Internacionales Politica

¿Quién gana en el acuerdo parcial firmado entre el Gobierno venezolano y la oposición?

Written by Debate Plural

Ociel Alí López (Russia Today, 30-11-22)

 

El segundo acuerdo firmado en México entre el Gobierno venezolano y la oposición genera debates internos en las filas políticas y también un realineamiento de cara a las presidenciales de 2024.

Impacto en la oposición

La Plataforma Unitaria (PU) ha tenido que «tragar grueso» para firmar el acuerdo este fin de semana. Con la rúbrica, su agenda original se ha disipado, y ahora tiene que dar la cara ante sus seguidores.

La dirigencia opositora ha vuelto a Caracas sin ninguna victoria parcial que ofrecer a sus partidarios, mientras el Gobierno exhibe los objetivos logrados: descongelación de recursos bloqueados y relajamiento de las sanciones petroleras.

Ni las garantías electorales, ni la denuncia sobre situación de los derechos humanos, ni la liberación de presos políticos; es decir, ninguna de las banderas opositoras ha estado presente en esta fase de la negociación. Y mucho menos, ninguna de sus demandas maximalistas como eran el «cese de la usurpación» y el «gobierno de transición». Al parecer, la comunidad internacional ya no está para esos excesos.

Esto ha traído, tal como se esperaba, un rotundo reclamo por parte de sus seguidores más radicales, que hegemonizan las redes sociales, y de la mediática más extremista.

«La frustración que viven los sectores radicales puede fomentar la abstención y la falta de apoyo hacia el giro político que efectúa la oposición, que abandonó la línea insurreccional y trata de enfilar las cargas hacia el evento electoral de 2024».

Panam Post, por ejemplo, un medio abiertamente golpista, considera que «la oposición (está) entregada a la aplanadora chavista en México» y, en lenguaje futbolista, narra que el juego va 3 a 0 a favor del Gobierno.

Maibort Petit, una de las principales periodistas venezolanas del exilio, arremetió contra Freddy Guevara, representante en la mesa de negociación del partido de derecha radical Voluntad Popular (VP), por no haber planteado el tema de los presos políticos.

En las redes opositoras, especialmente por sus militantes más efusivos, se deja ver el enojo por la incapacidad de conseguir algún logro, así fuera simbólico, en las negociaciones.

Ciertamente, este segundo acuerdo dista mucho no solo de las utópicas demandas, sino incluso de la firma del memorando de entendimiento firmado en México en 2021, en el que varios de los primeros puntos listados para iniciar las negociaciones tenía que ver con las garantías electorales y la cuestión de los derechos humanos.

Nada de eso se ha hablado durante este fin de semana en México, en el que la liberación de fondos para la atención de la crisis social, así como la atenuación de las limitaciones a Chevron para la explotación y comercialización de petróleo venezolano, han sido los puntos finalmente acordados, tanto propiamente en la mesa como tras bambalinas.

La frustración que viven los sectores radicales puede fomentar la abstención y la falta de apoyo hacia el giro político que efectúa la oposición, que abandonó la línea insurreccional y trata de enfilar las cargas hacia el evento electoral de 2024.

Sin embargo, aunque la oposición no ha conseguido nada en esta firma, sí podría sacar algún rédito.

Oposición «moderada»

Por su parte, con la firma de este acuerdo, la oposición moderada da un paso más para deslastrarse de la imposición a la que se sometió durante el auge del interinato de Juan Guaidó y, por ende, su supeditación a una «derecha trumpista».

Esta oposición ya no se siente responsable del abandono de la agenda maximalista, en tanto los mismos factores de la derecha radical (como VP), que le llamaban «entreguista» por participar en el diálogo y que hace meses se oponían a cualquier negociación que no sirviera a la capitulación inmediata del Gobierno, están ahora acompañando el giro político y, por ende, descartando las viejas banderas de lucha.

Así, partidos socialdemócratas como Un Nuevo Tiempo (UNT) y el ala moderada de Primero Justicia (PJ) toman el control de la oposición, que hasta hace poco estuvo capitaneada por VP y el ala radical de PJ.

«La oposición también sufre una realineación y podría estar posicionándose para entrar de manera legal en un nuevo marco de actuación en el que puede ser mucho más competitiva, todo esto sin requerir nuevas concesiones del oficialismo».

El abandono del camino rupturista y el afianzamiento de la estrategia electoral pueden permitirle a esta oposición socialdemócrata descartar la prédica abstencionista y con ello disputar el evento presidencial de 2024, algo que le cercenó la oposición radical en las presidenciales de 2018 y en otros eventos comiciales.

Si bien varios dirigentes opositores se encuentran actualmente inhabilitados y algunos partidos intervenidos, otros líderes como Manuel Rosales (UNT), gobernador de Zulia (principal estado de Venezuela), entre otros, no lo están y mantienen su partido totalmente aceitado para un evento electoral, por lo que solo requieren que se despeje el camino político para disputar la presidencia.

Así, la oposición también sufre una realineación y podría estar posicionándose para entrar de manera legal en un nuevo marco de actuación en el que puede ser mucho más competitiva, todo esto sin requerir nuevas concesiones del oficialismo.

Impacto en el chavismo

Con la firma del acuerdo, el Gobierno ha salido ganando de manera abierta y se anota un punto hacia la normalización de sus relaciones con el mundo, así como la aceptación del chavismo como sujeto beligerante y portador de derechos que quisieron ser barridos por medio de la insurrección de Juan Guaidó.

Pero también, el Gobierno se dispone a aceptar que sean multilaterales y organismos internacionales los que manejen recursos que legítimamente le pertenecen al Estado y que en otra situación debería gestionar él, sin la intervención de ningún ente.

Con la descongelación de fondos, el Gobierno cede en el manejo de sus recursos pero gana en facilitar la normalización financiera del país, lo que va en beneficio de un ambiente general ‘post-crisis’.

De la misma forma, cede en que sea la empresa estadounidense Chevron quien controle buena parte de la comercialización petrolera venezolana, pero por otro lado permite la normalización en las relaciones diplomáticas y comerciales de Venezuela en el mundo.

Logra así una verdadera apertura que va a comenzar a cambiar el perfil del país, desde uno en crisis agónica a otro con capacidad competitiva en materia petrolera. Esto en un momento en que las perturbaciones en la comercialización del combustible se han generalizado a escala planetaria.

«La nueva situación, en la que hay entendimiento entre Gobierno y oposición, abre el escenario de una cabal competitividad en las presidenciales y aleja el escenario de boicot a las elecciones por parte de la oposición, eliminando toda ‘justificación’ a las sanciones».

El Gobierno necesita un ambiente de sosiego económico y político para enfrentar las presidenciales de 2024 y sin duda lo está logrando con estas negociaciones.

Y además, necesita dinero fresco e inversiones para poder mejorar las condiciones en las que opera el Estado venezolano, que en medio de la crisis y el bloqueo financiero se ha debilitado en materia económica y social, lo que puede costarle la cantidad de votos requeridos para enfrentar la vuelta de la oposición a los caminos electorales, lo que cada día se ve con mayor claridad.

El acuerdo, que descongela 3.000 millones de dólares, prioriza la salud, la educación y el servicio eléctrico, que han sido áreas críticas en las que se ha evidenciado la profundidad de la crisis.

La nueva situación, en la que hay entendimiento entre Gobierno y oposición, abre el escenario de una cabal competitividad en las presidenciales de 2024 y aleja el escenario de boicot a las elecciones por parte de la oposición. Este panorama competitivo elimina toda la justificación que han enarbolado quienes han diseñado y desarrollado las sanciones contra el país.

¿Entra Venezuela a un escenario post-crisis? Esto lo veremos en los próximo meses.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario