Nacionales Sociedad

In memoriam de Lipe Collado (40)

Written by Debate Plural

La previsible crisis del ron “dominicano”

Lipe Collado (Hoy, 8-3-14)

Augusto Ramírez, presidente de Brugal y Compañía, hablando días atrás a una concurrencia de la Federación Nacional de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana, FENACER, pegó el grito al cielo del Dios Baco por las dificultades que afectan a la industria del ron, que parecieran evidenciar la muy previsible crisis del ron “dominicano”.

En su disertación, según lo publicaran los diarios, citó los factores negativos de “falsificación de marca”, la informalidad, el contrabando de otras bebidas y la evasión fiscal de competidores, a lo que se agrega la última reforma tributaria que penaliza al ron hasta el orden de aproximadamente ¡un 70 por ciento! de impuestos.

Pero de lo que no habló el prominente ejecutivo privado es de cómo la industria del ron “dominicano” ha pasado a manos extranjeras, de si ha descendido la calidad del producto y de sus descuidos promocionales al punto tal que esas empresas se han mimetizado entre el público y han ido perdiendo liderazgo comunitario. ¡No dan ni un guiño de ojo!

El Ministerio de Turismo, cuyo titular es previsor y dinámico, debería desarrollar un rol eficiente en la defensa del ron y de ciertos platos dominicanos que han sido desnaturalizados en su oferta al público nacional y extranjero.

¿Cómo es posible que se haya permitido la desaparición del verdadero ron dominicano de los tramos de casi todos los hoteles de playa y de otros lugares suplantado por unos supuestos rones “dominicanos” cuyo sabor anda entre agua de tindanga, agua de batería alcoholada y remojo alcoholado de ropa de triciculero. Y me quedo corto.

En los hoteles de “todo incluido” te incluyen el consumo gratuito de esos rones “dominicanos”, un atentado al buen gusto y a la salud del día siguiente, pero tienes que pagar el ron de marca tradicional, el único, el ron dominicano, “del malo” o “del bueno”, el de marca país.

También se ha estado padeciendo el expendio de platos y comidas “típicas dominicanas”, como el caso de una red de restaurantes que oferta, entre otros, platos típicos dominicanos. Ofrecen un tal “mofongo” que es una estafa consistente en plátano medianamente asado al que al hacerlo le vocearon “¡chicharrón!” y después lo bautizaron con una mantequita de chicharrón frito -chicharrón que quizás se lo comieron en la cocina antes de servir el irrespetado “mofongo”.

De todas maneras, el grito al cielo del Dios Baco del señor Ramírez, Presidente de la firma Brugal y Compañía, es digno de atención inmediata. Hay que ir en auxilio de esa y otras empresas de rones tradicionales, acosadas por diversos flancos. Se impone el diálogo con el libro abierto entre los productores etílicos, las autoridades de turismo, las  del régimen impositivo y cualesquiera otras.

El alarido angustioso de Augusto Ramírez pudiera ser eco del choque de la punta de un iceberg y el Titanic de una marca país orgullo nuestro. ¡Salvemos el tradicional y olímpico jumo criollo, con el ron “regular”, con el bueno Bueno o con el “lavagallos”, otrora tan amigo de mi infeliz hígado!

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario