Nacionales Sociedad

La vida comienza

Written by Debate Plural

Graciela Azcarate (Hoy, 19-11-07)

“Los árboles músicos se derrumban de vez en cuando,/ mas la voz de la selva es igualmente poderosa./ La vida comienza” , Jacques Stephen Alexis.

En “Una lección inolvidable”,  texto que forma parte de” Los nuevos cubanos” escrito por  Eva Forest ella recuerda el impulso del que partió su compromiso político y  aporta su testimonio: “ En cada uno siempre hay algo, un móvil, que le lleva a tomar conciencia de las injusticias y a ponerle en situación de luchar contra ellas. A mí, tal vez por mi formación científica en la que jugó un papel muy importante la biología primero y el estudio del hombre después, siempre me ha impresionado la situación injusta en que viven algunos hombres que nunca, jamás llegan a alcanzar ese nivel mínimo humano, propio de la especie, que es el pensar. Siempre, desde muy joven, me han conmovido esos cientos de miles, de millones de seres que viven relegados en la noche oscura, despreciados, jamás consultados por nadie, ese campesino ignorado junto al cual la vida transcurre planeada siempre por otros: ese hombre que no cuenta para nada, que no decide, que no participa. Ese hombre asfixiado en todas sus posibilidades, parado; ese hombre que uno sabe que tiene un cerebro igual al de los demás pero que no se desarrolla, no se estimula… Por esa sola injusticia que en un tiempo creí metafísica y luego remediable, yo me pasé al lado de los que luchan por un mundo mejor. Nunca olvidaré lo que hace tiempo un campesino en el corazón de La Mancha me dijo con honda melancolía, y no es casualidad que tiempo después en un rincón de Oriente un campesino cubano en 1966  me dijera: “Nosotros, antes, vivíamos remotos, es ahora que lo vemos. Cuando yo dejé de ser analfabeto empecé a pensar y entré en la realidad y a saber a qué debía acogerme. Oiga… si lo más lindo que hay es saber leer, porque saber leer es saber andar y saber vivir porque, cuando uno sabe, uno no pasa trabajos porque no haya nada difícil, porque a todo le halla solución; a las cosas se les busca la vuelta hasta que se resuelve el problema. Yo era un hombre atrancado a los cuatro vientos, atrancado, sin cavilación ninguna y como era un hombre que estaba siempre atrancado, pues no podía hacer nada porque, al fin, analfabeto, yo quiero que tú me digas qué iba a hacer un analfabeto… Ahora, hoy sí. Hoy te busco la mejor solución a cualquier problema que tú me plantees. Tú me dices mira, vamos a hacer este problema así, ¿qué te parece? Y si me dejas pensar un poquito le damos las vueltas y salimos a las mil maravillas. Compañera, pensar es muy lindo cuando hay una revolución”.

Pensando en nuestra gente “atrancada”, aturdida por la tragedia que se abatió sobre el pueblo pobre dominicano, abrumada por el cinismo y la negligencia de la administración actual, asqueada por “la traición” como diría Evo Morales de los cuadros dirigentes y los mal llamados intelectuales encabezado por el titular del gobierno leí este libro de Eva Forest porque ella y su marido, el filósofo y dramaturgo Alfonso Sastre son un elocuente ejemplo de resistencia, de creación y de solidaridad humana con las mejores causas.

Como dice en un poema Jacques Stephen Alexis : “Los árboles músicos se derrumban de vez en cuando, mas la voz de la selva es igualmente poderosa./La vida comienza”.

Y a lo mejor de esta terrible experiencia  se puede sacar fuerzas para que la vida recomience, se castigue a los culpables, se trate con equidad  a esa gente relegada a ser siempre los ninguneados de la vida. La carne de cañón del sistema. Aunque el panorama nacional roce el caos y la más absoluta indiferencia reine entre las filas de los funcionarios, aunque no haya a corto plazo una solución a  la miseria, desigualdad e inequidad  en que vive el pueblo dominicano, ante la impunidad y la burla a cuanto queda aún de decente en grandes sectores de la población la visita de Evo Morales a la universidad Autónoma de Santo Domingo fue una bocanada de aire fresco.

Su discurso de altura y dignidad  y el descalabro de los españoles en la  XVII Cumbre Iberoamericana en  Santiago de Chile  son  como un bálsamo, como el anuncio de redención y voz para esos millones  de hombres y mujeres que nunca serán oídos, ni escuchados y que quedaron relegados  y marginados en la sombra de la historia. Los árboles a veces se derrumban pero la voz de la tierra es portentosa y la vida recomienza diría el poeta haitiano.

Desde 1990, América Latina vive el nuevo neocolonialismo de los  españoles que con la rapacidad y voracidad del siglo XVI han impuesto como modelo depredador el neoliberalismo salvaje que arrasó Argentina, Uruguay, Nicaragua y Centroamérica, Bolivia, Méjico entre algunos de los que han vivido ese huracán depredador.

América Latina toda, el viernes vio como el rey español intentó acallar a un presidente de la región y como su primer ministro defendía al José  María Aznar,  incondicional de Bush, Tony Blair y Silvio Berlusconi en esa aventura sangrienta que se llama Irak a fin de asegurar los mercados de petróleo para Europa y Norteamérica.

Pero el mundo ha cambiado, los dirigentes han aprendido las lecciones de la historia, han aprendido a no”traicionar”, a ser consecuentes con el grupo social de donde provienen, a otros la historia les está o les va a pasar factura,  otros honran el pasado ancestral con reverencia, los pueblos latinoamericanos han sufrido mucho pero han desarrollado nuevas formas  de hacer política en la comunidad .

En Caracas, Buenos Aires,  Brasilia, o La Paz   las cosas se ven distintas a la mirada imperial  a que están a costumbrados en Madrid, París y Washington. La “bestia negra” es Hugo Chávez  para la prensa europea, en cambio en los medios latinoamericanos hay una pluralidad de opiniones, que  coincide en considerar un acto de  prepotencia el que un monarca trate de hacer callar a un presidente electo.

Que Nestor Kirchner les recuerde lo que significó la banca española en el 2001 y su participacion en el “corralito” para asegurar sus capitales, lo que  significó Fenosa en el negocio eléctrico de los nicaraguenses,  lo que significó Losada y el negocio petrolero de las multinacionales y el gas en Bolivia lo relató con claridad meridiana Evo Morales en el Aula Magna de la UASD,  lo que significó la intrusión incalificable del gobierno de Aznar en la asonada del 2002 en Caracas, contra Hugo Chávez  o la xenofobia brutal de un español contra una inmigrante ecuatoriana,  a la que pateo en la cara en un subte de Barcelona denunciado por el presidente Correa de  Ecuador significa que los latinoamericanos los estamos enfrentando en un plano de igualdad.

A pesar  de las derrotas repetidas,  de muchos retrocesos,  a pesar de la voracidad de  empresarios españoles  en estos últimos diecisiete años, en todo el continente ha surgido una nueva América, más fuerte, más sólida, más independiente, menos genuflexa y obsecuente  que tiene la suficiente autoridad para tratar a España y a sus funcionarios en igualdad de condiciones. Atrás quedó el autoritarismo de la vieja metrópoli enarbolando la espada y con la Santa Inquisición a su servicio.

Lo que el rey y  el primer ministro español  parecen ignorar es que en América Latina ellos representan  y sobre todo se percibe  a la monarquía como un símbolo del pasado genocidio  de los indígenas y de la esclavitud africana, pero sobre todo ellos aparecen aunados y artífices del  reciente hundimiento de las economías argentina, nicaragüense y boliviana.  Si Hugo Chavez  fue inoportuno, insistente y bocazas, al rey de España le faltó mesura y sobre todo memoria porque el Borbón nunca debió echar al olvido que goza de los privilegios de la corona nada más que porque Francisco Franco lo marcó con el dedo para la sucesión. Debió quedarse mudo y demostrar educación y diplomacia.

Como dice David Segarra que vive en  Venezuela y es fundador  de varios periódicos valencianos:  “Para entender lo que está pasando, es importante que no nos engañemos: no es Venezuela quien está aislada en América, sino la política norteamericana y europea. La oleada de gobiernos nacionalistas y progresistas ya es mayoría  en el  continente y va desde Brasil a Ecuador, de Bolivia a Nicaragua y llega hasta Argentina y Venezuela. La crítica contra las políticas neoliberales de Estados Unidos, Europa y el Banco Mundial es la posición común.

En este contexto, el rey, que no es precisamente un experto en geopolítica, no ha entendido que los indios, los negros y sudacas ya controlan su petróleo, gas y agua y están fabricando satélites, ordenadores y teléfonos móviles. Y le molesta que le hablen como iguales, incluso orgullosos e impulsivos como Chávez.

No lo puede tolerar. Pues lo sentimos majestad, pero América Latina ya no calla. América está unida en un deseo de soberanía e independencia y dispone de las herramientas políticas y económicas para que se haga realidad. América está unida y ya no la callan”.

Fuentes.
Rebelión . David Segarra. América ya no callan

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario