Cultura Nacionales

Mercado internacional del arte (1)

Written by Marko Florentino

Dentro del macrocomercio de las artes plásticas, la pintura contemporánea lidera el ranking mundial en ventas. Muchos de los artistas que realizan las obras proceden de países distintos a donde se comercializan sus productos y, los beneficios económicos se quedan en los grandes mercados: China, USA, Inglaterra, Francia, Alemania, Suiza, Australia, Japón, Moscú… Pero las nuevas competencias del marketing digital permiten a los noveles acceder a herramientas promocionales para posicionarse a nivel global sin costos adicionales y comercializar sus trabajos sin intermediarios.

Las artes plásticas contemporáneas representan a nivel global un porcentaje considerable de los aportes financieros a la macro industria cultural, pero antes de llegar al realizador de la pieza de arte los ingresos atraviesan canales y filtros intermediarios —gestores-comisarios-marchantes—, y no se transfieren directamente a los pintores y escultores que, además su trabajo profesional, consiguen con su talento y creatividad hacer de esta profesión vías de expresiones socioculturales y paráfrasis visuales de la cotidianidad, desde su reflexión disidente para responder a un sistema que los artistas noveles consideran desigual o desleal ante las producciones de renombrados e hipervalorizados pintores de la categoría de Auguste Renoir, Salvador Dalí, Robin Gunningham (Banksy), Elizabeth Neel, Cándido Bidó, entre otros.

En el arte contemporáneo, el valor conceptual-decorativo-utilitario o el lenguaje no verbal incrustado en la iconografía recóndita estructurada en una pintura, escultura, ilustración o dibujo [surrealista-impresionista-supremacista], solo tendrían el reconocimiento de la colectividad, si el idealismo y los intereses del artista están acorde con la crítica individual de los “gurúes del arte”; por ende, la pieza de arte podría también estar subyugada por los que controlan el complejo mercado del arte, independientemente de su estética visual o de la cuantía científica que represente.

En su texto La Semiosfera, semiótica de la cultura y el texto, el lingüista y semiólogo Yuri Lotman expone ideas generales sobre este contexto cuando describe el proceso de interpretación del lenguaje artístico sobre cualquier interpretación que se le pueda dar a la estructura semiótica de una obra cualquiera, que estaría sujeta al criterio particular de quien la decodifique y comprensiblemente, dependería del entorno sociocultural donde se haya elaborado; o más bien del contexto sociocultural donde ubique, pues las lenguas poseen un macrouniverso de signos y símbolos que nos sugieren adentrarnos a conocer a profundidad la forma de expresión lingüística de sociedades en las que no estamos.

Refiriéndose a estos conceptos, Lotman los exterioriza así:

Basta con que nos planteemos el objeto de describir el conjunto de las artes en los marcos de tal o cual época, para que descubramos claramente la expansión de una y como interrupciones en la historia de la otra. Este mismo fenómeno puede explicar otro, bien conocido por los historiadores de la cultura, pero que no ha sido objeto de una interpretación teórica: según la mayoría de las teorías culturológicas, fenómenos como el renacimiento, el barroco, el clasicismo o el romanticismo, al haber sido generados como factores universales para una determinada cultura, deben diagnosticarse sincrónicamente en el dominio de diversas formaciones, y más ampliamente intelectuales. (La Semiosfera I, pág. 33)

 Aunque una buena valoración a una obra de arte por parte de un “Crítico” podría depender más de sus argumentos científicos individuales que del talento del artista, la lógica conceptual estaría por encima de cualquier opinión si la conciencia colectiva valora la obra positivamente.  A esta hipótesis, Lotman añade el siguiente manifiesto:

Toda conciencia, por lo visto, encierra elementos tanto de un pensamiento como de otro. Sin embargo, podemos suponer que el pensamiento científico se caracteriza por el predominio de las estructuras lógicas, y el artístico, por el de las creadoras, mientras que la conciencia de la vida cotidiana se sitúa en el medio de ese eje. Las investigaciones de mecanismos psicológicos de la conciencia creadora se hallan más allá de los límites de nuestra competencia. (La Semiosfera I, pág. 65)

De ahí que, los resultados emanados del estudio corporativo de las culturas se derivan las tesis esenciales que han construido la conciencia colectiva para interpretar el universo lingüístico, o semiosfera de la cultura universal.  No obstante, sin importar la técnica que se aplique a la obra o el movimiento de vanguardia al que pertenezca; si ésta cuenta con los cánones científicos, la lógica conceptual y la estética funcional; la pieza sobrepasaría cualquier veto particular y sería reconocida por la colectividad como obra de arte vanguardista de categoría competitiva. Pero aun cumpliendo con estos parámetros, podrían hacer falta algunas estrategias y herramientas complementarias para garantizar el reconocimiento del espectador y del potencial comprador. Adicionalmente al talento del artista, haría falta un sistema mínimo de autogestión mediática y de comunicación interpersonal para la autodifusión y autopromoción individual, para lograr el reconocimiento colectivo y la competitividad en este complejo entorno. Para lograr estos objetivos el Macro Data informática ofrece gratuitamente suficientes canales al alcance del artista, solo bastaría comenzar creando una página web personal y utilizar: Social Media para lograr alcances incalculables, que se trasferirían en beneficios muy favorables en ventas y seguidores;  el uso de Herramientas Analíticas ayudará a conocer la realidad, la perspectiva del mercado y del realizador del producto; el  Marketing-Remarketing permitirá programar la comercialización del producto sin necesidad de intermediarios; con el Search Engine Optimization -SEO- se optimizará el reconocimiento en la  búsqueda de contenidos,  mejorará la visibilidad del sitio en la web y maximizará los resultados ante productos artísticos similares. Cada una de estas herramientas están a disposición gratuitamente en programas de formación profesional por las macros proveedoras de servicios informáticos.

Indudablemente, si el artista aprovechara las herramientas del marketing digital sus obras alcanzarían un posicionamiento relevante ante sus potenciales clientes y todos los seguidores de la pintura contemporánea. Un aspecto muy importante para tomar en cuenta es la precisión y la consistencia del mensaje publicitario para reforzar las estrategias mencionadas; algo parecido al llamado Lenguaje de las Bellas Artes, enunciado con armonía sin que se desvirtúe su esencia, su vigor y precisión. Es a lo que el filólogo e investigador sociocultural Luis Sánchez Corral, en su libro «Semiótica de la Publicidad» llama Las Competencias Publicitarias, cuando afirma que el uso del Performance en la actividad publicitaria, aunque desnaturaliza los cánones científicos y técnicos conque debe realizarse una publicidad; es válido como práctica conceptual; y que, sus enunciados semióticos pasarían desapercibidos, ocultando así la efectividad en el mensaje. Sánchez Corral argumenta así:

El performance dirigido al consumidor ha sido desposeído de muchas características que la definen como autentica y genuina actividad, alguien o algo, representado por una figura actancial, debe acometer las funciones de esas operaciones desgajadas del sujeto-consumidor. (Semiótica de la Publicidad, pág. 111)

La pintura de vanguardista es inspeccionada de manera constante por coleccionistas, promotores, galeristas y marchantes; quienes poseen la hegemonía del mercado, ellos velan por sus intereses para obtener mayores beneficios económicos que el realizador de la pieza de arte; y el talento de los egresados de las facultades de bellas artes o de los artistas empíricos se ve afectado por esta realidad. Este contexto universal ha enfocado a los noveles del arte sincrónico a reclamar sus espacios irrumpiendo los muros del intermediarísmo hegemónico, llevando al artista que ser realizador, autopromotor y mercadólogo de su producto.

A pesar de las grandes oportunidades mediáticas puestas a disposición del artista, otras dificultades han tenido que ser rebasadas; la heterogeneidad cultural y de la supremacía del arte clásico lo han llevado replantear con más vigor una especie del arte de la antítesis mezclado con individualismo y egolatría, que no siempre goza del visto bueno de los galeristas, museólogos, críticos, instituciones culturales y gubernamentales; y que sus producciones podrían no contar con el apoyo de los espectadores y de los posibles compradores. Pues, los dueños de salas de exhibiciones y los negociantes tienen el control de las conexiones entre: los medios, el taller y el cliente; por eso, al neófito en el arte, aun teniendo talento de sobras, le resulta casi inaccesible llevar su pintura al potencial comprador sin que la intermediación se quede con una cuantía considerable. Y más aún, cuando el artista se lanza por sí solo en franco desafío al macro sistema, enfrenta los intereses financieros e ideológicos del estatus quo que controla la compra y venta del arte —sin mencionar la saturación mediática y la proliferación de obras de artistas independientes—, en donde solo las celebridades y sus representantes sacan millonarias partidas y en muchos casos los que deberían disfrutar del beneficio de sus trabajos ya no existen físicamente: Martín Ramírez, Aloïse Corbaz, Edward Munch, Adolf Wölfli, Séraphine Louis, Vincent Van Gogh… En algunos casos los beneficiarios son los Estados, instituciones “sin fines de lucro” o coleccionistas privados que protegen su inversión ultrasobrevaluada, asegurando las obras en bancos comerciales.

About the author

Marko Florentino

Licenciatura en Publicidad - UASD Rep. Dom; Master en Periodismo - UCM España; Máster en Escritura Creativa - UCM España; PhD Programa de Doctorado en Arte Semiótico – UCM graduado de Ambiente de aprendizaje virtual y Relaciones públicas
Miembro del Colegio Dominicano de Artistas Plásticos, Asociación de Pintores y Escultores Españoles y del Colegio Dominicano de Periodistas
Profesor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (Actualidad), Profesor Universidad del Caribe, Diseñador gráfico creativo-Agencia de publicidad Inventum, Periodista Periódico Universitario, Periodista independiente
escritor-pintor (exposiciones: Boston, Nueva York, Madrid, Santo Domingo)

1 Comment

Deja un comentario