Nacionales Politica

Haciendo memoria sobre la guerra sucia de Estados Unidos en América Latina y El Caribe (V)

Written by Debate Plural

Intentos del “Comando Sur de EEUU” para ocupar indefinidamente territorio dominicano

 

Pelegrín Castillo alertó sobre la inclusión de cláusulas inaceptables y de alto riesgo en el acuerdo de pre autorización en los aeropuertos dominicanos recién suscrito entre los Estados Unidos y la República Dominicana. Al mismo tiempo cuestionó la negociación del llamado Acuerdo de Laredo de gestión fronteriza con Haití para  controlar los pasos de tránsito mientras toda la frontera es un colador.

El exlegislador y exministro advirtió que la soberanía nacional queda lesionada, desde que en dicho acuerdo de preautorización se consciente una subordinación de las políticas y decisiones de refugiados, asilo y migración de la nación a la tutela y fiscalización de EUA y los Organismos Internacionales. “Sin dudas el acuerdo es importante en materia de seguridad aeroportuaria, pero resulta inaceptable que el Gobierno dominicano, que sabe las presiones y condicionamientos que ejercen desde hace tiempo los Estados Unidos en materia de refugiados y asilo, haya permitido la inclusión tanto de esas cláusulas como de todo un anexo que solo facilitará más injerencias antinacionales. Además, dicho acuerdo acusa otras debilidades, ambigüedades y contradicciones”, indicó Castillo.

El Vicepresidente de la Fuerza Nacional Progresista se manifestó partidario de fortalecer los vínculos de seguridad con los EUA a partir de un enfoque realista de la geopolítica regional y mundial, pero sobre la base del respeto en la forma y en el fondo de los principios básicos que rigen.

EU construirá estación naval en la isla Saona

El consejero para Asuntos Públicos de la Embajada de EEUU, Todd Haskell, y el ministro de las Fuerzas Armadas, teniente general Joaquín Virgilio Pérez Feliz, dieron ayer el primer picazo para la construcción de una estación naval y un muelle en el Puesto Catuano de la isla Saona, con el objetivo de contribuir al fortalecimiento de la vigilancia marítima en la zona Este del país.

La obra, apadrinada por el Comando Sur de Estados Unidos, está valorada en 1.5 millones de dólares y se comenzará a realizar a finales del mes de marzo, con una duración de nueve meses.

El jefe de Estado Mayor de la Marina de Guerra, vicealmirante Nicolás Cabrera Arias, explicó que la construcción nace de los resultados que arrojó un análisis realizado por las Fuerzas Armadas, relacionado con la vulnerabilidad que hay en la zona con el tráfico de droga, viajes ilegales y la protección del medio ambiente.

Expresó que por esa razón decidieron hacer una propuesta al Comando Sur de EEUU, que la acogió después de estudiarla.

Cabrera Arias indicó que la estación tendrá un muelle para embarcaciones rápidas, varios cuarteles, un centro de mando y control y un depósito de equipos.

En cuanto a la preservación del medio ambiente, el alto oficial destacó que esa estación naval servirá para salvaguardar y proteger la naturaleza en la zona, ya que allí confluyen aves, peces, tortugas y otras especies que encuentran refugio para su reproducción y desarrollo.

“Esta obra va a ser de vital importancia, porque va a aumentar la capacidad operativa de la Marina de Guerra para enfrentar todo el tráfico ilícito, ya sea de ilegales, drogas, contrabando, en fin, para preservar esa parte de la isla y apoyar el turismo”, aseguró el ministro de las FFAA.

A la actividad asistieron el jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea, mayor general Gilberto Santiago Delgado Valdez; el jefe del Ejército Nacional, mayor general Pedro Cáceres Chestaro, y otros oficiales superiores y subalternos.

También contó con la presencia de representantes del cuerpo diplomático de Estados Unidos, personal del Ministerio de Medio Ambiente, la senadora de la provincia La Romana, Amarilis Santana, e invitados especiales.

De su lado, Haskell reafirmó el compromiso de su país de trabajar junto a República Dominicana en la lucha contra el narcotráfico y otros crímenes que amenazan la seguridad regional y pública.

Mientras, Santana agradeció al gobierno norteamericano, por su interés de prevenir el tráfico de drogas y de ilegales.

POBLADORES DESTACAN IMPORTANCIA DE MUELLE

Aunque los moradores de la comunidad de Catuano en la isla Saona dijeron no haber sido alertados sobre el proyecto, resaltaron a LISTÍN DIARIO, de manera especial, la importancia de la construcción del muelle en la playa, ya que hasta ahora les resulta difícil desembarcar en la zona (cuando el mar está picado) a los capitanes que a diario transportan a miles de turistas.

La Saona es la más grande de las islas adyacentes a la República Dominicana, pertenece a la provincia La Altagracia y es parte del Parque Nacional del Este. Es un territorio con una superficie de 110 kms, de gran atractivo turístico por sus playas y sus bellezas naturales. Cuenta con dos asentamientos humanos en Mano Juan y Catuano.

Pacto EU-RD limitaba la soberanía nacional

El Tribunal Constitucional estableció que las obligaciones asumidas por República Dominicana en el Acuerdo sobre Estatus del Personal de Estados Unidos en el país, “limitan el ejercicio de la soberanía nacional y suponen una injerencia por tiempo indeterminado de cuerpos militares extranjeros en el territorio nacional”.

Consideró que el contenido, en toda su extensión, genera privilegios a favor del Departamento de Defensa y las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, más allá de las previsiones y posibilidades que consagra la Constitución dominicana, obviando la reciprocidad que debe estar presente en las convenciones internacionales.

El TC recordó que conforme al artículo 3 de la Constitución Dominicana, la soberanía de la Nación, como Estado libre e independiente de todo poder extranjero, es inviolable, por lo que ninguno de los poderes públicos puede realizar o permitir la realización de actos que constituyan una intervención directa o indirecta en los asuntos internos o externos de la República Dominicana o una injerencia que atente contra la personalidad e integridad del Estado y de los atributos que se le reconocen y consagran.

Enfatizó que el principio de no intervención constituye  una norma invariable de la política internacional dominicana.

El tratado

“Al verificar que los gobiernos de la República Dominicana y de los Estados Unidos se proponen consumar un acuerdo tendente al otorgamiento de garantías y privilegios al personal de las Fuerzas Armadas y del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, así como a sus contratistas, durante el tiempo en que se encuentren en el territorio dominicano realizando labores -cuyo objeto no se encuentra explicado ni detallado ni, mucho menos, justificado-, resulta previsible el riesgo para la soberanía y la seguridad de la nación dominicana y, consecuentemente, para el ordenamiento constitucional que tutela esos y otros principios, cuyo resguardo forma parte de las atribuciones fundamentales del Tribunal Constitucional”, indicó.

Las  consideraciones del TC están contenidas en la sentencia 315/15, de fecha 25 de septiembre, cuyo dispositivo ya había divulgado en el comunicado número 46, dado a conocer anteriormente a la publicación de la sentencia íntegra. La Corte Constitucional determinó que procede declarar  “no conforme con la Constitución Dominicana” el Acuerdo sobre Estatus del Personal de los Estados Unidos en la República Dominicana, suscrito el 20 de enero del 2015 entre los gobiernos dominicano y estadounidense.

El TC ordenó que la decisión sea comunicada al Presidente de la República, para los fines contemplados en el artículo 128, numeral 1, literal d, de la Constitución, la cual confiere atribuciones al primer mandatario para celebrar y firmar tratados o convenciones internacionales y someterlos a la aprobación del Congreso Nacional,  “sin lo cual no tendrán validez ni obligarán a la República”.

Sin embargo, el TC dejó abierta la posibilidad de volver a examinar el acuerdo ante una posible reformulación.

La sugerencia

“El Tribunal Constitucional deja constancia de que el hecho de que el contenido actual del acuerdo estudiado contiene aspectos esenciales que no se ajustan a la Constitución de la República Dominicana, no significa un impedimento para que ante una eventual reestructuración o reorientación de las cláusulas insalvables del mismo -habida cuenta de las buenas relaciones bilaterales existentes entre los Estados Unidos de América y la República Dominicana-, este colegiado, en su función de guardián de la supremacía de la Constitución y en aplicación del control preventivo de la constitucionalidad, pueda evaluar nueva vez las pretensiones de las partes”, indicó.

El presidente Danilo Medina sometió el acuerdo al Tribunal Constitucional el 11 de marzo del 2015, a fin de que revisara si se ajusta a la Constitución, previo a su aprobación por el Congreso Nacional, cumpliendo con el artículo 128 numeral 1, letra d), y 185, numeral 2 de la Carta Magna.

El TC constató que el acuerdo solamente crea una serie de privilegios a favor de las Fuerzas Armadas y del Departamento de Defensa y de contratistas estadounidenses y que genera solamente obligaciones y cargas para el gobierno dominicano.

(+)
TROPAS EXTRAÑAS EN EL TERRITORIO

El TC enfatiza que la presencia de tropas militares en el territorio dominicano siempre debe estar supeditada a un plazo concreto, por lo que explica que no es permisible la permanencia por un lapso indeterminado de cuerpos militares extranjeros en territorio dominicano.

Argumenta que esa estancia debe estar regulada por condiciones puntuales, que, según percibió, no se encuentran contenidas ni establecidas en el convenio.

“Un convenio que permita la presencia de tropas extranjeras por tiempo indeterminado y con escasas precisiones de su misión debe ser ajustado a la Constitución”, apuntó.

Con relación a la habilitación del uso del espectro radioeléctrico dominicano en favor de las fuerzas militares estadounidenses, como contempla el acuerdo, el TC dice que al tratarse de un bien público su uso debe ser habilitado y dominado por el Estado.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario