Cultura Nacionales

Nebrija, el imperio, la lengua

Escrito por Debate Plural
Elio Antonio de Nebrija

Elio Antonio de Nebrija 

Por: Odalís G. Pérez (Investigador de la Universidad Autónoma de Santo Domingo). 

Al despertar el alba de la modernidad, un profesor de latón, académico, estudioso, consultor de la realeza y como tal instructor humanístico clásico llamado Elio Antonio de Nebrija, reflexionó y construyó un edificio teórico-práctico sobre la lengua española.  Dudas hay sobre el hecho de que haya sido la primera.  Sin embargo, la gramática castellana de Nebrija es la Isagogé o İntroducción a una lengua ya de uso en el espacio neorromance y en la cultura denominada Ibero-romamce.

En el mapa de la Romania, el español tiene su historia y geografía como lengua, imperio e influencia.  Pero esta lengua, también colonizadora, aparte de que ha creado niveles de opresión, producción, reproducción, apropiación, desproporción, esclavismo, riqueza, manipulación y respuesta política, entre otras cosas.

Coincide históricamente la aparición de la Gramática castellana con el descubrimiento de América en 1942, así pues como con el Diccionario latino-español y dos años más tarde con la publicación del Vocabulario español-latino (1494), Nace con Elio Antonio de Nebrija la lexicografía latino-romance o lexicografía española.

Elio Antonio de Nebrija fue en pseudónimo de Antonio Martínez de Cala y Xarava, quien nació en Sevilla en 1441 y falleció en Alcalá de Hinares en 1522.  Conocido como Elio Antonio de Nebrija, el humanista fue preceptor, editor, impresor, consultor, astrónomo y colaboró con la revisión de la Biblia políglota complutense por encargo del Cardenal Cisneros en 1502.

Así pues, Nebrija, quien fue formado también como teólogo, helenista y latinista agotó un largo período de formación en Bolonia (Italia), donde aprendió también otros oficios humanísticos de prestigio.  Este humanista sabía de la importancia de la lengua en la conformación de los imperios y los Estados.  Por eso puso en circulación aquel argumento en torno a la cercanía de la lengua con el poder, esto es la lengua como compañera del imperio.  Precisamente tal argumento iba a tener resultados en el origen del descubrimiento de América donde la lengua que el mayor vehículo de comunicación en todo el trazado y la acción colonizadora.  Lo que nos colonizó fue la lengua como sistema de control, represión, ocupación territorial y fuerza para el dominio económico en la isla y en los territorios de América.

En efecto, el imperio español en América llegó con su cultura, con su lengua, du derecho de propiedad escrito en un idioma o dialecto romance de base latina que en aquel momento comenzaba a fijar algunas reglas de ortografía española (1517) influidas en gran parte por las İntroducciones latinas (1481) ambas obras escritas por Nebrija.

Para este filólogo y gramático español estaba claro que un imperio tiene su fundamento principalmente lingüístico, político y económico toda vez que la justificación de la dominación sociocultural tiene su fuerza en la lengua y en el intercontacto real entre el opresor que la impone y el oprimido que está obligado a aceptarla por razones sociales y de comunicación con el poder.

Siendo para Elio Antonio Nebrija la lengua la amiga, la compañera del imperio, al mismo tiempo es la lengua del Estado, pero también la lengua del sujeto esclavizado, manumitido, la compañera de base de los Estados modernos, de las nacientes colonias de América, de las religiones imperiales, de las economías de las leyes, del derecho, en fin, de las naciones modernas.

En efecto, los discursos culturales y sociales se sostienen por los código-ejes de generación y producción de conocimientos en todas las instancias donde se construye, se piensa y se impone un imperio, una determinación de poder o de fuerza política.  De ahí que las lenguas imperiales reconocidas en la Romania, la Germania, la Hispania y la İndianía en América, la afroamericanía y otros espacios socioculturales, constituyen formas de poder, resistencia, acción cultural o intercultural, explicables a través de los aportes de la Etnolingüística y la Dialectología en toda sus extensiones de conocimiento, acción  sociocultural y práctica lingüística  en contexto de competencia y realización.

En nuestro caso, el español de América se ha conformado históricamente como idioma impuesto bajo el lema “la lengua es la nacionalidad”, “la lengua es la patria”, ambos dictados de poder has constituido la mayor dictadura de la historia y en nuestro caso de nuestra historia colonial, nacional, política, educativa e institucional.

 

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */