Internacionales Politica

Apología al mártir general Soleimani, comandante de las Fuerzas Quds

Escrito por Debate Plural

Romina Guadalupe Pérez Ramos (Hispantv, 2-1-21)

 

El objetivo de Soleimani era ayudar a recuperar los territorios palestinos ocupados, por lo que suponía una punta de lanza mortal que acababa con los proyectos de Israel en la región.

A tiempo de honrar la memoria del mártir general Qasem Soleimani comandante de las Fuerzas Quds, quiero enviar  mis fraternales saludos  y respetos al Líder de la Revolución Islámica de Irán, ayatolá Ali Jamenei; al presidente, Hasan Rohani, y a todas las autoridades e instituciones del gobierno, así como al valeroso y combativo pueblo iraní.

Estamos  reunidos para honrar la memoria de nuestro mártir mencionado sus cualidades más sobresalientes, como su convicción  por preservar los principios y valores sagrados, tales  como  la  espiritualidad, la moralidad, la modestia, la libertad, la independencia, la justicia,  y  la dignidad entre otros. Su fe mística y piadosa alimentada por la guía divina del Ayatolá R. Jomeini, se pusieron a prueba en la Sagrada Defensa, y en la lucha contra la  opresión y explotación del imperialismo para coadyuvar a liberar a otros países y naciones de Asia Occidental, donde  la articulación del  Eje de la Resistencia fue uno de sus principales méritos.

Su intachable e implacable carrera militar está vinculada a la gestación,  e irrupción del triunfo de la Revolución Islámica de Irán,  a  su  defensa  en todos los planos de lucha, a los logros alcanzados, y también a  la concreción del objetivo principal y final de  la revolución, cual es,  –en palabras del Líder Supremo–  hacer realidad el “gran Yihad para hacer un gran Irán islámico” que llevará a la “construcción de una nueva era civilizatoria  islámica,  y la preparación para el ascenso del gran sol de la Velayat, el Imam Mahdi (la paz sea con él), el Esperado Salvador Guiado”.

La historia oral y escrita, evidencia que en todos los frentes de lucha, operaciones y batallas en las que participo el mártir Soleimani, sus acciones iban acompañadas con rezos, oraciones y su espíritu de sacrificio  para defender a la nación iraní, y a otras naciones oprimidas de la región  que clamaban y claman justicia frente a opresores nacionales y extranjeros. Por este clamor, Soleimani estaba presente donde se lo requería, porque la justicia para nuestro mártir debía plasmarse, no solo en la R. I. de Irán, sino en todas las naciones oprimidas, e implantarla  de forma extraterritorial era un deber.

Por su perseverancia en la custodia  de la Revolución, y por su insumisión frente a los gobiernos arrogantes,  el Mártir Soleimani  se convirtió en un símbolo del Yihad dejando un legado para las nuevas generaciones de revolucionarios quienes  desde el lugar donde operen y actúen,  sentirán  desde  sus corazones, surgir una llama ardiente, cual ave fénix, que les invocará a auto identificarse como “Yo Soy Soleimani”, y asumirán sus responsabilidades  tomando en cuenta las experiencias y lecciones  del mártir, siguiendo sus convicciones  revolucionarias que transformaban el “campo de batalla en un paraíso” que permitió  modificar las relaciones de fuerza y poder en Asia Occidental, convirtiendo a la R.I de Irán en una potencia hegemónica, fortaleciéndola al interior y fuera de  sus fronteras, donde demostró  sus extraordinarias habilidades  organizativas para articular y constituir el Eje de Resistencia que opera de forma conjunta  en Siria, Irak, El Líbano, Yemen, y en los territorios ocupados de Palestina, donde la conducción y dirección del general Qasem Soleimani fue incuestionable y aceptada por los líderes políticos de Damasco, Beirut, Bagdad, Gaza  y otros; y  también  fue  temida por los oponentes que conocen  el poder  y capacidades que tiene  Irán, y  la que tenía el  general  en la región,  para  defenderla   política y militarmente de cualquier agresión y  triunfar en su acción sometiendo y derrotando a  sus  oponentes. El  propio Soleimani de forma intrépida y aguerrida  respondió a Donald Trump afirmando que el mandatario (Trump) podría “comenzar la guerra, pero seremos nosotros los que determinaremos su final».

Así  ocurrió  en la guerra civil de Siria, donde el rol de Soleimani fue fundamental para la victoria de Bashar al-Asad,  donde  en  2011  ordenó a algunas de sus milicias iraquíes del eje de la resistencia entrar en Siria para defender al gobierno. Esta forma de insurgencia propiamente iraní la construyó  el mártir Soleimani, quien demostró alta capacidad  para  combinar e interactuar con el  poder estatal y el insurgente  que incluye a jefes de las milicias sirias, libanesas e iraquíes, y también a potencias externas como la Federación Rusa, que coadyuvo en 2015 con una ofensiva coordinada aérea para que las milicias yihadistas pierdan el control de Alepo.

En Irak, Soleimani el año 2014, utilizó la misma estrategia cuando el Estado Islámico había llegado a las afueras de Bagdad y atacaba el aeropuerto internacional de la ciudad. Ordenó a las milicias chiitas encargadas de defender a Assad que cruzaran la frontera para apoyar al Estado y a las tropas iraquíes. En 2005, las  fuerzas insurgentes reconquistan el Tikrit. Ambas acciones fueron solicitadas y agradecidas  por el primer ministro iraquí, que reconoció al general  Soleimani como el aliado más importante de Irak en la lucha contra Daesh.

En El Líbano, el  ejemplo a destacar es la guerra de los 33 días, todos hemos visto esa maravillosa entrevista efectuada al Mártir Soleimani donde relata algunas de las tácticas y estrategias ligadas a los hechos, y como la fuerza Quds operaba con Hezbolá, y viceversa favoreciéndose mutuamente que incluya a otras fuerzas del eje de la resistencia. En Yemen,  debido a que las agresiones de Arabia Saudí  han llevado a una situación de desastre humanitario, el mártir Soleimani duplico en 2015 el apoyo al movimiento popular yemení Ansarolá de Yemen. En 2017  empoderó más a los Ansarolá, creando una milicia similar a Hezbolá. Desde entonces, los de Ansarolá se defendieron y retomaron la ofensiva lanzaron ataques contra varios blancos.  En Palestina, Qasem Soleimani jugó un rol significativo en el desarrollo de las capacidades de la Resistencia palestina. Resaltaron y honraron este rol los líderes del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), el  movimiento de la Yihad Islámica Palestina, el Movimiento Amal y Hezbolá) celebrando en Teherán la  10ª Conferencia «Gaza, símbolo de resistencia» bajo el título de “El papel del teniente general Qasem Soleimani en la educación del eje de la Resistencia Islámica Palestina”.

Por último, el mártir Qasem Soleimani por ser excepcional e implacable en la lucha contra terrorismo, se convirtió en un símbolo a nivel internacional. Por esa razón, junto a los pueblos del mundo elogiamos sus esfuerzos en pro de la paz, y repudiamos su asesinato producido el 3 de enero de 2020, porque ha afectado negativamente el sistema de seguridad internacional.  Concluyo mi homenaje afirmando que el mártir Qasem Soleimani cumplió su palabra y promesa  cuando  manifestó  a los medios de comunicación que «seguirá sirviendo a la República Islámica y a la nación iraní como soldado hasta el último día de su vida». Muchas gracias por su atención.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */