Nacionales Sociedad

Algo más sobre el Escudo Nacional

Written by Debate Plural
Juan Daniel Balcácer (Listin, 25-4-18)

En la entrega anterior me referí a los diversos modelos de escudo que ha habido en nuestro país, desde 1844 a la fecha. Entre esos 22 modelos que han existido, en lugar de haberse adoptado el tipo español en consonancia con nuestra herencia cultural hispánica, se prefirió utilizar tres estilos indistintamente: el llamado “arbitrario”, el modelo polaco y finalmente el modelo inglés, que es el que ha prevalecido a partir del 1913. Refiere Octavio Amiama Castro que la razón del uso de estos diferentes modelos es un gran misterio de la historia heráldica dominicana, aún cuando se sabe que dichos modelos fueron mayormente empleados en la acuñación de monedas y papeletas nacionales. Interesado en conferirle al Escudo de Armas uniformidad y fijar para siempre su forma y contenido, fue que el político, geógrafo e historiador Casimiro N. De Moya realizó un diseño de nuestro emblema heráldico que sometió a la consideración del Poder Ejecutivo de la época, el cual acogió su propuesta y procedió a oficializarla mediante Decreto del 6 de febrero de 1913.

Mons. Nouel y el Escudo Nacional. Siendo Presidente Interino de la República Monseñor Dr. Adolfo A. Nouel, quien a la sazón también era Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, dictó un Decreto (publicado en la Gaceta Oficial No. 2376 del 22 de febrero de 1913), según el cual se adoptó la siguiente disposición:

“Considerando necesario determinar una forma para el Escudo de Armas de la República, así como los colores fijos para el mismo y para la bandera nacional; y a propuesta del Secretario de Estado de Relaciones Exteriores:

“Art. 1. Tres meses después de la publicación del presente Decreto en la Gaceta Oficial, el Escudo de Armas de la República deberá tener forma de cuadrilongo, con dos pequeños ángulos salientes en la parte superior, redondeado por sus ángulos inferiores, terminado en punta por la base y dispuesto de modo que si se tira una línea horizontal que una los dos verticales del cuadrilongo, desde donde comienzan los ángulos inferiores quede un cuadrado perfecto.

“Art. 2. Los colores del escudo, así como los de la bandera nacional, serán azul ultramar y rojo bermellón más el blanco de la cruz.

“Art. 3. Cuando el escudo de Armas de la República no pueda llevar los colores nacionales, tendrá las líneas horizontales y verticales establecidas por la heráldica.

“Art. 4. Servirá como modelo para el Escudo, el diseño que figura al pie, que reproduce el Gran Sello de la Nación.

“Dado en Santo Domingo, capital de la República, a los 6 días del mes de febrero de 1913”.

La Constitución y el Escudo. Las sucesivas reformas constitucionales de 1916, 1924, 1927, 1929, lo mismo que las realizadas durante la dictadura de Trujillo (1934, 1942 y 1947), y también las revisiones de la época post dictadura (1963, 1966, 2010 y 2012), respetaron la disposición oficial de 1913, al tiempo que contribuyeron a depurar y definir con mayor nitidez los elementos alrededor del campo del Escudo Nacional, como una cinta azul superior con el lema “Dios, Patria y Libertad”, y otra roja inferior con las palabras “República Dominicana”; un ramo de laurel a la izquierda y otro de palma a la derecha, respectivamente. Asimismo, el legislador respetó los elementos constitutivos interiores del diseño original del Escudo, a saber: los colores iguales a los de la Bandera y dispuestos de igual forma, un trofeo del cual sobresalen dos lanzas, más cuatro banderas nacionales sin escudo, dos a ambos lados, la Cruz y la Biblia, abierta en el Evangelio de San Juan. La Asamblea Constituyente del 26 de enero de 2010 consagró como Símbolos Patrios a la Bandera Nacional, el Himno Nacional y el Escudo Nacional. Y en vista de que ellos representan parte esencial de la identidad nacional. no son pues susceptibles de modificaciones antojadizas ni mucho menos de usos caprichosos y medalaganarios, toda vez que quien haga uso indebido o irrespetuoso de nuestros Símbolos Patrios, sencillamente estará colocándose al margen de la Constitución y las leyes.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario