Internacionales Sociedad

Trump: su cerebro y sus mentiras (2)

Trump continúa los ataques racistas en contra de las Congresistas

 

El  14 de julio Trump escribió  en sus Tweets que  cuatro   mujeres en el Congreso de los Estados Unidos deberían regresar a su país infectados por el crimen (ver el comentario No. 1 en Debate Plural). Esas mujeres incluyen tres que nacieron en este país (Alexandra Ocasio-Cortez, Ayanna Pressley, y Rashida Tlaib). La cuarta mujer (IIhan Omar) nacio en Somalia y se hizo residente en los EU en el año 2000.  Todas son del partido demócrata, y han criticado severamente a Trump desde el momento que ellas fueron escogidas en una elección general para representar  su partido en el Congreso de ese país.  Esas críticas es lo que ha estimulado a Trump a atacar a esas mujeres, ataques que los consideré racistas en la publicación de mi anterior comentario en el digital Debate Plural.

El siguiente día, 15 de julio, Trump repitió parte de sus ataques a esas congresistas  diciendo que ellas  deben regresar a su país de origen. Como ya expliqué en mi comentario anterior, esta posición de Trump sugiere que él no está saludable en cuanto a su cerebro, ya que está pidiendo que tres  mujeres que nacieron en los Estados Unidos regresen a su país de origen.

En el Tweet del 15 de julio,  Trump añadió que esas  congresistas son “gente que odian nuestro país…creo con pasión”. Esto representa otra de las miles de mentiras de Trump, pues no es verdad que esas congresistas odian a los Estados Unidos, particularmente las tres que nacieron en este país. Ellas odian a Trump, por su retórica racista.

De acuerdo a Trump “mucha gente están de acuerdo  [con él]. Esta es otra mentira de Trump. Pues  varios republicanos en el Congreso de ese país ya están expresando su descuerdo con él en ese contexto.

Por ejemplo Mike Turner, republicano y representante de Ohio en el Congreso, está de acuerdo con que los ataques del presidente son racistas. El mismo sentimiento ha sido expresado por el representante de Michigan (Fred Upton), de Texas (Pete Upton), y la de Alaska (Lisa Murkowski).

La Senadora Murkowski  explícitamente dijo que “no tenemos excusa para esos comentarios maliciosos del presidente. Ellos son absolutamente no necesarios y esto tiene que parar”.

El Senador Mitt Romney (Utah, republicano) dijo que votaría para condenar los Tweets de Trump en contra de esas congresistas si el voto es introducido en el Senado.  Además, la presidenta de la Cámara de Diputados del Congreso de los Estados Unidos,  Nancy Pelosi,  anuncio que ella está preparando una resolución para condenar en el Congreso la  reciente retorica racista de Trump.  Se espera que algunos  diputados republicanos apoyen esa resolución, y de seguro que todos los  diputados demócratas también la apoyaran.

Las respuestas de Alexandra Ocasio-Cortez, Ayanna Pressley, Rashida Tlaib, y IIhan Omar  a la retórica racista de Trump ha sido bien recibidas en la prensa Americana.  Ocasio-Cortez recordó a Trump que él y ella nacieron en el Bronx, New York, lo que implica que Trump se confundió con la ciudadanía de esa congresista (y también con la ciudadanía de Pressley y Tlaid que también nacieron en los Estados Unidos).

En una conferencia de prensa (julio 15) desde el Congreso, Ocasio-Cortez  también dijo que Trump “no sabe cómo defender su agenda y lo que hace es atacar nuestra personalidad.”  Pressley respondió diciendo que esa retórica es una manea de Trump introducir una “distracción disruptiva” a los problemas centrales de ese país.  En un Tweet (julio 14) Pressley escribió “… nosotras no vamos a ningún lado. Excepto regresar a DC para pelear por las familias  que tu [Trump] marginaliza…cada día”.

Omar ofreció ejemplos de esos problemas importantes sugeridos por Pressley  incluyendo deportación masiva de inmigrantes, abusos de los derechos humanos, permitidos por Trump (ejemplo los inmigrantes en prisión, los inmigrantes bebiendo  agua  de los sanitarios, etc).

Trump, acusado de cometer crímenes que han sido descritos en el Reporte de Robert Muller, permitie que millones de americanos mueran por falta de servicios médicos, los que el gobierno de Trump debería ofrecer, etc.

Omar  considera la retórica de Trump como “basura” y además que a él no le gusta que “la gente como nosotras todas diferentes a la raza de Trump”, esto es latina e hispana, negra-americana y musulmana estamos sirviendo en el Congreso y peleando en contra de la agenda de odio [de Trump]”.  La respuesta de Tlaid  es comenzar el proceso  en el Congreso para sacar a ese presidente de la Casa Blanca y llevarlo al escenario de un  impeachment”, que es lo que se conoce en la Constitución de los Estados Unidos como un procedimiento cuestionador.

En un programa de CNN (julio 15), el comentarista le preguntó a April Ryan, (reportera en la Casa Blanca y representante de American Urban Radio Networks) que  por qué ella cree que Trump atacó a esas congresistas con esa retórica racista. Ella respondió que Trump quiere estar seguro de mantener su base política, aquellos  que votaron por él en 2016, y mantenerla en las próximas elecciones nacionales de 2020.

Pero el hecho de que esas cuatro congresistas  sean ciudadanas americanas y tres nacidas en los Estados Unidos, es  causa de una otra explicación plausible en el sentido de que el cerebro de Trump no parece estar funcionando bien, ya que él sugirió que dichas congresistas debían regresar a sus  países de origen desde su primer ataque el 14 de julio 2019.

About the author

Freddy A. Paniagua

Profesor (retirado) y actualmente profesor adjunto en la Escuela de Medicina de la Universidad de Texas, Galveston, Texas, USA; con la maestria y doctorado (Ph.D.) de la Universidad de Kansas y postdoctorado de la Escuela de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, USA. Es miembro honorífico (Fellow) y de por vida en la Asociación Americana de Psicología, con más de 50 articulos en revistas cientificas, y ocho libros con tres utilizados en programa de maestria y doctorado en los Estados Unidos y otros paises.

Leave a Comment