Cultura Internacionales

Intelectuales de América Latina y El Caribe (siglos XIX y XX) (75)

Written by Debate Plural

Pedro Albizu Campos (1891-1965)

Fue un político y líder independentista puertorriqueño. Fue la figura más relevante en la lucha por la independencia de Puerto Rico durante el siglo XX. Se le conocía como “El maestro”“Don Pedro” y “El último libertador de América”.

En la Universidad de Vermont estudió ciencias, especializándose en el campo de la ingeniería química, y en Harvard estudió derecho. En Boston se solidarizó con las luchas de liberación nacional de Irlanda y de la India. Hizo amigos entre los independentistas de ambas naciones, entre ellos se encontraban Subhas Chandra Bose, líder nacionalista indio que acompañaría a Mahatma Gandhi en su gesta libertadora, y Éamon de Valera, político irlandés que posteriormente sería presidente del país tras la independencia. Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) sirvió en el Ejército de los Estados Unidos.

En 1921 terminó su carrera universitaria y regresó a Puerto Rico para trabajar como abogado, pero sin aceptar rendir sus servicios a las corporaciones existentes en el país. Consideró que era su deber orientar a los puertorriqueños en cuanto a lo que entendía que era la conveniencia de terminar con su condición colonial.

El valor más permanente en el hombre es el valor. El valor es la suprema virtud del hombre y se cultiva como se cultiva toda virtud y se puede perder como se pierde toda virtud. El valor en el individuo es un supremo bien. De nada vale al hombre estar lleno de sabiduría y de vitalidad física si le falta el valor. De nada vale a un pueblo estar lleno de vitalidad, y de sabiduría si le falta el valorPedro Albizu Campos, 1936.

La edad contemporánea no es la edad de la bomba atómica, la edad contemporánea es la edad del bárbaro científico». Pedro Albizu Campos, 1891-1965 h

Ingresó en el Partido Nacionalista de Puerto Rico (PNPR) que tenía como objetivo irrenunciable la plena independencia de la isla. Por encargo del mismo, viajó por varios países de América Latina con el propósito de recabar su solidaridad a favor de la independencia de Puerto Rico. El 11 de mayo de 1930 fue elegido presidente del PNPR.

En 1932 concurrió a las elecciones legislativas, en las que obtuvo poco apoyo, con algo más de 5.000 votos. Posteriormente, acordó no concurrir más a elecciones convocadas por la administración estadounidense y a no acatar el servicio militar obligatorio. Tras pasar a la lucha armada, Albizu fue condenado en 1936 por conspirar para derrocar el gobierno de los Estados Unidos en la isla y por varios actos violentos en contra del gobierno. Ese mismo año, Albizu Campos y los principales líderes nacionalistas son detenidos y trasladados a una prisión de Atlanta. Entre los arrestados, además de Albizu Campos, se encuentran los poetas Juan Antonio Corretjer y Clemente Soto Vélez.

En 1947 Albizu regresa a Puerto Rico, tras 11 años preso en EEUU. Comenzaban los preparativos para una lucha armada con el objetivo de demostrar que había oposición a los planes para la solución definitiva del estatus con la instauración del Estado Libre Asociado.

El 30 de octubre de 1950 se produjo el Grito de Jayuya, que incluyó un atentado al presidente Harry S. Truman, del cual Albizu fue considerado responsable. Él y otros líderes fueron encarcelados de nuevo, pero esta vez en Puerto Rico. En 1953 el gobernador de la isla, Luis Muñoz Marín, indultó a Albizu. En 1954 ocurrió un atentado a la Cámara de los Representantes de Estados Unidos y se revocó el indulto.

En la cárcel, la salud de Albizu Campos se deterioró. Se comenzó a especular sobre su salud mental y en 1956 sufrió un derrame cerebral en prisión, siendo trasladado al Hospital Presbiteriano de San Juan de Puerto Rico, donde permaneció ingresado bajo una fuerte vigilancia policial. Albizu Campos afirmaba que fue objeto de experimentos con radiación durante su presidio. Algunos funcionarios sugirieron que Albizu estaba loco, aunque muchos médicos lo examinaron y encontraron síntomas de radiación. El doctor Orlando Damuy, presidente de la Asociación de Cáncer de Cuba, viajó a Puerto Rico para examinar a Albizu. Las quemaduras en su cuerpo, según dijo el doctor Damuy, se debían a causa de la intensa radiación a la que fue expuesto. Albizu Campos no recibió ninguna atención médica durante 5 días.4

«En la cárcel o frente a la muerte renovamos nuestros votos de consagración a la causa de la independencia patria.»Pedro Albizu Campos.

El 15 de noviembre de 1964, Albizu fue indultado de nuevo por Muñoz Marín, lo cual levantó serias críticas en los sectores contrarios a la independencia. Finalmente, Pedro Albizu Campos falleció el 21 de abril de 1965. Fue enterrado en el cementerio Santa María Magdalena de Pazzis. Su entierro fue uno de los más concurridos que se han celebrado en toda la historia de Puerto Rico (75.000 personas).5

En 1994, bajo la administración del presidente Bill Clinton, el Departamento de Energía reveló que llevó a cabo experimentos con radiación en seres humanos. Estos experimentos se llevaron a cabo, sin el consentimiento de los prisioneros, durante las décadas de 1950 a 1970. Se alega que Pedro Albizu Campos fue una de las víctimas de este experimento.

Véase también

  •  Portal:Puerto Rico. Contenido relacionado con Literatura.
  • Expedición de Ducoudray Holstein
  • Ejército Popular Boricua
  • Fuerzas Armadas de Liberación Nacional
  • Antonio Valero de Bernabé
  • Lista de escritores puertorricos
  • Literatura multiétnica de EE. UU.

Artículos relacionados con el Movimiento Independentista Puertorriqueño

  • Congreso Latinoamericano y Caribeño por la Independencia de Puerto Rico
  • Revueltas del Partido Nacionalista de Puerto Rico
  • Partido Nacionalista de Puerto Rico
  • Masacre de Ponce
  • Masacre de Río Piedras
  • Partido Independentista Puertorriqueño
  • Grito de Lares
  • Intentona de Yauco

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Leave a Comment