Internacionales

Haciendo memoria sobre hechos y casos de corrupción en República Dominicana

Written by Debate Plural

Palacio Nacional dominicano inaugurado por el dictador absolutista y unipersonal Trujillo (1930-1961)

El uso de los recursos del Estado (2011), para engañar, lo evidencia la cuenta de publicidad y propaganda, con un promedio anual de siete mil millones, y el déficit de caja que acumulado supera los doscientos mil millones, ambos de 2004 a 2010; resultados económicos  de la campaña reeleccionista…

A continuación Debateplural.com, comparte con sus lectores el artículo del economista dominicano Arturo Martínez Moya (periódico Hoy 16/1/2011).

Con los recursos del Estado, violando la Constitución de la República y repitiendo mentiras, el Presidente Fernández tiene montada su campaña reeleccionista. Sobran las pruebas recientes: a) La repentina publicación de la Encuesta Barómetro, diciendo que el 59.8% de la población lo apoya.

Una encuesta desactualizada, porque fue hecha a comienzo del 2010, cuando con los recursos del Estado recorrió varias veces los municipios del país, descuidando sus funciones públicas para avasallar en las elecciones congresuales y municipales; b) Las declaraciones de la Primera Dama, pidiendo apoyo para la reelección, y c) Sus declaraciones de que el producto nacional había crecido US$34 mil millones del 2004 al 2010.

En esta entrega me referiré solo a los engaños sobre el producto. Con relación al 2004, varias son las mentiras. La primera, no es cierto que ascendió a US$19 mil millones como dijo, el monto publicado por el Banco Central es US$22,609 millones. La segunda, fue su culpa la caída del producto en el 2004. Nunca le ha dicho al pueblo que se equivocó, cuando con una política financiera equivocada, incentivó al sector privado a endeudarse en dólares en el exterior en el periodo 1996-2000.

Como consecuencia de la irresponsable política, los pasivos en moneda extranjera de la banca comercial, que ascendían a US$200 millones en 1997, aumentaron  a US$1,000 millones cuando entregó el poder en el 2000, y en cuanto a los préstamos en moneda extranjera de la misma banca comercial, pasaron de US$150 millones a US$850 millones. Cuando se suma el endeudamiento en dólares de grandes, medianas y pequeñas empresas industriales y comerciales, y de las familias, por montos superiores a la de los bancos, se tiene una idea de la delicada situación dejada al PRD por el Presidente Fernández y el PLD.

Para que explotara la bomba se necesitaba la mecha que apareció en el 2003, cuando quebraron los bancos. Los endeudados en dólares, es decir, bancos, empresas y familias, al mismo tiempo se fueron al mercado a cambiar pesos por dólares, para enfrentar sus compromisos en el exterior, aumentando la tasa de cambio y los tipos de interés de la manera conocida por todos, impactando negativamente el producto en dólares, que se redujo de $25 mil millones en 2002 a $22,609 millones en 2004.

Los estadistas con conciencia de la historia no evaden responsabilidades como reiteradamente lo hace el Presidente Fernández, quien no desaprovecha ocasión para culpar al PRD de sus propios errores. Mintiendo ha tenido éxito electoral, pero a un costo social muy alto, porque sin límites ha usado los recursos del Estado para engañar, lo evidencia la cuenta publicidad y propaganda, con un promedio anual de RD$7 mil millones, y el déficit de caja que acumulado supera los RD$200 mil millones, ambos del 2004 al 2010.

Enorme será el costo para el presupuesto y la sociedad si continúa la campaña reeleccionista, que no tolerara el FMI porque rompería el Acuerdo con todas sus consecuencias económicas. El Presidente Leonel Fernández está a tiempo para no terminar repudiado como Horacio Vásquez.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario