Internacionales Politica

Saludo a los 42 años de la Revolución Sandinista

Frente Sandinista de Liberacion Nacional
Written by Debate Plural

Romina Guadalupe Pérez Ramos (Hispantv, 20-7-21)

 

En esta fecha debemos brindar un homenaje al general Augusto César Sandino y a Carlos Fonseca,  quien  siguiendo  el pensamiento y práctica revolucionaria de Sandino organizó el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), instrumento político y militar que hizo posible el triunfo de la revolución liderada por nueve comandantes, que  derrocaron junto al pueblo a la dictadura de Anastasio Somoza.

Romina Pérez. Embajadora de Bolivia en Irán

En esta fecha debemos brindar un homenaje al General Augusto Cesar Sandino, y a Carlos Fonseca,  quien  siguiendo  el pensamiento y práctica revolucionaria de Sandino organizo, el  Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), instrumento político y militar,  que hizo posible el triunfo de la revolución liderada por nueve comandantes, que  derrocaron junto al pueblo a la dictadura de Anastasio Somoza, para reconstruir el Estado y sociedad nicaragüense, que desde 1984 estuvo a cargo del Comandante Daniel Ortega. Sandino, Fonseca y Ortega jugaron roles importantes para materializar el proceso y materialización lo que hoy conocemos como la revolución sandinista porque fue gestada gracias al pensamiento y practica revolucionaria de Augusto Cesar Sandino.

El pensamiento revolucionario de Sandino, articulaba  los elementos ideológicos de los emergentes paradigmas que a través de discursos contestatarios y revolucionarios circulaban en Latinoamérica desde finales del S.XIX[1] y también rearticulaba las ideas y practicas evolucionarios  de las luchas  de los caciques indígenas, entre estos, Diriangén conocido como el padre de la patria nicaragüense[2], Colocolo de Chile, Túpac Amaru II  que lidera lo que se conoce en la historia como la primera independencia del Aby Ayala contra el Virreinato del Perú, que abarcaba los actuales territorios de Perú y Bolivia,  Lempira de Honduras, de Tomás Ruiz Prócer de la independencia de Centro América,  de libertadores como Simón Bolívar,  de poetas y de poesías de la liberación de José Martí de Cuba, y de Rubén Darío de Nicaragua, así como  de otros revolucionarios como Emiliano Zapata de México.

Sandino, con estos elementos y desde la realidad de Nicaragua construye  una episteme emancipadora para los pueblos oprimidos del mundo, especialmente para el pueblo de Nicaragua que era una  de las naciones  oprimidas desde  la invasión colonial del Capitán Andrés Niño quien anexa el primer espacio geográfico de Nicaragua a la Corona española[3]  hasta la invasión de Marines estadounidenses que se instalan en Nicaragua desde 1916. La opresión de la nación no cambio con la independencia de 1821 porque los criollos  no velaron  por los derechos de los pueblos originarios,  quienes seguían viviendo  en condiciones inhumanas, sumergidos en la mayor pobreza, analfabetos de la lengua impuesta, discriminados  por hablar el idioma de sus ancestros y expulsados de sus tierras. Sandino,  pertenecía  a este sector social, y él vivió la injusticia social,  porque  fue hijo ilegitimo de un hacendado productor de café, y de una mujer indígena descendiente de los pueblos originarios,  que estaba despojada de sus derechos[4].

Sandino que fue peón en la finca de su padre,  afirmaba intrépidamente que  “por mis venas, circula más que todo, la sangre india, que por atavismo encierra, el misterio de ser patriota, leal y sincero”[5]. Por eso su práctica revolucionaria expresaba su  anticolonialismo, inspirado en las luchas libertarias indígenas como la de Túpac Amaru II.  La afinidad ideológica de Sandino con las luchas de los pueblos indígenas y originarios,  nos identifica con este líder,  porque nuestro proceso de cambio en el Estado Plurinacional de Bolivia, se ha nutrido de esta ideología materializada en esas luchas.

Sandino se auto identificaba como indígena y campesino,  porque trabajo la tierra en varios lugares. Después formo parte del proletariado, trabajo como obrero en Honduras y México donde se relaciono con grupos revolucionarios marxistas y otros, y  vivió el proceso de la revolución Zapatista. Cuando retorna a Nicaragua en 1925 trabajo en las minas de San Albino.  Estas experiencias junto a su autoformación teórica, forjaron su espíritu crítico contestatario que lo llevaron a tener una formación literaria, política e  ideológica, así como militar. De esta manera construyo su pensamiento descolonizado, nacionalista y antiimperialista para   reivindicar   la defensa y soberanía de la Patria que para el no era reductible a  su amada Nicaragua, sino abarcaba a la Patria Grande Latinoamericana.

En 1926,  Sandino se integra a las tropas liberales en la guerra constitucionalista;  que fue  traicionada en 1927 por los “vende patria” que aceptaron la intervención norteamericana a través de la firma del “Pacto del Espino Negro” en Tipitapa donde se aceptaba la “Paz”, y  se ordenaba el desarme del ejército de Nicaragua[6]. Todos los Generales aceptaron la rendición a los norteamericanos menos Sandino que le dijo a Moncada:

            Yo no estoy dispuesto a entregar mis armas en caso de que todos lo hagan. Yo me haré morir con los pocos que me acompañan, porque es preferible        hacernos morir como rebeldes y no vivir como esclavos[7].

Este pasaje de la historia,  y las palabras de Sandino, muestra cuán cercanos somos en nuestra ideología e ideales, porque el himno patrio de Bolivia es “Morir antes que esclavos vivir”.   Para Sandino era un deber morir por la Libertad, y este deber lo enarbolaba con el símbolo de la bandera Rojo y Negro que  significa “Libertad o Muerte” y/o “Patria o Muerte”. De este modo, y  en este contexto del 1927-1934,  nació́ el movimiento armado de Sandino, que el mismo lo autofinanció comprando  sus armas con el dinero que ganó en sus trabajos en México,  e  inicio la guerra de guerrilla junto a un grupo de  29 guerrilleros nicaragüenses. Se trataba al inicio de una pequeña columna de obreros y campesinos que entre 1931- 1932 llegó a tener cerca de 6.000 combatientes organizados en ocho columnas que controlaron  casi dos tercios del territorio nacional,  a través del  Ejercito Defensor de la Soberanía Nacional  (EDSN)  que portaba la firme convicción de Sandino que la vida se ofrenda para libertad de la patria”[8] . El afirmaba “si morimos, nuestra causa seguirá́ viviendo. Otros nos seguirán. Nuestro ejército (…) tiene conciencia de su alto papel histórico (…) la soberanía de la Patria no se discute, se defiende con las armas en la mano”[9].

En 1933 Sandino infringió́ una derrota al ejército norteamericano, y expulso a los marines de  su Patria nicaragüense. Después en 1934,  en aras de su ideal de buscar la Paz para su pueblo,  y sabiendo que la expulsión de los marines no era suficiente para acabar con las intervenciones norteamericanas, acepto una invitación para acudir a una cena en el palacio presidencial, y fue emboscado y asesinado el 21 de febrero de 1934, por Anastasio Somoza, jefe de la Guardia Nacional y sobrino del ex presidente José́ María Moncada, en complicidad con Estados Unidos[10].

Después del asesinato de Sandino, en el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional  (EDSN)  se destacaron dos hombres que continuaron su lucha: el coronel Santos López  de origen campesino  y  el  General Ramón Raudales. Ellos  vincularon a los patriotas del EDSN con las nuevas generaciones donde se destaca el poeta Rigoberto López Pérez que ajusticia a  Anastasio Somoza el 21 de septiembre de 1956[11]. El hecho provoca que la dictadura contra ataque con una violenta represión, y le hacen frente  en 1958 el General Raudales junto a las diferentes agrupaciones político militares. A su vez  el Coronel Santos López  había reclutado a las nuevas generaciones,  donde se destaca el joven Carlos Fonseca Amador  que  entre 1961-1962 funda el  Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) junto a Tomás Borge y otros revolucionarios[12]. Dos años después se integra a los 16 años, Daniel Ortega Saavedra.  Todos  continuaron con el legado de Sandino y su proyecto político que desembocara en la Revolución Popular Sandinista. Con esta Revolución finaliza el ciclo de las revoluciones armadas en América Latina,   y de ella queda también la imagen inclaudicable  e imperecedera de la entrada de los guerrilleros a Managua aquel 19 de julio de 1979,  y  el derrumbe de la estatua de Anastasio Somoza que simbólicamente derrumbaba  un  régimen opresor de mas más de cuatro décadas.

Los comandantes entrando a Managua, 19 de julio 1979.

 

La mística revolucionaria que se vivía en las calles con el triunfo de la revolución, convocaba a los 9 comandantes a reconstruir es Estado y la Sociedad, y una de las primeras medidas que puso en práctica la Junta de Reconstrucción Nacional fue la expropiación de los bienes de Somoza,  y de sus colaboradores más cercanos.

Asimismo  gran parte de los sectores revolucionarios de la  sociedad estaba convulsionada por el espíritu revolucionario,  que les convocaba participar de los sábados del trabajo voluntario, denominado  “sábado rojo y negro” que se inició con las cosechas de algodón,  continuo con las brigadas populares de salud y se fortaleció con las cruzadas nacionales de alfabetización. Los voluntarios, se organizaban en frentes, brigadas y escuadrones, y se redujo la tasa nacional de analfabetismo del 51%, a un 12%. La UNESCO declaró que la campaña era un triunfo cultural -claro está- de la revolución.

Poco después  entre 1980-1981, el FSLN se enfrentó́ a la  Contra, un ejercito de mercenarios organizado por el imperialismo norteamericano para derrocar la revolución sandinista. Como se trataba de una guerra, los sandinistas para salir victoriosos instituyeron  el Servicio Militar Patriótico, que era una obligación revolucionaria, al igual que la búsqueda de la Paz. En este contexto, encontré a una joven sin un brazo,  era una combatiente del FSLN, y cuando un periodista le preguntó que si valía la pena esa pérdida, ella contesto: por la revolución Nicaragüense estoy dispuesta a perder el otro y hasta la vida. Patria o Muerte!!!.

Daniel Ortega es electo como Presidente en 1984 y en 1988 se logra al terminar la guerra de la Contra. Sin embargo la burguesía local reaccionaria se resistió a las transformaciones sociales[13],  y pone en práctica estrategias de dominación violenta, seleccionando medios de lucha para desestabilizar la revolución con conspiraciones, instaurando conflictos y preparar golpe de estado;  actualmente conocidos como los golpes suaves y mediáticos como elementos constitutivos de la guerra hibrida. En 1990 producto de la aplicación de estos métodos  el FSLN pierde las elecciones. Los partidos neoliberales asumen el poder durante 16 años y desarticulan el sistema de carácter revolucionario y sus transformaciones. El país se sumió en la peor crisis socioeconómica de la historia nacional.

Entre el 2007 al 2019 el FSLN retoma el poder a través de elecciones libres. El Comandante Daniel Ortega  asume nuevamente  la presidencia y restaura el modelo socioeconómico revolucionario que el neoliberalismo destruyo. Actualmente,  Nicaragua es reconocida a nivel mundial como el país Centroamericano con mayor crecimiento económico y de mejor seguridad ciudadana.

En su discurso del 19 de julio del 2018, el Comandante Daniel Ortega denuncia nuevamente  que entre abril y julio, el imperialismo norteamericano junto a la oposición reaccionaria operaba para  dar un golpe de estado. Denuncio  que  los representantes de la iglesia católica colaboraban con los conspiradores ya que so pretexto de dialogo  pedían  cambiar a las autoridades del Consejo Supremo Electoral, a los jefes de la Policía Nacional, y que la institución se replegara a los cuarteles, y también solicitaban  que se fuera como presidente, y se adelantaran las elecciones. Según el Comandante, “No querían dialogo, sino un ¡Un Golpe de Estado!”.

Actualmente la conspiración continua, y en esta fecha manifiesto al Presidente Daniel Ortega, a la Vicepresidenta Rosario Murillo, y al pueblo nicaragüense que el Estado Plurinacional de Bolivia, y el pueblo boliviano  se identifican con la revolución Nicaragüense, el legado de Sandino,  y repudia las practicas conspirativas de EE.UU. y sus lacayos nacionales, que a través de la guerra hibrida pretender nuevamente ensangrentar a la nación Nicaragüense.

Teherán, 19 de julio, 2021.


[1] Los paradigmas cuestionaban las prácticas expansionistas e imperialistas de EEUU, el eurocentrismo  de los países colonizadores  que impusieron una ideológica  occidental y colonizadora en América latina. Los discursos contestatarios  planteaban  promover la unidad Latinoamericana a través de un proceso de descolizacion de las ideas.

[2] Ortiz Núñez, Ramiro. Dirianghen: padre de la patria nicaragüense. Tipografía Brenes, Managua, 1953.

[3]  A este espacio lo llamo  “Puerto de la Posesión”; actualmente “El Realejo”. Con este hecho se  expropia  tierras a los legítimos dueños,  y  se los explota mediante la Encomienda  que obligaba  a trabajar a los originarios en sus propias tierras para entregar la producción a los encomenderos,  si se negaban los torturaban y asesinaban quemándolos vivos o los  mataban a garrotazos, latigazos o de hambre.

[4] Augusto C. Sandino nació en Niquinohomo, el 18 de mayo de 1895, fue hijo ilegítimo de Gregorio Sandino que era un hacendado cultivador de café. Su madre,  Margarita Calderón,  era  indígena y sirvienta de la plantación de su padre. Desde  los 9 años, vivió con su abuela materna y después con la familia de su padre, donde debe trabajar como peón de la plantación para ganar su hospedaje. Cf. http://josuecajnam.blogspot.com/2013/11/nicolas-augusto-calderon-sandino-1895.html

[5] https://www.frasesypensamientos.com.ar/autor/augusto-cesar-sandino.html

[6] El Pacto “Espino Negro”  se realizó bajo la sombra de un árbol que lleva el mismo nombre. Como la guerra constitucionalista era  favorable a los liberales, EE.UU envía a Henry Stimson con la misión de negociar un armisticio que pusiera fin a la contienda libero-conservadora que Moncada la acepta y firma el 4 de mayo de 1927 la rendición de las tropas liberales. El pacto planteaba  el desarme de las fuerzas liberales y conservadoras y la entrega de las armas a los norteamericanos; elecciones en 1928 bajo la supervisión de Estados Unidos;  Participación de los liberales en el gabinete de Díaz; la permanencia de los infantes de marina en el país, y  la organización de una fuerza pública dirigida por oficiales norteamericanos. En: http://catalogo.ihnca.edu.ni/cgi-bin/koha/opac-detail.pl?biblionumber=22339

[7] Mariano Aguirre y Ana Motes. “De Bolívar al frente sandinista: antología del pensamiento anti-imperialista Latinoamericano”. Ed. de la Torre. España 1979.

[8] A.C.Sandino, Lucha de Sandino, 1934.

[9] https://repositorio.unan.edu.ni/12235/1/document%20%2835%29.pdf

[10] https://www.enacal.com.ni/informacion/doc/Boletin_Informativo_N1-2018.pdf

[11] https://noticias.asamblea.gob.ni/rigoberto-lopez-perez-63-anos-del-principio-del-fin-de-la-tirania-de-somoza/

[12] María Mercedes Salgado “ACTIVISMO DE ALTO RIESGO: EL FRENTE SANDINISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL (FSLN) ¡PATRIA LIBRE O MORIR!” En: Anuario de Estudios Centroamericanos, Universidad de Costa Rica, 44: 367-398, 2018.

[13] En 1979 se logra el derrocamiento de la dictadura militar. La Revolución Popular Sandinista nació  para lograr la liberación, emancipación y restitución de los derechos de las grandes mayorías. Logró transformar las estructuras de la sociedad nicaragüense, permitió́ el rescate de la identidad cultural e instauró un modelo económico social, comunitario, cooperativista y solidario. Para garantizar los derechos sociales, económicos y políticos conquistados por la Revolución se reforma la Constitución Política de la Nación que en su  artículo  3, entre otras cosas señala “…nos oponemos a todas las formas de dominación y explotación colonialistas e imperialistas y somos solidarios con todos los pueblos que luchan contra la opresión y dominación”.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario