Nacionales Politica

El escandaloso caso Punta Catalina: Irregularidades de la licitación internacional que favorecieron a Odebrecht (IV)

Written by Debate Plural
Edificio CDEEE

Edificio CDEEE

Por Angel Moreta

La vicepresidencia de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) desarrolla actualmente una actividad publicitaria para darle brillo al nombramiento de una comisión especial que designó para encargarse de todas las licitaciones de esa empresa. Es una forma elegante de lavar la cara a lo que ha representado  nacional e internacionalmente la desastrosa conducción de la licitación que culminó con la declaración de oferente adjudicataria a la compañía monopolista brasileña Odebrecht.

El país entero, en contrapartida, ya sabe que dicha licitación fue personalmente conducida por el vicepresidente, a la cual integró empleados subalternos de CDEEE; conducción que hizo con especial empeño con respecto a la asesoría de la empresa consultora Stanley Consultants, contratada por una suma acumulativa gradual ascendente a más de sesenta millones de dólares.

El consorcio Gezhouba-Impe, declarado oferente descalificado en la fase técnica de la licitación, mediante maniobras poco inteligentes que excluyeron a dicho consorcio en la fase económico-financiera, como lo hizo efectivamente, persigue la reestructuracion del proceso de licitación por vía del Tribunal Superior Administrativo, ya que entiende dicho consorcio que se trató de una descalificacion producto de innumerables irregularidades.

Que tenga éxito o no dicho consorcio, en la audiencia que celebrara la Suprema Corte de Justicia el día 12 de agosto próximo, es una cuestión secundaria; lo importante es que ya el pueblo dominicano, con el escándalo Petrobras en Brasil, ha percibido que al consorcio Gezhouba-Impe se le despojó de la oportunidad de llegar a la fase económico-financiera de dicha licitación. Este consorcio hizo la oferta más ventajosa para el país, esto es, construir una EPC termoeléctrica de dos unidades que producirían 660 MW a carbón mineral por la suma de 900 millones de dólares y aportando y avanzando el crédito de un banco estatal chino, por lo cual el país no se vería obligado a tomar prestado al Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES), ninguna suma de dinero, a una tasa de 5%, ofertando un megavatio en el precio promedio mundial de 1.3 millones de dólares, mientras Odebrecht lo ofreció a 3.7 millones de dólares el mismo megavatio; ¡algo totalmente absurdo!.

Logo de Stanley Consultants

Logo de Stanley Consultants

El hecho de que Odebrecht presentara un plan económico-financiero de 2,040 millones de dólares sin financiamiento propio, en bonos redimibles a diez años y a un 5% de interés, es una gran pérdida para la República Dominicana, ya que la deuda externa dominicana asciende actualmente a más de 45 mil millones de dólares, suma que equivale a más del 17% del producto interno bruto (PIB).

Cuatro empresas fueron precalificadas, pero solamente Odebrecht llegó a la fase de cierre u ofertas económicas , lo cual constituyó una maniobra realizada mediante tráfico de influencia por la administradora contratada para dirigir la licitación, a saber, Stanley Consultants, que orientó el proceso licitatorio  en todos sus aspectos de manera aviesa para sacar del mismo al consorcio Gezhouba-Impe y a las demás entidades que presentaron ofertas técnicas, resultando que en la fase de cierre u ofertas económicas Stanley Consultants acomodó los resultados del proceso de escogencia para que resultara gananciosa única y especialmente dicha empresa monopolista brasileña.

En fecha 24 de julio 2013, CDEEE y Stanley Consultants publicaron las bases de licitación para las fases de ofertas y cierres, que fueron cumplidas por el consorcio Gezhouba-Impe, que presentó su programa u oferta de financiamiento por la suma de 900 millones de dólares, mientras el consorcio brasileño presentó oferta económica sobrevaluada en más de 1,040 millones de dólares, en un total de 2,040 millones de dólares.

Supuestamente Gezhouba-Impe recibió una puntuación miserrima de 34.9 puntos en la fase técnica, maniobra destinada a impedir que llegara la empresa china y la dominicana a la última fase de la licitación, que es la fase económica.

El plan económico sobrevaluado de Odebrecht incluye partidas absurdas, incomprensibles e irracionales, como por ejemplo 80 millones de dólares para refrigerios y dietas; y 122 millones de dólares para alquilar grúas y equipos de levantamiento y transporte de materiales. Basta leer dicha propuesta para cualquier observador darse cuenta de que tal situación representa extorsión y estafa multimillonaria contra el Estado Dominicano. (continuará con el número 5)

About the author

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Deja un comentario