuerzas estadounidenses. Estados Unidos declaró estado de emergencia y alertó el ataque por adelantado a todas las bases en Irak y en la región.

Irán bombardeó Ain al-Asad, la base militar estadounidense más importante en Irak donde, apenas en los últimos días, los mandos estadounidenses habían reunido el mayor número de sus fuerzas. Muchas de sus bases, particularmente en zonas controladas por chiíes y en los alrededores de Bagdad, fueron evacuadas, por motivos de seguridad, a Ain al-Asad, que tiene refugio anti-nuclear. Ain al-Asad se ubica en el desierto de la provincia de Anbar, cerca de la frontera siria-iraquí. Esta es la misma base desde donde despegaron los drones que asesinaron al sardar Soleimani y sus compañeros en Bagdad. Irán también bombardeó otra base de los Estados Unidos en Irbil, Kurdistán.

Irán copió el estilo empleado por los norteamericanos al comunicar su decisión. El 30 de diciembre de 2019, el secretario de defensa Mark Esper contactó al primer ministro Abdel Mahdi y le informó –sin pedir permiso– sobre la intención de los Estados Unidos de bombardear fuerzas iraquíes (las Fuerzas de Movilización Popular – FMP). Cinco bases de las fuerzas de seguridad iraquíes en la frontera con Siria fueron destruidas, matando e hiriendo a 79 milicianos de las FMP, policía federal y oficiales del ejército iraquí.

Esper le dio poco tiempo al Primer Ministro para informarle a sus fuerzas (media hora). Irán le dio al señor Abdel Mahdi media hora antes de bombardear a las fuerzas estadounidenses y lanzar entre 16 misiles multi-ojiva Fateh 313 contra las bases en Anbar e Irbil.

Estando en el medio de la batalla Irán-Estados Unidos, Irak ha perdido su soberanía. Puede recuperar el control de su país solamente cuando las fuerzas estadounidenses abandonen Irak, tal como lo decidió el parlamento iraquí. La decisión provino como respuesta al asesinato del Mayor General Qassem Soleimani, quien servía como enviado en calidad diplomática. Soleimani fue oficialmente invitado por el gobierno iraquí cuando Irak le solicitó a Irán el envío de 100 asesores para combatir al Estado Islámico (ISIS, sus siglas en inglés). Tenía inmunidad iraquí y dirigía la célula de inteligencia iraní en Bagdad en coordinación con funcionarios sirios, rusos e iraquíes, no muy lejos de la embajada de los Estados Unidos. Era un diplomático, portando pasaporte diplomático y se le había solicitado reunirse con el primer ministro al día siguiente, a las 8:30 am, para recibir un mensaje de Arabia Saudita. El primer ministro Abdel Mahdi accedió a asumir un papel mediador entre Irán y Arabia Saudita mientras era el intermediario de la iniciativa de paz iraní frente a los líderes árabes. Soleimani llegó a Irak a solicitud del presidente Donald Trump para reducir las tensiones con Irán. Era un viaje multi-propósito.

Irán sí empleó sus misiles de precisión al bombardear al ISIS y a kurdos separatistas en Kurdistán (iraquí) el 8 de septiembre del año pasado, cuando sus misiles alcanzaron los objetivos deseados. Anoche (7 de enero), Irán usó misiles balísticos con ojivas significativas contra objetivos diseñados para evitar bajas y enviar un mensaje claro al presidente Donald Trump. Hubo pocas víctimas, de en realidad haber habido. Estados Unidos no compartió información sobre bajas.

Los iraníes no solamente usaron misiles lanzados desde silos subterráneos sino que desplegaron abiertamente sus misiles de combustible sólido contra las dos bases operativas en Irak. Irán dio espacio al desescalamiento porque, sin eso, sin lugar a dudas, la guerra se encendería en todo el Medio Oriente.

El presidente Trump arrinconó al régimen iraní para que se viera obligado a responder por el asesinato de su general. Su medio estatal alegó que «80 soldados estadounidenses murieron», un mensaje que gratificó a la opinión doméstica y al nacionalismo iraní manifestado por multitudes de millones que honraban al sardar Soleimani. También sirvió para congregar apoyo público al gobierno en caso de una retaliación estadounidense que a su vez necesitaría una respuesta iraní que pudiera conducir a la guerra.

El mensaje iraní también estaba dirigido a los del Partido Demócrata de los Estados Unidos para usarlo contra un presidente que prometió que los soldados no estarían en peligro durante su mandato. En su lugar, está arriesgando las vidas de miles de soldados en un solo golpe o confrontación con Irán y sus aliados en el Medio Oriente.

Irán eligió también apuntar contra la base de Irbil para enviar un mensaje claro. De acuerdo a funcionarios iraníes, buscaba que Estados Unidos entendiera que en el caso de que sus mandos decidieran abandonar Irak y concentrarse en Irbil, su presencia en Kurdistán no está lejos de los misiles iraníes y que los soldados estadounidenses no estarían a salvo en ninguna parte de Irak.

El bombardeo iraní es revelador en que los misiles de intercepción estadounidenses estaban inactivos en Ain al-Asad y que otro ataque significativo con misiles de precisión pudiera provocar una masacre, si esa fuera la intención detrás del ataque.

Esta es la segunda respuesta al asesinato del sardar Soleimani. El primero provino del parlamento iraquí, cuya resolución hace un llamado al retiro de todas las fuerzas extranjeras del país. El segundo provino del presidente Hassan Rouhani al decir: «Ustedes lograron cortar las manos de Qassem Soleimani (el ataque desmembró al general iraní), nosotros les cortaremos las piernas (los forzaremos a irse) del Medio Oriente».

Este dista de ser el último ataque iraní a las fuerzas de los Estados Unidos en el Medio Oriente. Pero si el presidente Trump decide evitar responder, Irán no atacará más de forma directa anunciando su responsabilidad. De permanecer en Irak, no se espera que Irán y sus aliados cesen de hostigar a las fuerzas estadounidenses.

Otro mensaje fue enviado a Israel: el nuevo comandante designado de la Brigada Quds, Ismail Qaani, se reunió con todos los grupos palestinos en Teherán. De acuerdo a una fuente bien informada, Irán prometió «apoyo ilimitado a todos los grupos palestinos para que puedan alcanzar sus objetivos». Efectivamente, Irán anunció que «Israel está en asociación con los Estados Unidos en el asesinato del sardar Soleimani».

El tiempo en el que Estados Unidos podía atacar sin respuesta parece haber terminado. Desde Pearl Harbor, esta es la primera vez que un país asume la responsabilidad de atacar objetivos estadounidenses. Esta situación, grave y complicada, puede terminar si se da un retiro total de las fuerzas de los Estados Unidos en Irak. Este paso, ya solicitado oficialmente por el parlamento iraquí, pudiera salvar vidas de muchos soldados norteamericanos.

Los Estados Unidos están en capacidad de usar únicamente el cielo de Irak, evitando cualquier tipo de transporte terrestre. Pero está nadando dentro de una sociedad severamente hostil en Irak, donde cualquier soldado, oficial o diplomático es un objetivo potencial. Tras el anuncio hostil de varios grupos en Irak, queda claro que no hay lugar seguro para los Estados Unidos en el país. El asesinato del sardar Soleimani cerró todos los caminos para esta administración hacia una posible negociación con Irán. Rusia y China esperan justo detrás de la puerta para entrar y llenar el vacío.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */