Internacionales Politica

Un detalle casi desapercibido: la zona del sabotaje en el Nord Stream cuenta con navíos de la OTAN

Written by Debate Plural
Mariano Yberry (Sputnik, 29-9-22)
El mismo día que se concluían los referendos para la adhesión de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, así como las regiones de Zaporiyia y Jersón, se reportó una caída en la presión de los gasoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2 debido a perforaciones reportadas en el mar Báltico.
Hasta el momento se desconocen las causas de la afectación, aunque fuentes del Gobierno alemán citadas por el diarioDer Tagesspiegel aseguran que los gaseoductos rusos han quedado completamente inservibles.
La noticia generó polémica sobre todo porque la mayoría de las autoridades europeas sospecha un sabotaje, sobre todo después de que Dinamarca y Suecia sostuvieran que sus sistemas sismológicos detectaron dos explosiones en el mar Báltico, previo a la falla, lo que incluso provocó un sismo de 2,3 grados.
El Kremlin, a través de su portavoz, Dmitri Peskov, calificó el hecho de «alarmante y de «situación totalmente inédita» que requiere ser investigada. A la pregunta expresa de si consideran que esto fue un sabotaje, el funcionario ruso declaró que se detectó la «destrucción en la tubería» y por tanto no se puede «descartar ninguna opción».
Poco después, la portavoz de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajárova, anunció que se había convocado una reunión del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para tratar el tema «de las provocaciones sobre los gasoductos».
Por su parte, Alemania y Dinamarca, países a cargo de la investigación, también consideraron que no se puede descartar un sabotaje, ya que este tipo de fugas no responden a accidentes. La investigación sobre el posible ataque fue respaldada por el consejero de Seguridad Nacional y el secretario de Estado de Estados Unidos, Jake Sullivan y Antony Blinken, quienes también abonan la teoría de un ataque premeditado.
La propia Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión de la Unión Europea, consideró que lo sucedido fue producto de un ataque premeditado y advirtió que «cualquier disrupción deliberada contra activos de infraestructura energética europea es inaceptable y tendrá la respuesta más fuerte posible«.

Un acto de provocación

En una entrevista para Sputnik, el economista Alonso Romero, especializado en el mercado energético, calificó lo sucedido como «un acto de provocación para escalar el conflicto», justo cuando los europeos preparan vías alternativas para obtener gas.
Incluso, el especialista consideró que «el claro perdedor es Rusia porque pierde su carta de negociación más fuerte» para pactar un acuerdo pacífico que pueda ayudar a reestablecer el suministro de gas a Europa.
Pese a esto, Mijailo Podoliak, asesor del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, aseguró que lo sucedido fue un ataque terrorista de Rusia como parte de su estrategia para desestabilizar la situación económica de Europa.
«Lo único que puede hacer Alemania es no cerrar sus plantas nucleares […] pero en el invierno que se aproxima no hay una solución a corto plazo«, advierte Alonso Romero.
El investigador consideró que lo sucedido levanta sospechas ya que la zona donde se reportó el desperfecto cuenta con la presencia de navíos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), así como bases cercanas a la zona en Lituania, Letonia e incluso en Polonia, afirma.
«El gasoducto es submarino en el mar del Norte. Esa región por donde pasa tiene bases de la OTAN, tienen barcos de la OTAN todo el tiempo patrullando. Es muy difícil que se hubiera dado un ataque así sin que se hubieran dado cuenta o no lo hubieran prevenido», opina Romero Gutiérrez.

¿Quién gana con el presunto boicot?

Las sospechas sobre un posible sabotaje crecieron luego de que el exministro de Polonia Radek Sikorski, actual miembro del Parlamento Europeo, agradeciera en su cuenta de Twitter a EEUU, sugiriendo que ellos eran los responsables. Además, aseguró que el Nord Stream era un proyecto solo impulsado por Rusia como una manera de chantajear a Europa.
Los señalamientos contra EEUU también se dieron en parte por el discurso que el presidente de EEUU, Joe Biden, dio a principios de febrero, previo a las sanciones, y en el cual amenazó la puesta en marcha del Nord Stream 2.
Si Rusia Invade Ucrania, otra vez —lo que significa que tanques y tropas crucen la frontera—, no habrá más Nord Stream 2. Terminaremos con él», declaró el mandatario estadounidense, a principios de febrero, tras un encuentro con el canciller alemán Olaf Scholz.
Precisamente el Nord Stream 2, que incluso le permitirá a Alemania vender gas, no inició operaciones como se tenía previsto debido a la imposición de sanciones económicas contra Rusia.
En este sentido, Alonso Romero considera que «Europa simplemente está cambiando de depender de Rusia a depender de EEUU», un posicionamiento que impulsa Washington desde el Gobierno de George W. Bush, a través de su entonces secretaría de Estado, Condoleezza Rice.
La posición estadounidense se habría incluso materializado en un plan para frenar a Rusia como potencia energética y llevar a Alemania a una crisis controlada para obligarla a comprar gas de EEUU, según una filtración del medio sueco Nya Dagbladet. De acuerdo con este proyecto asociado al Centro RAND del Pentágono, con fecha del 25 de enero de 2022, EEUU habría impulsado el conflicto en Ucrania para promover sanciones económicas que entorpecieran el crecimiento ruso y la puesta en marcha de los gasoductos Nord Stream.
De hecho, el analista Alonso Romero estima que el gas estadounidense aumentará de precio precisamente porque ahora Europa está imposibilitada para recibir gas ruso como lo hacía meses antes, volviéndose de facto en una de sus pocas opciones ante lo que se espera sea una reparación lenta.
El daño inicial se expande por un tema de presiones. El gasoducto debe estar presurizado para contrarrestar la presión que ejerce el mar sobre él. Cuando se despresuriza por estas perforaciones pasa lo mismo que si apretaras una botella vacía», explica el maestro por la Universidad de Edimburgo.
Incluso, Romero Gutiérrez estima que la situación en Alemania será muy compleja en el invierno, pues, aún con el suministro de gas a través de los gasoductos de Noruega y Polonia, no se podrá sustituir los energéticos rusos, ni siquiera en complemento con el gas estadounidense.
Las fugas registradas en los gaseoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2 ocurrieron el mismo día que se inauguró el gaseoducto Báltico, un proyecto que iniciará operaciones el 1 de octubre y con el cual se pretenden exportar hasta 10.000 millones de metros cúbicos de gas al año desde Noruega a Polonia, a través de Dinamarca, para distribuir a aliados cercanos.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario