Nacionales Politica

Investigacion judicial en Brasil contra Odebrecht pone en peligro termoelectrica de Punta Catalina (VIII)

Written by Angel Moreta

Por: Angel Moreta (Autor-Editor)

 

El Ministerio Público, la Procuraduria General y la Policía Federal de Brasil pusieron en movimiento recientemente un expediente de investigación criminal contra el consorcio Odebrecht, por hechos de soborno y cohecho en la empresa estatal petrolera Petrobras. Tales investigaciones, inclusive,  han puesto en estado de privación de libertad a los principales directivos de dicha empresa en la República Federativa de Brasil.

Los hechos de persecusion judicial comienzan en el mes de abril del año 2015, antecedidos de un conjunto de denuncias relacionadas con la crisis de la empresa estatal brasileña Petrobras, que ha caído en una profunda crisis como consecuencia de hechos de corrupción y de soborno en relación a Odebrecht.

En el mismo mes de abril 2015, el consorcio Gezhouba-Impe, por medio del abogado Angel Moreta, envío una extensa y conceptuosa comunicación a la presidenta de Brasil Dilma Rousseff y al Procurador General de esa nación, en la cual expone las interioridades e irregularidades de la licitación pública internacional que, con las recomendaciones de Stanley Consultants, culmina en la declaración de semifinalista y adjudicataria de dicha constructora monopolista privada Odebrecht, calificada supuestamente para la construcción de una termoeléctrica de dos unidades de 337 MW cada una, a realizarse en Punta Catalina, Provincia Peravia, República Dominicana.

Coincidencialmente, la revista Época, de Sao Paulo, perteneciente al grupo de comunicaciones O Globo, realizaba una investigación periodística sobre procesos de corrupción en la empresa estatal Petrobras, en la cual aparecía implicada muy seriamente la empresa monopolista multinacional Odebrecht. La revista Época utilizó como materia prima la comunicación arriba aludida, enviada por el emporio Gezhouba-Impe  a la presidenta de Brasil y al Procurador General de la República Federativa.

Ambos elementos se combinaron para empujar a las autoridades judiciales brasileñas a profundizar las investigaciones hacia las actuaciones de Odebrecht en República Dominicana. Ahora se ve con claridad que dichas actuaciones se fundan en sobornos y asociación delictiva en relación con la termoeléctrica de Punta Catalina, la cual se caracteriza por una sobrevaluacion cercana a los 1,000 millones de dólares.

Hoy en día, se comprende públicamente, a nivel de la gente común, que Odebrecht probablemente no ganó la licitación internacional, sino que la adjudicación de esa obra multimillonaria se debió a la colocación como semifinalista y luego adjudicataria definitiva de la importante obra de construcción de dos unidades termoeléctricas que producirían 670 MW,  a carbón mineral en la Provincia Peravia.

De este modo, se expanden hacia República Dominicana las posibilidades de una investigación criminal cuyos ecos llegan a otros países como Panamá, Colombia, Ecuador y otros del continente americano y de África, los cuales han iniciado de manera inmediata las investigaciones correspondientes.

Inclusive, hoy día se anuncia que el Procurador General de Brasil solicitó a las autoridades judiciales el congelamiento de operaciones de préstamos multimillonarias del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), a Odebrecht. Ademas, el Ministerio Público de Brasil anuncia el envío a República Dominicana de un grupo de fiscales investigadores para realizar pesquisas serias en relación al caso de la licitación internacional aludida, cuyos resultados irregulares y cuestionables dan lugar  al caso Odebrecht-Punta Catalina.

En República Dominicana, dicho caso puede representar estafa contra el Estado Dominicano y el patrimonio público, ya que la obra se podrá realizar únicamente en base a préstamos internacionales en bonos redimibles a diez años como mínimo, lo cual aumentaría y agravaría la deuda pública dominicana en más de 48 mil millones de dólares, que representan un dieciocho por ciento (18%), aproximadamente, del producto interno bruto (PIB).

Dadas las irregularidades y sobornos denunciados en el país y a nivel internacional, en relación a la obra a construirse en Punta Catalina, hechos que probablemente llegaron hasta las interioridades el Tribunal Superior Administrativo de la República Dominicana, hoy pocos dudan de la transparencia de la licitación pública internacional aludida, en la cual se produce una sobrevaluacion, repetimos, de más de 1,000 millones de dólares.

En consecuencia, el expediente criminal abierto por las autoridades judiciales de Brasil, repercute directamente en República Dominicana, y pone en situación de interrogación la construcción de la referida EPC a cargo de la adjudicataria Odebrecht, en Punta Catalina

Al encontrarse subjudice el consorcio Odebrecht en la República Federativa de Brasil, y al suspenderse los posibles financiamientos, cabe preguntarse: ¿Cuál será la suerte de la termoeléctrica?   (seguiremos con el número nueve)

About the author

Angel Moreta

Angel Moreta, jurista, sociólogo, y filósofo; Profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), República Dominicana, Autor-Editor de Debateplural.

Leave a Comment