Internacionales Politica

A pesar de que Trump lo asegura, la batalla de EE.UU. contra el ISIS está lejos de haber terminado

Written by Debate Plural

Ali Younes, Trevor Aaronson y Murtaza Hussain (The Intercept, 24-12-18)

A pesar de las garantías del presidente Donald Trump de que el Estado Islámico ya no tiene nada que hacer , la batalla liderada por los Estados Unidos para expulsar al grupo militante de su último bastión sirio se ha intensificado en las últimas semanas.

En medio de duros combates entre las Fuerzas Democráticas Sirias, lideradas por los kurdos y apoyadas por Estados Unidos, y los curtidos combatientes del Estado Islámico, decenas de civiles y prisioneros han muerto asesinados a causa de los ataques aéreos estadounidenses en la provincia oriental de Deir ez-Zor, según fuentes sobre el terreno.

Aviones de combate estadounidenses que formaban parte de esa campaña bombardearon un hospital en la aldea de Al Shafah a finales del mes pasado, matando a pacientes y a las familias del personal médico que allí trabajaba. El hospital quedó “reducido a un montón de escombros, con un enorme cráter en el medio”, dijo un combatiente del ISIS en una entrevista.

Dos altos diplomáticos estadounidenses con buen conocimiento de la lucha contra el ISIS y que nos hablaron a condición de mantener anonimato, confirmaron el ataque aéreo sobre el hospital. Uno de ellos sostuvo que estaba justificado y era legal, alegando que los soldados de ISIS estaban disparando desde el hospital contra las fuerzas de la coalición, convirtiéndolo así en un objetivo legítimo.

El miércoles Trump anunció la retirada de las tropas estadounidenses de Siria y tuiteó: “Hemos derrotado al ISIS en Siria, mi única razón para estar allí durante mi presidencia”. Cuál es el significado real del anuncio de Trump para la campaña aérea contra el ISIS es algo que continúa sin estar muy claro. El jueves por la mañana Reuters informaba de que los ataques aéreos estadounidenses contra el ISIS estarían llegando prácticamente a su fin, citando a funcionarios estadounidenses no identificados. Sin embargo, la portavoz del Pentágono, la comandante Rebecca Rebarich, declaró en un comunicado: “Mientras haya tropas estadounidense sobre el terreno, llevaremos a cabo ataques aéreos y de artillería en apoyo de nuestras fuerzas. No vamos a especular sobre futuras operaciones”.

Sin embargo, la realidad de la desaparición de ISIS es mucho más compleja. Es cierto que el grupo militante, que una vez controló una amplia franja de territorio que se extiende desde Siria hasta Iraq, se ha debilitado significativamente. Pero aún controla algunas zonas en el este y noreste de Siria, y durante las últimas semanas ha librado feroces batallas contra las fuerzas apoyadas por Estados Unidos mientras se enfrentaba a las apariciones por el cielo de los aviones de combate estadounidenses. Además, los combatientes del ISIS en Siria confían en que están aún dirigidos por Abu Bakr al-Baghdadi, el autodeclarado califa y líder del ISIS, de cuya muerte informaron medios de comunicación iraquíes , rusos e iraníes . Es poco probable que los militantes renuncien a su lucha si Baghdadi sigue aún en el poder.

Múltiples fuentes nos han hablado de recientes ataques aéreos en el este de Siria que han matado a las familias de los miembros del ISIS, así como de un bombardeo a finales de noviembre que mató a los prisioneros kurdos y a los disidentes detenidos por el ISIS. En octubre de 2017, cuando el ISIS comenzó a perder el control de su capital de facto, Raqqa, varias cadenas de noticias estadounidenses y británicas describieron la batalla como la “última posición” del grupo. Pero fue en gran medida algo orquestado. Como parte de una retirada negociada de Raqqa, el gobierno sirio proporcionó autobuses para transportar a los combatientes del ISIS y a sus familias hasta los pueblos de Deir ez-Zor, una provincia cerca de la frontera con Iraq que en ese momento estaba, en gran parte, bajo el control del ISIS.

Las Fuerzas Democráticas Sirias capturaron Hajin la pasada semana, la única zona urbana aún bajo control del ISIS en Siria. Las bolsas restantes del territorio controlado por el ISIS son las aldeas de Deir ez-Zor a lo largo del río Éufrates. Estas áreas están en gran parte sitiadas por las fuerzas del gobierno sirio por un lado y las fuerzas kurdas por el otro.

Desde hace semanas ya, los mercados de estas ciudades y aldeas han ido agotando sus existencias, sufriendo los civiles locales la escasez de alimentos. “Las cosas aquí son muy difíciles ahora”, dijo en una entrevista un excombatiente del ISIS que resultó herido en un pueblo al sur de Hajin.

Los aviones estadounidenses han estado arrojando pasquines sobre las zonas aún controladas por el ISIS en Siria. Los combatientes del ISIS y los residentes de esas áreas rompen a menudo los pasquines y los arrojan a los lados de la carretera. En una de las caras de un pasquín, aparece un soldado con uniforme mirando victorioso hacia el desierto mientras dos aviones de combate vuelan por el el horizonte. La otra cara muestra una bandera del ISIS hecha jirones mientras un combatiente del ISIS tira su arma y emprende la retirada”. “Las Fuerzas Democráticas de Siria están llegando”, se lee en árabe en el panfleto.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Leave a Comment