Nacionales Politica

Brevísima y sintética historia del partido de la liberación dominicana; el que implantó en República Dominicana el modelo neoliberal capitalista autoritario, excluyente y corrupto

Written by Debate Plural
juan_bosch_leonel_fernandez_danilo_medina

juan_bosch_leonel_fernandez_danilo_medina

A continuación Debateplural.com, comparte con los lectores el artículo de Fabio R. Herrera Miniño, titulado «Un cielo teñido de morado (1996-2000)», publicado en el periódico Hoy, en fecha 17 de diciembre de 2015. 

Después de los tormentosos meses previos a las elecciones de 1996 con las dos vueltas celebradas, el pueblo abrió las puertas de las esperanzas para un futuro mejor, a una constelación de jóvenes políticos que se conocían por su capacidad de trabajo y su afán de aprender de las enseñanzas de Juan Bosch.

Era una nueva camada de políticos, de gran capacidad teórica y dedicado a “servir al partido para servir al pueblo” llegaron al poder, y de inmediato, comenzaron a organizar la maquinaria del Estado y en pocos meses concluyeron los sinsabores de la ciudadanía para renovar pasaportes, marbetes de vehículos, placas, licencias y trámites en las oficinas públicas y comenzaron construirse los primeros elevados y túneles de la avenida 27 de Febrero. La AMET fue un modelo de orden y eficacia bajo la dirección de un magnífico profesional que hizo esfuerzos para organizar el tránsito y con el elevado de la 27 de Febrero demostró su valía, pero lamentablemente ese orden y disciplina se diluyó con el arribo al poder del PRD en el 2000.

Los escándalos de corrupción, con excepción del caso PEME, no fueron tan notables como ocurrió en los gobiernos posteriores del PLD, y en el 2000, al salir del poder, muchos peledeístas se lamentaban por haberse portado tan honestamente en la administración pública, pero que en un futuro otro sería su proceder como ocurre en la actualidad, cuando ya muchos de ellos se pueden codear con los millonarios de fortunas más rancias de la sociedad a los que le costó muchos años para acumularla.

En 1998, el país fue azotado de este a oeste por el huracán George que ocasionó severos daños en las carreteras, en los resorts del este y en la región sur; en la Mesopatamia de San Juan inundó una amplia extensión de terrenos arrasando con vidas y propiedades y el daño se extendió a las líneas de transmisión eléctrica de la zona sur, de nuevo los técnicos de la CDE llevaron a cabo una admirable tarea de reconstrucción.

Con los aires de liberalismo y de nueva orientación del papel del Estado, el gobierno del PLD procedió a descuartizar todo el sector empresarial estatal, desde el CEA, vendiendo sus tierras y desmontando los ingenios obsoletos; la CDE y de CORDE lo poco que le quedaba de industrias para traspasarlas a manos privadas para darle forma a un nuevo estado que hizo desaparecer el poder económico que había heredado el Estado de las propiedades de los Trujillo. Todo fue arropado por el sector privado y los infortunios en el campo de la electricidad todavía perduran cada vez con escasas posibilidades de corregirse y poniendo ahora todas las esperanzas en las plantas de Punta Catalina.

En 1998 se celebraron elecciones parciales para los cargos congresuales y municipales y el gran triunfador resultó ser el PRD que se agenció 24 senadores de 30 que era la matricula. El PRD estaba arropado por las simpatías y penas nacionales por la muerte de su líder Peña Gómez, días antes de las elecciones, y el electorado se solidarizó con ellos en base a una identificación afectiva y colectiva que se extendería hasta el 2000 cuando el PRD ganó las elecciones presidenciales de mayo para desplazar al PLD del poder, que con su arrastre de su mote de “come solos”, lo demostrarían en sus ansias de apoderarse de todo lo que produjera dinero.

Los escándalos de flagrantes actos de corrupción del PEME inflaron los actos de corrupción del primer periodo del gobierno peledeísta; como todos los actos de corrupción que suceden aquí, fue sepultado del quehacer judicial y cotidiano de la vapuleada honestidad de la sociedad dominicana. Surgió la entidad estrella del presidente Fernández muy reconocida por sus aportes culturales, económicos y técnicos de Funglode, la cual es reconocida internacionalmente y por la calidad de los charlistas que exponen en sus salones.

Aquí concluyo esta incursión histórica del período de 1864 al 2000, que por su contenido nos han permitido darnos cuenta de la calidad de los protagonistas; sus acciones, correctas o incorrectas, maduras o inmaduras, por ignorancia o exceso de sabiduría, han gravitado poderosamente en el destino de la Patria. Queda pendiente la síntesis histórica de los primeros 15 años del siglo XXI para posteriores entregas.

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario