Internacionales Politica

Iniciativa de Paz para Asia Occidental

Escrito por Debate Plural

Carlos Santa María (Público, 22-2-21)

 

La tormenta también tiene días de luz que permiten creer en tiempos mejores para el desierto, así como para la Humanidad. Este es el caso de la Iniciativa por la Paz para Asia Occidental.

La región se encuentra en una situación límite debido que su población ha estado sometida a guerras, conflictos, intervenciones extranjeras, colonización, lo que impedido un ascenso integral al desarrollo y, a su vez, ha creado un clima mental y social que provoca graves sufrimientos a quienes habitan dichos territorios. Frente al lujo y el derroche existe el avance de la ciencia y la justicia social, estas últimas frenadas por las cicatrices de la muerte y el temor causado por injerencia foránea y grupos terroristas externos como Al-Qaeda o Daesh., creados expresamente para impedir la concordia a través del caos y la destrucción.

Ante ello, es factible pensar una Iniciativa de Paz estructurada con un plan de acción concreto, principios y requisitos que posibiliten la serenidad integral necesaria a partir de las verdaderas naciones pacíficas de Asia Occidental, ya que de países militaristas agresores difícilmente provendrá.

En primer lugar, las naciones soberanas con alta incidencia y respetabilidad en la región pueden organizar el Grupo de Concordia, inicialmente conformado por aquellas que poseen gobiernos que creen profundamente en la soberanía de las naciones como son Irán, Irak, Siria, para estructurar un proyecto inicial. Este produciría un documento que invitaría a todos los interesados que compartan lo expresado allí a ser parte de esta propuesta liberadora.

Ella debe contener desde ya una idea inicial de cómo se construye la paz en la región: 1, con la unidad de la mayoría de los países que hacen parte del Asia Occidental para dirigir los esfuerzos hacia la construcción de una estrategia que privilegia la negociación diplomática por sobre lo bélico; 2, establecer como requisito que quienes deseen participar deben retirar sus fuerzas de países ajenos con el fin de iniciar los planes de paz; 3, invitar a EE.UU. a dialogar sobre la retirada de sus fuerzas en todas las naciones que se encuentre, por la inestabilidad que producen en ellas y la cercanía existente con las organizaciones terroristas, explicitando su no necesidad y la autonomía nacional; 4, proponer a todos los que desean hacer parte de la Iniciativa, incrementar las relaciones consulares y de negociación diplomática en todos los campos de la economía, cultura, tecnología, poder y afines.

Al Qaeda

En segundo lugar, determinar una segunda reunión con todos aquellos mandatarios de la región interesados en ser parte de un movimiento de unidad basado en principios fundamentales de la política y el sentido espiritual como son la Transparencia en los objetivos, la Confianza que permite creer en el próximo y la Sabiduría para edificar un proyecto.

Lo anterior implica una motivación a gobiernos que comprenden mejor lo que significa un conflicto interno como Yemen, Palestina, a Líbano en su propia disyuntiva, a Turquía, a las monarquías del Golfo, Israel (1), entre otros, manifestando claramente el compromiso que se espera de todos los integrantes.

Los criterios fundamentales deben ser claramente enunciados, entre ellos, ratificar la Transparencia, insistir en el cese de la venta de armas con el fin de aminorar conflictos, en el compromiso de cada nación para proteger sus fronteras y asegurar la cooperación con los vecinos, la ratificación del regreso de fuerzas extranjeras a su origen natal, el compromiso de luchar contra el terrorismo en todas sus formas, los cuales deben ser tratados con sumo respeto. Metodológicamente la idea es unir en torno a lo esencial para luego ir resolviendo lo particular. Y la base es un discurso sin proclamas, sino con actos coherentes con el fin perseguido.

El sólo hecho de comenzar esta Iniciativa ya es un acto de paz y fortaleza que será replicado en el mundo, desvirtuado en algunos medios masivos de desinformación por supuesto, aunque demostrará a nivel mundial el espíritu de reconciliación y soberanía que albergan naciones dignas en Asia Occidental, junto a una unidad que provoca sobresalto al conglomerado militar globalista.

La historia del mundo ha demostrado que siempre ante una propuesta de reconciliación humana esencial aparece un detractor que ejerce una actitud destructiva más que crítica; de igual modo, se ha evidenciado en el planeta que, pese a los obstáculos, las ideas de real humanización siempre aportan esperanzas a los seres humanos y, por tanto, permite avanzar en un progreso equitativo.

Esta Iniciativa, a diferencia de otras como el proyecto Trump, reconoce una situación difícil en la región, aunque con posibilidades de solución. Ello implica tener claro la necesidad de resolver diversas situaciones , por ejemplo, los conflictos entre Turquía y los kurdos, por lo cual se debe confiar en que Siria controlará las fronteras para dar seguridad a Erdogan; en Yemen, deberán retirarse las fuerzas extranjeras alineadas en la Coalición donde confluye EE.UU., Emiratos Árabes Unidos, el Reino Unido y Arabia Saudí, con el fin de dejar al gobierno apoyado por Ansarolá definir su rumbo (2); en Irak y Siria deberán retirarse las fuerzas estadounidenses y dejar solo actividades consulares y de negocios si lo desean; las diversas naciones soberanas aliadas tendrán que unir esfuerzos para entre ellas eliminar el terrorismo regional, junto a diversas situaciones concretas.

Desde el Geopoder como una visión rigurosa científicamente, nunca hay que olvidar que en la balanza de la vida siempre se pesa los esfuerzos por la generosidad y aquellos por la avaricia egoísta. Y la ley de Compensación integral se muestra con justeza si los tiempos no han sido aprovechados inteligentemente para el bienestar de la Humanidad.

Israel será llamado, pese a que no acepte, porque su política de la muerte no prosperará en un ambiente de paz. Sin embargo, se deja la puerta abierta para que ingrese cumpliendo requisitos como la detención de la colonización y confrontar la revisión de su carácter nuclear, entre varios puntos a definir.

Joe Biden ha propuesto a las autoridades yemeníes que, a cambio de poner fin a su agresión y levantar el asedio impuesto, Ansarolá debía cortar sus lazos con Irán y jugar un papel en el marco del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG-integrado por los países árabes ribereños al Golfo Pérsico), grave coacción denunciada por el legítimo gobierno yemení como pérfida injerencia en los asuntos internos de Yemen, ratificando que EE.UU. o cualquier otro que interfiera en su país es visto como una ofensiva contra todo el pueblo.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */