Cine Cultura

Luces de la ciudad

Written by Debate Plural
Rienzi Pared Pérez (Listin, 18-2-17)

 

Con el filme “El Cantor del Jazz” (1927), de Al Johnson, se inaugura el cine sonoro. A partir de ese momento, el público quedó maravillado de escuchar el canto y la voz de sus artistas preferidos, hecho que resultó un salto importante en el desarrollo del cine en ese momento. Todo el mundo necesitaba ver películas habladas, y el cine mudo o silente fue muriendo, poco a poco, hasta desaparecer por completo.

Dentro de este panorama, a Charles Chaplin le propusieron la realización de una película hablada con el personaje que le dio fama (Charlot o el vagabundo), a lo que él siempre se negó porque (decía él) desde el mismo momento que el vagabundo hablara, ahí mismo moría el personaje, y realmente tenía razón. Por lo tanto, Chaplin se lanzó un reto personal y era el de hacer una película muda en pleno cine sonoro con el personaje de el vagabundo, y resultó ser una de las obras maestras más grande y más hermosa en la historia del cine. La película fue “Luces de la Ciudad”, del año 1931.

El inicio de la película comienza con el personaje durmiendo junto a una estatua que está cubierta con un manto para que el mismo sea deslizado en la inauguración. Mientras el alcalde realiza un discurso que no se entiende absolutamente nada, Chaplin realiza una especie de burla al cine sonoro. Luego, cuando es deslizada la manta, se descubre el vagabundo durmiendo, lo que provoca la risa del público presente en el acto. Más tarde, el personaje camina por la calle y se enamora de una florista quien, a su vez, lo toma como un millonario y le vende una flor al tiempo que se da cuenta de que la joven es ciega.

Poco tiempo después, en su soledad, Charlot evita el suicidio de un millonario borracho el cual le jura que serán amigos por haberle salvado la vida. Y lo invita a que lo acompañe a unas copas a su casa.

El vagabundo comienza a cortejar la florista haciéndose pasar por el millonario que ella cree y busca afanosamente cómo conseguir el dinero para que ella pueda operarse y recuperar la vista; ya que el amor lo puede todo. Entre los vaivenes de la vida, vuelve a encontrarse con su amigo el millonario, que cuando está borracho es su compinche; pero cuando está sobrio no recuerda absolutamente nada y se dan las más grandes jocosidades en unos planos secuenciales espectaculares. Mientras tanto, el protagonista siempre visita a su enamorada para darle soporte emocional y le asegura su ayuda, sin saber cómo.

En la búsqueda del dinero, se enrola en una cartelera de boxeo y previamente acuerda lo acordado con su rival para repartirse el botín; pero al rival lo busca la policía y huye, y es reemplazado por otro más fornido. En dicha pelea Charles Chaplin hace una coreografía perfecta e hilirante. Esta escena es de antología y ha sido una de las más recordadas escenas de cualquier película en su historia.

Más adelante, el vagabundo vuelve a encontrarse con su amigo millonario quien se encuentra bajo los efectos del alcohol y Charlot le pide mil dólares prestados y su amigo se lo entrega en una noche de juerga. Cuando a la mañana despierta sobrio y no recuerda nada, cree que el vagabundo le ha robado y llama a la policía, huyendo nuestro querido artista logra llegar donde su enamorada. Le entrega el dinero y le informa que no la verá por un tiempo. Luego, es apresado y encarcelado.

La muchacha recupera la vista y ahora trabaja en una floristería; pero ella busca afanosamente al hombre que la ayudó a recuperar su vista. Cada millonario u hombre de dinero que acude a la floristería ella cree que es aquél que la había ayudado. En eso, el vagabundo sale de la prisión y se encuentra más paupérrimo que antes; por lo que es la burla de la gente incluyendo de la florista, quien no sabe que ese vagabundo era la persona que estuvo siempre a su lado y quién le ayudó a recuperar la visión. Ella trata de darle una moneda y él se ofende; por lo que ella le regala una flor y la acepta; pero cuando ella lo toca (por el sentido del tacto) se da cuenta que era él; el hombre de su suerte. Hay un primer plano para destacar la fortaleza de la expresión de ambos, y ahí nuestro vagabundo le dice que sí, que era él.

Este final es uno de los mejores finales que he visto en mi vida y que ha sido aclamado por los grandes historiadores como realmente mágico y aleccionador. Esta película es una Obra Maestra que se encuentra a la altura de cualquier obra de otro arte. Charles Chaplin nos dio lo mejor de su inspiración para que quedara como legado de la magnífica obra de su vida como artista del séptimo arte.

Por lo tanto, ésta es una película para verla en familia, donde los valores y los verdaderos sentimientos están presentes para decirnos como epitafio “quien ama al cine ama la vida”.

Algunas curiosidades de la película:

1) El actor y director Orson Welles (realizador de “Citizen Kane”) reconoció que ésta era la mejor película de todos los tiempos, y por lo tanto, era su gran favorita.

2) La cinta tiene como música  “La Violetera”, compuesta por el español José Padilla, que era muy popular en París, Londres y Nueva York. El actor Tony Lebranc vió la película  y notó que en los créditos no pusieron el nombre de José Padilla como autor de la música, este último tramó una demanda y la ganó en París.

3) Luego, en las versiones posteriores, sí aparece el nombre de José Padilla como el autor de la música.

4) Chaplin, durante el rodaje tuvo muchos inconvenientes con la actriz principal, Virginia Cherrill; ya que ella no tenía mucha experiencia en estos menesteres. Chaplin la descubrió casualmente en una noche que acudió a un combate de boxeo y le realizó una prueba, dado que ella sabía poner la expresión de una no vidente de manera natural.

5) El conflicto estalló para el rodaje final de la película. Chaplin sabía que el final era la escena más importante y difícil de la cinta y ahí explosionó todo, despidiendo a Virginia Cherill. Luego, Chaplin contrata a otra actriz (Georgina Hale que había trabajado antes con él en la película “La Quimera del Oro”) pero no pudo cuajar; por lo que tuvo que volver a llamar a Virginia Cherrill; pero ella se cotizó y solicitó un aumento de sueldo; por lo que Chaplin no tenía muchas opciones y aceptó.

6) Esta película se encuentra entre las diez mejores películas de todos los tiempos.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario