Educacion Nacionales

La «Lógica de la investigación científica»: Según los Planteamientos de Karl Popper (1)

Resumen

En el presente artículo queremos resaltar el pensamiento del autor Karl Popper, quien es conocido como uno de los más grandes filósofos de nuestro siglo; ya que el expresa el conocimiento, como la búsqueda de la verdad, puesto que el conocimiento humano es falible y nunca podemos conocer nada con seguridad, el solo hecho de buscar equivocaciones nos da la oportunidad de corregirlas.

Popper nació en Viena, Londres, (1902-1994), era un Filósofo austriaco, que Estudió filosofía en la Universidad de Viena y ejerció más tarde la docencia en la de Canterbury (1937-1945) y en la London School of Economics de Londres (1949-1969). Aunque próximo a la filosofía neopositivista del Círculo de Viena, llevó a cabo una importante crítica de algunos de sus postulados; así, acusado de excesivamente dogmática la postura de dividir el conocimiento entre proposiciones científicas, que serían las únicas propiamente significativas, y metafísicas.

PALABRAS CLAVES: Epistemología; conocimiento científico; teoría; verdad; hipótesis; análisis; Investigación; Falsabilida

La epistemología ha sido identificada por algunos pensadores como la teoría del conocimiento; y si a esto agregamos el hecho de que la palabra ciencia, etimológicamente significa conocimiento, tendríamos que concluir en una primera aproximación que la epistemología es una teoría de la ciencia o una filosofía de la ciencia.

Popper considera el conocimiento científico como el tipo de conocimiento mejor y más importante que tenemos, aunque él está lejos de considerarlo el único.

De acuerdo con Bache Lard «la epistemología permite pasar de un conocimiento menos verdadero a un conocimiento más verdadero» intenta descubrir la lógica del error para hallar la verdad objetiva y así exponer los resultados y métodos de la ciencia a una corrección constante; es decir a una búsqueda y eliminación de errores al servicio de la verdad, hallando «la correspondencia del conocimiento con su objeto» (Kant 2da ed; pag 82 y sgts).

El problema central de la epistemología ha sido siempre y sigue siéndolo es el del aumento del conocimiento, y el mejor modo de estudiar el aumento del conocimiento es estudiar el conocimiento científico.

Cuando Popper habla del desarrollo del conocimiento científico lo que tiene en mente no es «la acumulación de observaciones, sino el repetido derrocamiento de teorías científicas y su reemplazo por otras mejores o más satisfactorias».

Pues el examen crítico de nuestras teorías nos lleva a tratar de testarlas y derrocarlas, lo cual nos conduce a un más allá, a experimentos y observaciones que nadie habría soñado sin el estímulo y la guía tanto de nuestras teorías como de nuestras críticas a ellas.

Las ciencias empíricas son sistemas de teorías; las cuales a su vez son enunciados universales en donde nunca se puede tener la certeza que esta sea verdadera, ya que siempre cabe la posibilidad de que esta sea falsa debido a que existen verdades inciertas; incluso enunciados verdaderos que consideramos como falsas.

Según la tesis de Instrumentalismo de Popper, se concluye que la teoría no es otra cosa que una herramienta a un instrumento para predecir.

Para el autor todas las teorías son solo hipótesis; todas pueden ser rechazadas en todo momento al ser contrastadas con la realidad, es decir que no son verificadas empíricamente ya que se necesita una contrastación científica, pues el expresa que «no vale la pena buscar la certeza. Pero si vale la pena buscar la verdad»

El conocimiento científico se logra mediante la aplicación del método científico a la solución de problemas de investigación.

El conocimiento científico posee varias características que hacen que este sea diferente de otros tipos de conocimientos, debido a que está sometido constantemente a la duda metódica, tiene un origen empírico, es decir que dichas teorías, hipótesis, conjeturas son contrastadas con la realidad para encontrar la falsedad, ya que no hay verdades absolutas puesto que «el conocimiento científico es siempre provisorio o fundado en probabilidades» y su validez se basa o exige el acuerdo de la comunidad científica.

La investigación científica se especializa en crear conocimientos sobre la realidad social en donde se asocia la experiencia con su razonamiento y el conocimiento para tratar de eliminar los juicios de valor y las ideologías por medio del razonamiento inductivo, que para Popper es pasarse del estudio de unos casos particulares a una generalización que pretenda tener validez para todos los casos similares estudiados.

La epistemología o la lógica de la investigación científica deberían identificarse con la teoría del método científico las cuales puedan ser sometidas a crítica y reemplazados por otros mejores.

Popper afirma: «que la necesidad de un análisis puramente lógico de las teorías, que no tenga en cuenta el modo en que cambian y se desarrollan».

La teoría del método se ocupa de la elección de los métodos es decir, de las decisiones acerca del modo de los enunciados científicos y esta a su vez va ligada a la meta que se ha elegido.

El método científico es el camino por el que se debe incursionar paso a paso el investigador para recorrer las etapas requeridas de la investigación que busca desentrañar el sentido a la solución de un problema específico; este alude a las maneras de proceder en la investigación científica, donde el científico debe cerciorarse firme y sólidamente de la validez que va alcanzando la empresa investigativa, la cual requiere de revisiones permanentes a lo largo del proceso para convencerse de que nada ha faltado o de lo que es imperioso superar, los problemas o posibles errores con que pueda tropezar.

Lo que hoy se llama método científico no es una lista de recetas para dar unas respuestas correctas, a las preguntas científicas sino el conjunto de procedimientos por los cuales:

Se plantean los problemas científicos se ponen a prueba las hipótesis científicas… el método es normativo en la medida en que se muestra cuáles son las reglas del procedimiento que puede aumentar la probabilidad de que el trabajo sea fecundo. Dichas reglas sirven también para la detección de errores.

«El problema de la demarcación consiste en encontrar un criterio que nos permita distinguir entre ciencias empíricas y sistemas metafísicos», el problema de la demarcación es esencial y de cómo afirma Lakatos «tiene serias implicaciones éticas y políticas».

El hombre de la ciencia, en el campo de las ciencias empíricas construye hipótesis o sistemas de teorías y las contrasta con la experiencia por medio de observaciones y experimentos. La lógica de la investigación científica tiene por objeto analizar el procedimiento por el cual se somete a prueba empírica una nueva idea una vez propuesta.

Popper se centra en 3 grandes problemas:

a) El problema de la inducción que consiste en la ausencia de justificación lógica para pasar de enunciados acerca de relaciones observables acerca de un número finito y accesible de eventos a conclusiones generales no accesibles a la inspección.

b) El problema de la demarcación que consiste en encontrar un criterio adecuado que permita distinguir entre ciencias empíricas y sistemas metafísicos.

c) El problema de la base empírica que concierne a la justificación de los enunciados básicos o de observación

a) El problema de la inducción

Popper se opone a la tesis de los métodos inductivos, según la cual, la lógica de la investigación científica seria idéntica a la lógica inductiva (método por el cual se infieren enunciado universales, que pueden ser teorías o hipótesis de enunciados singulares o particulares)

Se conoce con el nombre del problema de la inducción a la cuestión acerca de si están justificadas las inferencias inductivas, o bajo qué condiciones lo están.

Si se quiere justificar las inferencias inductivas, primero se debe establecer un principio de la inducción, que sería un enunciado con cuya ayuda pudiéramos presentar dichas inferencias de una forma lógicamente aceptable. Pero para Popper si existiera un principio de inducción puramente lógico (analítico/formal) no habría problema de la inducción. Por lo tanto, el principio de inducción tiene que ser un enunciado sintético, uno cuya negación no sea contradictoria, sino lógicamente posible. Sin embargo para Popper es superfluo todo principio de inducción y lleva a incoherencias lógicas.

 

About the author

Frank A. Peña Valdes

Profesor adjunto Escuela de Psicología, Facultad de Humanidades y Escuela de Orientación Educativa, Facultad de Ciencias de la Educación Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD. Licenciatura en Psicología, Maestría en Metodología de la Investigación Científica. Especialidad en Psicología del Desarrollo, Maestría en Desarrollo Humano, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Postgrado en Educación Superior, Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). Estudios Doctorales en Psicología Social, Universidad Central de Madrid (UCM).

Leave a Comment