Internacionales Politica

Trump en Japón: encuentros bilaterales y la mirada en los demócratas

Escrito por Debate Plural

Martha Andrés Román (Prensa Latina, 28-6-19)

 

El presidente estadounidense, Donald Trump, quien continúa hoy en la Cumbre del G20 en Japón, ha mantenido allí una apretada agenda con otros líderes, pero sin dejar de seguir el debate demócrata en su país.
Durante la discusión de dos días concluida anoche entre los aspirantes del partido azul a la Casa Blanca, el mandatario republicano no fue muy activo en Twitter, en buena medida por su participación en citas bilaterales, pero eso no impidió que hiciera algunas publicaciones sobre el tema o lo mencionara en declaraciones a los medios.

Entre sus primeros encuentros durante la cumbre que concluirá este sábado, el gobernante norteamericano se reunió con los primeros ministros de Japón, Shinzo Abe; y de la India, Narendra Modi, con quienes además celebró un encuentro trilateral.

Con el primero de ellos, el estadounidense resaltó la importancia de los temas comerciales y agradeció la presencia de compañías japonesas de automóviles en varios estados norteamericanos.

En tanto, el diálogo con Modi ocurrió en medio de la intensificación de disputas sobre comercio y proteccionismo entre los dos países, luego de que en junio Trump retiró beneficios para las exportaciones indias incluidas en un programa preferencial; y el país asiático respondió con aranceles sobre 28 productos estadounidenses.

Creo que vamos a tener algunas cosas muy importantes que anunciar. Un trato comercial muy grande. Estamos haciendo cosas muy importantes con la India en términos de comercio, de fabricación, de tecnología 5G, expresó Trump al inicio de esas conversaciones.

Asimismo, se reunió con la canciller federal alemana, Angela Merkel, una líder con la cual ha mantenido una relación compleja, debido a la defensa de su política Estados Unidos primero y sus críticas a Berlín por lo que él considera insuficientes contribuciones a la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

De todas sus actividades hasta el momento, la más seguida fue la que sostuvo con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en un intento por retomar la agenda trazada hace un año en un encuentro previo en Helsinki, Finlandia, después del cual las tensiones bilaterales no se han reducido.

Los medios estadounidenses estaban atentos a un punto por sobre todos los demás: si el norteamericano se referiría a la presunta interferencia rusa en las elecciones de 2016, algo repetidamente negado por Moscú, pero que ha marcado el discurso político en Estados Unidos durante toda la presidencia del republicano.

Presionado por reporteros, Trump dijo a Putin: ‘No se inmiscuya en la elección, presidente, no se inmiscuya’, pero un comunicado posterior emitido por la Casa Blanca no mencionó ese tema, y dijo que ambos líderes discutieron sobre los vínculos bilaterales, el control de armas, Venezuela, Ucrania, Irán y Siria.

Además, el estadounidense dialogó con su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, el controvertido político que ha sido calificado de ‘Trump tropical’, quien invitó al jefe de la Casa Blanca a visitar la nación sudamericana, a lo que su interlocutor respondió: ‘Iremos a Brasil’.

Previo al inicio de esa conversación, Trump aprovechó para hablar de Venezuela, atacar al socialismo, y con ello repetir uno de sus argumentos contra los aspirantes presidenciales demócratas.

El presidente dijo haber escuchado un rumor de que los miembros de la fuerza azul quieren cambiar el nombre de Partido Demócrata a Partido Socialista, en un intento por perjudicar a sus oponentes al vincularlos con un concepto que suele ser abordado con connotaciones negativas por la prensa norteamericana.

Trump también se refirió a los demócratas y su debate en el encuentro con Merkel, cuando criticó a los 10 participantes en la discusión de anoche luego de que todos dijeron estar a favor de que los inmigrantes indocumentados tengan acceso a atención médica.

El jefe de Estado condenó ese punto con el argumento de que los demócratas no se preocupan primero por cuidar a los ciudadanos estadounidenses, con lo cual ignoró que antes de llegar al punto de los inmigrantes, los candidatos estaban hablando precisamente de temas como expandir la atención de salud y contar con cobertura universal.

Después de eso, en Twitter, atacó directamente al exvicepresidente Joe Biden y el senador Bernie Sanders, quienes encabezan la mayoría de los sondeos de opinión de la formación azul, e incluso aparecen por delante del mandatario en varias encuestas que incluyen a los dos partidos.

Estoy en Japón en el G20, representando bien a nuestro país, pero escuché que no fue un buen día para el somnoliento Joe o el loco Bernie. Uno está agotado, el otro está loco, entonces, ¿cuál es el problema?, señaló en el servicio de microblogging, en el cual suele hacer comentarios controvertidos.

Con ese tuit, el gobernante ratificó que a pesar de encontrarse en un evento del otro lado del mundo, su mente está enfocada en la campaña de reelección para los comicios de 2020.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */