Internacionales Politica

“Israel puede convertirse en la mayor amenaza para la paz mundial”

Escrito por Debate Plural

Salvador López Arnal (Rebelion, 25-5-18)

 

Una preguntas complementarias más estimado amigo, soy consciente del abuso. Se las hago a mediados de mayo. La primera: el traslado de la capital de Israel a Jerusalén: ¿una chulería del Imperio? ¿Un ejemplo de subordinación a la política del sionismo? ¿Provocación al pueblo palestino? ¿Qué explicación tiene esa decisión y más en estos momentos, 70 años después?

El traslado obedece a una suma de intereses de Trump y a la euforia que se vive hoy en Israel. Trump es un presidente acosado por temas como el ‘Rusiagate’, el pago a una actriz porno o el enjuiciamiento de su yerno. Por tal motivo, Trump necesita de acciones audaces que le permitan contrarrestar esas crisis y mantener su popularidad. Sabía que el traslado de la embajada de EEUU a Jerusalén le proporcionaría muchos réditos y lo ha aprovechado. Israel, por su parte, vive la euforia de estar en la cúspide de su poder. Siente que, ahora, puede hacer casi todo lo que le plazca y lo está aprovechando. Ahora bien, salvo los aspectos simbólicos, el hecho carece de relevancia legal y política. Desde una perspectiva más amplia, el tema Jerusalén demuestra la soledad de Israel. Sólo países sin trascendencia, como Guatemala y Paraguay, han secundado a EEUU. Para EEUU el daño es mayor, pues ha quedado desacreditado como interlocutor. Esto sí tendrá consecuencias relevantes, pues EEUU está hoy fuera de juego en el conflicto árabe/palestino con Israel. Rusia, en cambio, sale fortalecida y, tras su meritoria acción en Siria su valor entre muchos árabes se ha disparado.

En cuanto a Irán, ¿cómo interpreta la decisión norteamericana? ¿Qué hay detrás de ello? ¿Los intereses de Arabia Saudí e Israel?

Tampoco hay una causa única. Trump había atacado el acuerdo nuclear por presiones del lobby judío, en primer lugar su yerno, Jared Kushner, judío ortodoxo y amigo de Benjamin Netanyahu. Israel recibió ese acuerdo como una derrota, pues estaba consciente que el fortalecimiento económico y político de Irán lo convertiría en el rival más poderoso jamás enfrentado. Por eso su campaña contra el acuerdo. Israel quiere a Irán en ruinas, en realidad, quiere a todo el mundo árabe-musulmán que le rodea en ruinas. Sólo así se siente seguro.

Está también el lobby del petróleo de esquisto, extraído por fracking, que sólo es rentable si el precio del barril de petróleo es superior a 60 dólares. Cuando el barril bajó de ese precio, muchas empresas de declararon en bancarrota. EEUU quiere promoverlo, pues además de darle autosuficiencia energética, puede exportarlo. Washington ejerce fuertes presiones para que la UE lo adquiera, aunque sea mucho más caro que el ruso o el árabe. Un petróleo caro beneficia a Arabia Saudita y castiga a China, importador neto; pero beneficia enormemente a Rusia e Irán, exportadores netos. EEUU tiene hoy tantos rivales que lo que hace para perjudicar a unos beneficia a otros. Lo que gana por la derecha lo pierde por la izquierda y viceversa. Esa política, además, fortalece los vínculos entre Rusia y China, que nos la pesadilla de los militares estadounidenses.

¿Y cómo cree que reaccionará Irán ante la salida de EEUU del acuerdo nuclear?

Irán intentará mantener el acuerdo nuclear si, de las sumas y restas, obtiene más réditos que pérdidas. Si no es así, lo abandonará. Esto dependerá de las medidas que tomen los países europeos para garantizar que los réditos serán mayores que las pérdidas. Quedan semanas para aclarar este punto. Por lo pronto, la empresa francesa Total ha decidido abandonar Irán. Si eso sigue, nada salvará el acuerdo. Se abriría, entonces, un panorama terrible. Irán retomaría la carrera nuclear. Arabia Saudita dice que si Irán obtiene la bomba atómica, ellos construirán la suya. Israel querrá atacar Irán, con armas atómicas inclusive y, si hay ataque, nadie podría impedir un conflicto bélico general de Líbano al golfo Pérsico, con Líbano, Siria, Iraq y Arabia Saudita como campos de batalla. Israel puede convertirse en la mayor amenaza para la paz mundial. Es el único país que podría empezar la III Guerra Mundial y llevar a la humanidad al apocalipsis.

¿Observa alguna oposición, algún gesto de política autónoma por parte de los dirigentes de la UE? ¿Siguen siendo la voz sumisa de su amo?

Angela Merkel ha dicho que la UE ya no puede esperar nada de EEUU. El presidente del Consejo de Europa, Donald Tusk, declaró hace pocos días de Trump que “con amigos como ese quién necesita enemigos”. Pero está por ver hasta dónde las pataletas se convierten en políticas reales. El acuerdo nuclear con Irán será prueba fundamental. Todos los firmantes europeos han dicho estar decididos a mantenerlo. Eso implicará un enfrentamiento a cara de perro con EEUU. Cuando sepamos hasta dónde estaría dispuesta a llegar la UE sabremos si han optado por ser, al fin, una voz autónoma o si siguen siendo la voz de su amo. Obras son amores y no buenas razones.

¿Quiere añadir algo más?

Sí: desearía equivocarme en todo y que dentro de diez años se firme la desnuclearización del planeta, se disuelvan las alianzas militares y se aplique la humanidad, con todos sus recursos y ganas, a luchar contra el cambio climático, el hambre, las enfermedades y la peor enfermedad de todas, la desigualdad entre seres humanos. Pero ése sería un mundo de ángeles, no de humanos.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */