Internacionales Politica

Derecha tiene en empresa Ciesmori un instrumento para manipular voto

Escrito por Debate Plural

Romina Guadalupe Pérez Ramos (Hispantv, 9-10-20)

 

La derecha tiene en la empresa encuestadora Ciesmori un instrumento para manipular el voto, señala la socióloga Romina G. Pérez R.

En las redes sociales y en medios de comunicación algunos de los candidatos, autoridades electas, organizaciones sociales, profesionales  y ciudadanos de a pie, han  denunciado   que la Empresa Encuestadora Ciesmori  (EEC),  que esta avalada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE),  ha manipulado los datos en la encuesta que público el día miércoles 1 de octubre. La manipulación tendería a favorecer a Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC) en un tiempo record.  Luis Fernando Camacho y   Pumari de Creemos que resultan terceros en la encuesta también denunciaron la manipulación. El   diputado Montaño del MAS-IPSP,   señaló que la EEC ha generado dudas,  porque la   encuesta  -que tiene una diferencia de tres semanas con la anterior-, favorece a   Carlos Mesa,   en porcentajes que no condicen con la realidad,   al menos en los departamentos donde  este candidato ocupaba el tercer y cuarto lugar y ahora ocupa el primer lugar:  En Beni incremento de   12.1%  a 30.1% y en Tarija  del 16.5% al 33.9% ;  algo que se pone en duda  porque Carlos Mesa  ni siquiera a visitado estos departamentos en su  campana electoral.  En relación a los porcentajes que la encuesta otorga a Luis  Arce Catacora del MAS- IPSP,  el diputado denuncia que los datos  tampoco  se ajustan a la  realidad,  y muestran  los mismos  “errores” que  se cometió  con Evo Morales en  las encuestas de las elecciones de 2019, 2014 y 2009,  donde la EEC disminuía al MAS-IPSP  un promedio de 11.63%.  En 2019,   las encuestas  otorgaban al MAS-IPSP el  36%  y  los resultados arrojaron  el 47.08%.  En 2014  le otorgaban el 56%  y  los resultados arrojaron el 63.63%, y el 2009  de otorgaban el 54% y los resultados fueron de 64.22%. En la actual encuesta se disminuye al MAS-IPSP aproximadamente el mismo porcentaje, y aumenta a CC para achicar la brecha de forma artificial y virtual entre CC y MAS-IPSP de  9.1%  a  5.9% . Para el diputado, esto  es un síntoma que  un posible fraude electoral esta en  marcha,   pues la EEC aseguraba que el margen de error posible de la encuesta solo era de 1,99%.

A estas denuncias,  se suman otras  que   señalan  los vínculos que tiene la EEC con  el gobierno golpista de Jeanine Añez.  En el  programa de televisión  “Detrás de la Verdad”,  el periodista Junior Arias  difunde una entrevista efectuada a  Luis Vásquez, quien denuncio  que   la   EEC había suscrito  contratos con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) por un millón de dólares americanos,  que son lesivos al Estado,  y  planteaba  la preguntaba de ¿por que  una empresa que vende carburantes como es YPFB tiene que contratar a una empresa encuestadora que además tiene el aval del TSE para que lleve adelante las encuestas en este proceso electoral?. En el mismo programa,  se denuncio -con pruebas de imágenes de cámara- que José Luis Gálvez, director  de la empresa EEC se reunió con  dirigentes  de  la  agrupación “Juntos” que  postuló a la  autoproclamada Jeanine Añez.  En esta reunión, efectuada el 14 de septiembre en la ciudad de Santa Cruz,  se identificó   a Ernesto Suárez Sarttori ex gobernador del departamento del Beni,  y si revisamos la  encuesta,  en este departamento  Jeanine Añez,  se posesionaba en primer lugar sobre el resto de los candidatos, y tenia el 24.4% de IV,  antes de declinar su candidatura. Llama la atención que en la ultima encuesta de la EEC,  y después de  esta reunión, Carlos  Mesa que estaba en cuarto   lugar en el departamento   del Beni con el 12.1%, aparece en la encuesta ocupando el primer lugar con el 30.1% un salto en términos porcentuales que no tiene explicación lógica,   porque se conoce que Carlos Mesa,  no  tiene en su programa de gobierno6 propuestas claras  para atender necesidades mas sentidas de este departamento,  razón por la cual  no ha ido siquiera a hacer campana al Beni,   y tampoco hay   empatía o afinidad de identidad   de los pobladores benianos (oriente) con Carlos Mesa (occidente). A nivel de identidad existe mas empatía con Fernando Camacho  (oriente) el mismo que si bien aumento su porcentaje en este departamento,  de 8.0% al 16.1%,  el porcentaje de Mesa prácticamente lo duplica.

Entonces,   por las denuncias públicas, se puede   entender que existen dudas razonables   para sospechar que la EEC manipulo los datos de la encuesta para  favorecer a Carlos Mesa de CC7.

2. El pacto de Juntos y CC tiene en la EEC un instrumento que les permite  manipular a la opinión publica para posesionar el voto útil en favor de Carlos Mesa.

Las encuestas   de Ciesmori   mostraban   que Jeanine Añez   había disminuido  en términos porcentuales   la intención de voto (IV) desde marzo   (16,9%) a septiembre (10,4%) a nivel nacional. Esta situación obligaba a Juntos a tomar decisiones y salir de la carrera electoral declinando su postulacion de manera “honrosa”,  y convocar públicamente a concentrar el voto en torno a una sola candidatura anti-MAS-IPSP.  La decisión no fue unilateral,  pues se  conoce que se   establecieron  acuerdos   -inicialmente   pactados en  la “caja negra” y no admitidos públicamente-  entre  los  que toman las decisiones en    Juntos,  vale decir  elites del gobierno golpista,   y  los  que toman las decisiones en  CC.   Sobre la base de este  acuerdo   se   convoca a emitir el “voto útil”  en torno a Carlos Mesa,  y para posesionar esta idea en la opinión publica se necesita manipular  datos donde la EEC  será el instrumento  para favorecer a  Carlos Mesa en la encuesta.

Después que la EEC hace su trabajo,  el Ministro de Gobierno, Arturo Murillo – que  es  quien gobierna el país,  según las denuncias de  Ortiz8-  antes de su viaje a EE.UU  sostuvo reuniones con el asesor de campana de Carlos Mesa,  Ricardo Paz;     y  una  vez   que  se conocieron los resultados de la encuesta de la EEC,   en un Twitter,   escribió “Valiente decisión de Presidente@JeanineAñez permitió que el voto no se disperse y  se concentre en @carlosdnesag creció el doble que Arce (…) La tarea esta a la mitad, nuestra democracia no puede correr riesgos. ¿Hay mas Patriotas?”. El twitter tiene un mensaje claro,  y esta direccionado  a lo que podría ser el resultado de las elecciones favorable a Carlos Mesa gracias al “voto útil”. El mismo día  Doria Medina   (Jefe de Unidad Nacional UD) que   postulaba a la Vicepresidencia en la alianza de “Juntos”,  publicó un video donde  da a conocer que UD apoyará a  Carlos Mesa, y    convoca también a otros candidatos para sumarse al “voto útil”, y seguir unificando fuerzas contra el MAS- IPSP9.

Si   la estrategia   de las fuerzas políticas opuestas al MAS-IPSP, han tenido en la EEC un instrumento para manipular el voto,   las interpretaciones  que se  ha hecho de la encuesta  por  la corporación mediática y los asesores y operadores encubiertos,  apuntan al mismo objetivo, en  la medida que el interés político  es posesionar a Carlos Mesa como un candidato  que puede -con el voto útil-  impedir el triunfo del Luis  Arce Catacora en la primera vuelta,  y  llegar al  balotaje (segunda vuelta)  donde finalmente se derrotaría al MAS-IPSP.

3. Refutar las interpretaciones de la encuesta efectuadas por la corporación mediática, asesores y operadores políticos  de Carlos Mesa y sus aliados en el gobierno de facto.

Para  refutar  las interpretaciones  que se han hecho de la  encuesta  no es suficiente mirar  los números  fríos que surgen  de una muestra   que  siempre  puede distorsionar la realidad.   Esta mirada se puede subsanar si  -en contraste con las interpretaciones interesadas en favor de Carlos Mesa- se analizan al menos cuatro elementos, sin que midan su importancia el orden de prelación en la que se exponen:

Primero. Tomar en cuenta, las tendencias  y resultados de la votación  que se han dado  al menos en las dos últimas elecciones,   y   proceder al análisis   comparativo para medir la encuesta de octubre de 2020. Con este análisis  diacrónico (histórico) de los resultados electorales,     y  el análisis sincrónico (actual)   de los resultados de las   encuestas para   las elecciones del 18 de octubre, se puede interpretar mejor los porcentajes de la intención de voto (IV), y del voto valido (VV) que arroja la encuesta;  y  también,  se puede indagar como va cambiando las opciones y percepción de las personas   que sufragaran y la forma de relacionarse con los diferentes candidatos a partir de la empatía  que sienten por ellos o de la ecpatia, indiferencia o antipatía.

Segundo. Hay que considerar   que tampoco   el voto expresa   solo una cuestión asociativa de empatía e identidad con el otro;  porque  por un lado,    también existe cierta racionalidad  en función del costo-beneficio,  y de las expectativas económicas que relacionan al  votante con la situación  de crisis económica,  o de estabilidad  y bonanza que en ese momento este atravesando el país.  Dependiendo de esas circunstancias;  y la  ubicación del  individuo en este contexto,   el sujeto   emitirá su voto  favoreciendo a uno de los candidatos.

Tercero. Un nuevo elemento a considerar, es que como complemento del voto  empático, existe el voto ecpático a través del cual, los  ciudadanos pueden  vencer  a  la  manipulación  propia del  “voto útil”, porque dejan de lado los sentimientos y las emociones que transmite una determinada situación de crisis  que  vive el “otro” la  persona o el candidato;  o los  “otros”,  los ciudadanos, organizaciones políticas,   comunidades y otros colectivos de identificación que se articulan en las sociedades.  Es decir,  la ecpatía  es la capacidad por la cual los sentimientos que transmiten los demás no influye emocionalmente al otro que esta colocado en su propio lugar, gracias a una actitud ecpática, y con ella     se frena deliberadamente el contagio  de sobredosis emocional en situaciones de   crisis  para  que no  termine  bloqueando a los sujetos por el miedo (que gane electoralmente el MAS-IPSP )  y  “también  se puede evitar la manipulación mental o incluso la histeria de masas”.

Cuarto. El   otro elemento que define el voto   en   sociedades   divididas en clases sociales fundamentales,  es que  los  sectores sociales que existen en ella  también se agrupan  no solo por el lugar que ocupan en las relaciones sociales de  producción, de propiedad o no sobre los medios de producción,    sino  que también  hay  sujetos  de acción social y política que se definen por y mediante las interpelaciones políticas e  ideológicas,  y  esta  es una variable valida  para analizar el comportamiento del “voto duro”,  y  por el contexto de polarización  en la que esta inscrito el proceso electoral, la simplificaremos en dos polos: el de centro hacia la izquierda, y el del centro hacia la derecha, que  agrupara a los votantes en dos  bloques y/o polos antagónicos el uno del otro:   el   bloque   social   que se siente   representado por el MAS-IPSP,   que   oscilan ideológicamente   del centro a la izquierda,   y   el bloque   social anti MAS-IPSP,   se siente representado por las organizaciones políticas que oscilan ideológicamente   del centro hacia la derecha.

4. Análisis de los resultados y las interpretaciones de la Encuesta a partir de los 4 elementos mencionados.

Tomando en cuenta los elementos antes mencionados, y partiendo  del  supuesto que la EEC  no manipulo los datos,  se  empezara a interpretar  los  datos de los tres candidatos que lograron obtener un porcentaje significativo y se descartara al resto.  Los datos de la intención del  voto (IV),  y   de los votos  validos (VV) de los tres candidatos más votados son: Luis Arce Catacora del MAS-IPSP, con el 30,6 % (IV) y 41,2 % (VV); Carlos Mesa de CC con el 24,7 % (IV) y 33,5 % (VV); y Luis Fernando Camacho de Creemos con el 12,7 % (IV) y 17,7 % (VV).

4.1. Análisis de los datos de la Intención de voto

Los datos  de la intención del voto (IV),  se  analizan  con la gráfica que  incorpora los resultados de las cuatro encuestas realizadas por la EEC correspondientes al  16 de febrero, 15 de marzo, 6 de septiembre y 30 de septiembre.  Los datos que corresponden  a la fecha  del  30 de septiembre, se los coloca  como   el mes octubre,  porque la difusión de los mismos se hizo el 1 de octubre,  y para evitar   confundir al lector cuando se haga los análisis comparativos de las dos últimas encuestas que se realizaron en septiembre.

Ilustración No 2. Gráfica de los Resultados de las Encuestas: Intención de Voto (IV).

 

Una primera interpretación  a simple vista de la grafica,  muestra que  la IV hacia  Jeanine Añez que hasta septiembre alcanzaban al 10.4 % a nivel nacional, han ido a favorer a las candidaturas de Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, porque es evidente que los votos de  derecha  de la autoproclamada  se  reparten por afinidad ideológica en el bloque anti MAS-IPSP,  pero  también la grafica deja  una  duda razonable que la gente no necesariamente difiere sus  votos  a partir de una transferencia automática y lineal,   como para concluir,  que por esa  razón,   los  candidatos Carlos Mesa de CC, y Fernando Camacho  han logrado incrementar  la  intensión de voto  dando saltos  significativos en el ritmo de crecimiento porcentual,  como se observa a partir del  análisis de los datos de septiembre a octubre que arrojan el siguiente porcentaje de crecimiento: Luis Fernando Camacho el 84.05%; Carlos Mesa en 44,44%; y Luis Arce Catacora en 16.6%. Se trata de explicar el por qué   ha ocurrido este fenómeno,   que no sea reductible a la   improbable “transferencia lineal” e interpretarlo de manera correcta,  para evitar la manipulación mediática que se ha dado a partir de  estos datos,  pues algunos analistas  operadores políticos del bloque anti MAS, han buscado posesionar la idea  que  ya  no  habría un ganador en primera vueltauna vez que  con el crecimiento que ha tenido   Carlos Mesa,  se  achica en términos porcentuales la brecha que lo separaban de Luis Arce Catacora y viceversa,  que eran en septiembre de 9.1%; y  en octubre se establecen en 5.9% en términos de IV.

Desagregando este crecimiento, la grafica ayuda a visibilizar el corte abrupto en los ritmos de crecimiento, y  por orden de prelación  tenemos que Camacho  de Creemos,  en febrero tenia una IV de 9.6%,  en marzo disminuye a 7.1%,   baja 2.5 puntos ; en septiembre vuelve a disminuir de 7.1% a 6.9%, baja 0.2 puntos, y en octubre da un salto e incrementa de 6.9% a 12.7%, sube 5.8 puntos.  Mesa de CC, en febrero tenia una IV de 17.1%, en marzo incrementa a 18.3%, sube 1.2 puntos;  en septiembre vuelve a disminuir de 18.3% a 17.1%, baja el 1,2 puntos, y en octubre al igual que Camacho da un salto e incrementa del 17.1% al 24.7%, sube 7.6 puntos. Arce del MAS- IPSP, en febrero tenia una IV de 36.1%, en marzo incrementa a 33.3%,   sube 1.7 puntos; en septiembre disminuye de 33.3 % a 26.2%, disminuye 7.1 puntos; en octubre incrementa de 26.2% a 30.6%, sube 4.4 puntosAñez en febrero tiene una IV de 16.5%, en marzo incrementa a 16.9%, sube 0.4 puntos, en septiembre disminuye de 16.9 a 10.4%, baja 6.5 puntos, y declina su candidatura.

Si bien todos los candidatos, experimentaron una tendencia  a subir,   las interpretaciones de la corporación mediática y de los operadores políticos  anti MAS,  han buscado posesionar la idea que Luis Arce Catacora   esta en declive,   porque es el mas desfavorecido en términos de crecimiento frente a Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho. Podemos afirmar que aparentemente es el mas desfavorecido,  porque la ventaja de este candidato  es que mantiene un crecimiento sostenido     -a diferencia de los otros dos candidatos que   han dado saltos abruptos,   y que matemáticamente no existen probabilidades que vuelva a ocurrir –   y se torna lento  porque ya tiene una acumulación significativa, tanto en IV (30.6%) como en VV (41.2%)  que muestra que esta alcanzando el techo que indica la norma, también su promedio histórico (PH), como veremos mas adelante.

De    acuerdo a  la  norma,  si logra alcanzar   el 40%  y distanciarse  del segundo con  el 10 %, gana en la primera vuelta.  Antes de la ultima encuesta,    la diferencia  de VV entre  Arce que ocupa el primer lugar con el 37.3%;  y  Mesa el segundo lugar con el  24.2%,   era de 13.1%,  y a nivel  de IV la diferencia  era  de 9.1%,  faltando solo el 0.9%  para alcanzar el 10%.  En la de octubre la diferencia de VV entre Arce que ocupa el primer lugar con 41.2%;  y Mesa que ocupa el segundo con el 33.5%, es de 7.7% , es decir a Luis Arce Catacora,   le  falta solo 3.7%   para lograr  el  10%  de diferencia con Carlos Mesa,  y  6.6%  para  acercarse a los resultados  de las elecciones de 2019, donde el MAS-IPSP obtuvo el 47.8% y logra el triunfo electoral en la primera vuelta.    El MAS-IPSP  tiene  mucha probabilidad  que esto vuelva a ocurrir;  porque:

Por un lado, su crecimiento ha sido constante en siete de los nueve departamentos,  y se ubica en primer lugar en la IV en cinco de los nueve departamentos . En La Paz la IV de Arce es el 41.1%, que es el departamento mas importante con relación al padrón electoral,  de 27.53%;   acá   Mesa ocupa el segundo lugar con 27.9%, y Camacho el quinto lugar con el 07%. En   Cochabamba, el padrón electoral es de 18.92% , Arce tiene una IV de   39,3%;  Mesa en el segundo lugar con el 30.2% y Camacho el tercer lugar con el 3,6%. En Oruro Arce tiene una IV de 40.2%, Mesa 26.5%,  y Camacho en el cuarto lugar con 1,9%. En  Potosí  Arce tiene una  IV de 28.0% ,  Mesa de  23.5%; y Camacho en el quinto lugar con 1,8% . En Pando, Arce tiene una IV de 35.2%, Camacho se ubica en el segundo lugar con 14% y Mesa con 14.0%. En estos  departamentos el MAS-IPSP   puede   seguir   creciendo capturando el voto   indeciso y secreto, incluyendo   los departamentos de Santa Cruz, Tarija, Beni, y Sucre,  donde Mesa y Camacho ocupan el primer y segundo lugar,  porque son espacios del bloque anti MAS-IPSP y que se analizaran después.

Por otro lado,  en las encuestas   no se  ha tomado  en cuenta el voto del exterior que favoreció al MAS-IPSP con el 1.4%, ni tampoco la encuesta refleja objetivamente la IV que el MAS-IPSP tiene  en el área rural   porque en la muestra de la EEC no hay una proporcionalidad equitativa  entre el área urbana y rural.  La importancia del voto rural  modificara sustancialmente la brecha que existe entre el primero y el segundo,  debido  a  que  este  voto  articula  en torno  suyo a los cuatro elementos que se ha mencionado anteriormente;   es decir,  el voto del área rural es:

Primero:   Identitario a partir de lo indígena originario y campesino,   y se ubica en términos ideológicos y políticos en el cuadrante de centro hacia la izquierda, es decir es un actor constituido en y a partir de las luchas sociales y políticas  nacional populares identificados con un proyecto político que es inclusivo de las mayorías nacionales,   el del MAS-IPSP, que además es el instrumento político  que surge desde las organizaciones sociales para representarse a si mismas, consiguientemente es “voto duro”.

Segundo. El voto rural, ya se ha expresado su afinidad con el MAS-IPSP en términos históricos, desde las elecciones del 2005 a las del 2019, un análisis diacrónico de los resultados de las mismas muestran -siguiendo la categoría utilizada por Jorge Richter-  que es un voto fidelizado que se expresa siempre en  términos porcentuales hacia el  techo del 40%.

Tercero.   El voto   rural también expresa la racionalidad del costo -beneficio,   porque   tiene expectativas  de mejoras económicos,   políticas y sociales  frente  y ante  la  situación de crisis multisectorial que se vive en Bolivia; es decir el votante indígena originario campesino,  se ubica como sujeto y actor político en el contexto de la crisis, y su memoria histórica le lleva a comparar con los anos de estabilidad  y crecimiento económico que logro el país en los 14 anos de gestión del MAS-IPSP a la cabeza de Evo Morales Ayma.  En este sentido la racionalidad del voto se expresa también en la posible solución de la crisis que se expresa en el slogan de la campaña del MAS-IPSP “Vamos a Salir Adelante”.

Ilustración No 3.  Esquema.

 

Siguiendo el esquema, el sujeto indígena originario y campesino se identifica y ubica ideológicamente en  el centro  hacia  la  izquierda,   tienen  definido su voto  “duro”  en torno al MAS-IPSP,  y no votaran  por Carlos Mesa,  ni por Luis Fernando Camacho;  que se ubican en el cuadrante del centro hacia la derecha, y los votos de estas dos fuerzas políticas provienen de este cuadrante,  por eso no le restan votos al MAS-IPSP,   se   restan    entre sí  mismos,  y esto los pone en desventaja para llegar a una segunda vuelta, ya que el crecimiento que han experimentado estas fuerzas en la ultima encuesta,   proviene del lado del cuadrante de centro  derecha,  como fueron los de Jeanine Añez, y también de cualesquiera que provengan del mismo cuadrante y que decida por el “voto util”  dentro las filas de  Chi Hyung Chu (Frente para la Victoria), de Jorge Quiroga (libre 21), o de María Baya (ADN). En otras palabras,  en el  voto  de centro hacia la derecha  se  produce un reacomodo en la votación en su mismo espacio y le aumentaran  unos a Carlos Mesa y otros a Fernando Camacho,   esto muestra indicios,   que   el   crecimiento experimentado en la ultima encuesta  no  se reproducirá en términos porcentuales con el mismo rango,  ni a través de los saltos que dejan dudas razonables y lagunas que solo se esclarecerán en día de la votación.

Para ir cerrando concluimos que el voto indígena originario y campesino del área rural es también un voto fidelizado y ecpático,  es decir no le afecta  manipulación mediática  que  sus oponentes hacen en contra del MAS-IPSP;  como por ejemplo, la corporación mediática fue parte importante en    construir  y difundir   -con  efectos de poder-   sobre algunos sectores de la sociedad  el “monumental fraude”  que  fue  inducido antes de la campana por Carlos Mesa y otros actores políticos anti MAS,   que operaron a través de los comités cívicos, CONADE y plataformas ciudadanas de diverso tipo para movilizar a los sectores urbanos de las capas medias, gestionando el caos y la violencia en el contexto de las elecciones del 2019.

4.2.1. La manipulación mediática para posesionar a Carlos Mesa como la figura principal para evitar el retorno del MAS-IPSP al gobierno.

En el actual contexto, la manipulación mediática se empeña en demostrar con los datos de la encuesta de la EEC que: Primero, se han achicado las distancias entre Carlos Mesa y Luis Arce Catacora.   Segundo  que debido a este achicamiento y el crecimiento de  CC y Creemos,    se imposibilita  al MAS-IPSP ganar en la primera vuelta . Tercero  para  llegar al balotaje  es de urgencia no dispersar el voto y se convoca a la ciudadanía a optar por el voto útil,  porque  Carlos Mesa es el único candidato que puede frenar el retorno del MAS-IPSP al gobierno y ejercer nuevamente el poder del Estado.  Veamos los argumentos  que posesionan  estas “verdades”  y buscan influenciar a la opinión publica,  para  inducirla al voto útil  haciendo un uso instrumental de la encuesta a partir de una interpretación políticamente interesada.

Una  de las interpretaciones -a partir de la cual derivan varios argumentos para  manipular a los sectores urbanos y a las capas medias-  es la  del asesor  político de Carlos Mesa,  el sociólogo Ricardo Paz.   El   afirma que la tendencia del voto está polarizada entre el MAS-IPSP y CC, descartando a   Creemos en el bloque de   la polarización frente al MAS-IPSP, y otras fuerzas menores,  como si no existieran,  o no fueran relevantes en sentido que le restan votos a Carlos Mesa;   es decir,   lo que también se pretende negar   es que entra en juego una polarización secundaria.

La interpretación de Ricardo Paz, tiene la intencionalidad de influir en el ciudadano, e inducir a éste a que se decida a favor de Carlos Mesa, emitiendo un “voto útil”. En  este sentido,  se busca posesionar y visibilizar a Carlos Mesa como principal y  único opositor de Luis Arce Catacora del MAS-IPSP. Consiguientemente en esta interpretación solo se legitima a una fuerza política, la  de CC   en torno a la cual se debe aglutinar  y concentrar el mal llamado  “voto útil” y llevar a Luis Arce Catacora,  al balotaje,  donde  se presume  que perderá.

Para desenmascarar esta interpretación,   hay que mencionar  que desde el punto de vista político e ideológico,  la  polarización fundamental es  entre  el bloque de las fuerzas políticas y sociales del MAS-IPSP;  y  el bloque de las fuerzas políticas y sociales anti MAS-IPSP.  En este bloque, cobran relevancia las   dos fuerzas políticas que   se ubican   en segundo y tercer lugar,   CC y Creemos,  las mismas que  -como ya mencionamos- se  están  disputando  entre  sí   la IV de uno o mas  ciudadanos  que   en  el  espectro político ideológico boliviano  se ubican en el cuadrante de centro hacia la derecha  conservadora;  consiguientemente, la disputa se da    en las filas y espacios de votantes Anti-MAS.  Esta disputa no afecta el  voto del ciudadano que se ubica en el cuadrante de centro hacia la izquierda,  que  es el espectro de captura de votos del  MAS-IPSP, que  tampoco   es  reductible  al voto  duro  rural  del ámbito indígena originario y campesino, ya que  abarca a otros sectores sociales  urbanos que pueden ser incluidos en el voto  fidelizado y también ecpático.

Considerando estas disputas, la elección presidencial puede definirse en la primera vuelta dando la victoria a de Luis Arce Catacora del MAS-IPSP, quedando sin efecto la segunda vuelta, porque Carlos Mesa no es -como se pretende posesionar y visibilizar- el principal y único opositor de Luis Arce Catacora;  porque su liderazgo no supera al de Luis Fernando Camacho,  al menos en términos generacionales,   y  tampoco  es el mejor posesionado en  algunos de los departamentos donde  disputa el voto con Camacho.  En Santa Cruz,  por ejemplo,    Luis Fernando Camacho ocupa el primer lugar   con el 34.7%   y Carlos Mesa el 14.8%   esta   disputa es una de mas importantes porque es el núcleo del bloque anti -MAS y el padrón electoral representa el 26.54% del total que contrasta con los  departamentos   de Beni, Tarija y Pando donde ambos candidatos tienen posibilidad de sacar votos porque son regiones que han operado en  bloque  en el contexto del referendo autonómico como una forma de disminuir y oponerse a la Asamblea Constituyente, a este bloque se conoce como  “media luna” y que opero contra la gestión de Evo Morales Ayma, y   también se involucraron en el fallido golpe de Estado el 2008.    Teniendo en cuenta este antecedente,  veremos como se reparte el voto en estos departamentos: En el Beni la IV favorece a Carlos Mesa que ocupa el primer lugar con el 30.1% y Camacho el tercer lugar con el 16.1%, pero el padrón electoral de este departamento  apenas llega  a 3,8%  y esta es una desventaja para Mesa porque el numero de votantes no se compara al de Santa Cruz. Por su parte, Arce ocupa el segundo lugar en Santa Cruz con 18.8 %  y en el Beni con 19.2%.  En Tarija, el padrón electoral es el 5.3% del total,    Camacho en la IV ha subido del  1,7%  al 11,8%  y Mesa, del 16% al 33%, nuevamente   el  crecimiento  muestra un salto  -posiblemente porque las estructuras políticas partidarias del nivel departamental (gobernación) y Municipio  (Ciudad de Tarija)  que son del bloque anti Mas   son fieles a las alianzas que lleva adelante Juntos para apoyar a Mesa y no dispersar el voto.  Pero acá nuevamente se ve a través del crecimiento  que ha tenido  Camacho (10%),  que   la gente opta también por sus empatías  dentro el bloque anti MAS y que el voto no se transfiere linealmente11.  Luis Arce   se ubica en el segundo lugar con el 19.7%. En Pando  en la IV Camacho se ubica en segundo lugar con 14.7% y  Carlos Mesa en el tercer lugar con el 14.0%. Luis Arce ocupa en primer lugar con el 35.2%. Este departamento solo tiene el 0,99% del padrón electoral.

Consiguientemente  CC  se disputa votos dentro el bloque anti-MAS  teniendo como su principal oponente dentro de este a Creemos,  y  por  eso  es  que  no  lograron sumar  fuerzas contra el MAS-IPSP porque su voto esta disperso.  En este sentido, Carlos Mesa  no es  la única figura que tiene “legitimidad” en el bloque anti MAS-IPSP como se pretende hacerlo aparecer a objeto de posesionarlo ante  la  opinión pública, y   seducir  a ésta  con el mal llamado  “voto útil”   para llevar a Luis Arce Catacora al balotaje.  Por eso en las interpretaciones interesadas de la encuesta se esforzaron en señalar que la “pelea se reduce a Arce y a Mesa,  porque  Mesa se acerca a Arce y Camacho se aleja de Mesa y en este sentido el balotaje es real”.

El siguiente cuadro,  ilustra   la polarización principal y secundaria a la que nos hemos referido líneas arriba:

Ilustración No 4. Polarización Fundamental y Secundaria.

 

De acuerdo al análisis que ha realizado  y que se sintetiza en la  ilustración,  hay  dos tipos  de polarizaciones y no solo una, la fundamental o contradicción principal que es dicotómica entre el bloque MAS-IPSP y el Bloque anti-MAS-IPSP; y la secundaria, al interior del bloque anti-MAS- IPSP que se presenta entre CC y Creemos, y que es diferente a la primera,  porque la dicotomía entre éstas   no se centra en  las diferencias  políticas  ideológicas,  porque  son  fuerzas políticas que se ubican en el mismo cuadrante de centro hacia la derecha. La diferencia radica en el sentido y significación que adquiere  la disputa y características del  voto en cada una de estas fuerzas o representaciones políticas y es : el   “voto Útil”   vs. el “voto Identitario y Ecpático” .   Esta polarización secundaria que define las características del voto,   no se dio en el bloque anti MAS en las elecciones de 2019,  y será   determinante para definir  si  las elecciones concluyen en la primera vuelta,  o se va al balotaje  siempre  y  cuando  logren unificarse,  fusionando  a  una o mas fuerzas políticas anti MAS en torno a una sola candidatura.

Asimismo,  dentro el bloque opositor Anti MAS,  a  nivel de la tercera fuerza  que  es la de Luis Fernando Camacho,   también  existen   otras   disputas  por el voto, porque  existe la posibilidad que Chi Hyung Chu del Frente Para la Victoria (FPV), le reste votos a través de las enunciaciones e interpelaciones bíblicas y religiosas, a las que también recurre el candidato de Creemos, no nos olvidemos que cuando se produjo el golpe de Estado  Luis Fernando Camacho entro al Palacio quemado  de rodillas y con la biblia en la mano, y  de la misma forma  Chi Hyung Chu  -que se ubica en el cuarto lugar en la encuesta de la EEC- ha hecho de la religión el puntal de su campana. En el Estado Plurinacional existe la libertad de culto y las iglesias cristinas mas que la iglesia católica tienen  poder  sobre sus feligreses,  quienes  están sujetos en muchas de sus decisiones a la obediencia del patriarca, y estos son también elementos que entran como variables a la hora de cuantificar la IV. Asimismo, Chi Hyung Chu busca polarizar con Camacho denunciándolo ante los tribunales por sedición, por ser  un actor clave en el golpe de Estado, y lógicamente  esta denuncia  la  hace  para disputarle  espacios  de  poder  para poder  llegar  a una representación parlamentaria y/o posesionar nuevos liderazgos regionales.

4.2.2. La  contradicción secundaria es  el escenario  de polaridad electoral:  El  “voto Útil” vs. el “voto Identitario y Ecpático”.

En las elecciones de 2019,   los  sectores sociales  vinculados  al poder económico y político de Santa Cruz,  estaban representados como “Demócratas” en la  alianza “Bolivia Dijo NO (21F). Los Demócratas   tomaron la decisión  de optar por el “voto útil” en favor de Carlos Mesa, pues de acuerdo  a los datos del  debate organizado por el  “Observatorio Político de la UAGRM12   del 36. 51% de votos que logro Carlos Mesa en las elecciones  de 2019,   el 47%  de este 36.51% fue capturado por el concepto del “voto útil” que le dio   el departamento   de Santa Cruz.   Esta posibilidad -la de optar por el voto útil-  ya  no  tiene  probabilidades  en  las elecciones de 2020, porque por un lado; los Demócratas han  sufrido el desgaste de una mala gestión y minado su representación   por la corrupción que sus autoridades   del nivel intermedio   y municipal cometieron13 que  prácticamente los ha  llevado a desaparecer  del escenario nacional,   mas aun cuando sus  militantes cometieron errores políticos insalvables al ser  parte del gobierno de facto donde los actos de  corrupción los desacredita aún más,   y  terminan en una crisis política interna que  no  les permite como  Demócratas  influir  para optar  nuevamente por en el voto útil.  Por otro lado; debido a los cambios que se han producido en las relaciones de fuerza y poder a nivel de Estado y Sociedad, las fuerzas políticas del campo de la derecha,  -a excepción de Comunidad Ciudadana-    se agruparon en nuevas coaliciones.  En Santa Cruz, desaparece Bolivia Dijo NO (21F) 14, y se articula y constituye “Creemos” con un nuevo liderazgo, que es el de Luis Fernando Camacho,   pero que  mantiene su esencia y carácter de clase  -porque al igual que  su antecesor Oscar Ortiz de Bolivia Dijo NO (21F)-  esta sustentado socialmente por la oligarquía cruceña. Estos sectores sociales, articulados para las elecciones 2020 en torno a Creemos,   han decidido no  bajar  su candidato,   ni  otorgar  voto  útil  a  Carlos Mesa,  como  se constata en  los varios pronunciamientos que ha hecho el candidato de Creemos.  Consiguientemente, la figura de Luis Fernando Camacho desde Santa Cruz,  funciona como antípoda de Carlos Mesa, y en tanto poder emergente busca proyectarse a nivel nacional, para con el voto ecpatico Creemos pueda lograr escaños en la Asamblea Legislativa Plurinacional.   De este modo el   “voto útil”  es descartado; porque cobra sentido y significación  el voto  al  que  hemos denominado Espático15; y  por  eso, en el ámbito  de la  polaridad   también hay que diferenciar  estas lógicas  y disputas de poder al interior del bloque anti-MAS-IPSP.

Con algunas diferencias  que caracterizan al  “voto ecpático”     del MAS-IPSP;  y en sentido inverso en cuanto a proyecto político se refiere,  Creemos en  Santa Cruz esta adoptando  una actitud ecpática   porque  apunta a construir  un proyecto político    a partir  de  la renovación  de un nuevo tipo de liderazgo,  que tiene vocación de poder nacional.

Este   nuevo fenómeno de la realidad política cruceña,    hace   que Carlos   Mesa   no tiene la posibilidad de  beneficiarse  con el “voto útil”  en el departamento de Santa Cruz porque el voto cruceño esta asumiendo las características  de un voto ecpático,  a través del cual Santa Cruz  se pone en su propio   lugar, y no en el lugar del otro ( es decir de Mesa que pide el voto útil). Consiguientemente Camacho, al negar declinar su candidatura y   descartar el “voto útil”   le disputara y restara votos a Carlos Mesa,  y  no a Luis Arce Catacora,   que  en este departamento donde ocupa el segundo lugar. Mientras Luis Fernando Camacho se mantenga en  primer lugar en el departamento de Santa Cruz, y siga recibiendo el apoyo de la población que se manifiesta con el crecimiento  de la IV que  se  visibiliza en la ultima encuesta,  la  posibilidad  de Carlos Mesa  para  llegar al balotaje disminuye  porque   la  estrategia  del  “voto útil”  en   Santa Cruz será  nula,   en la medida  que el voto hacia Camacho comporta una actitud ecpática, que ayuda a vencer la manipulación   que  hace   CC  con  el voto útil,   porque la ecpatía implica cuidar  de los   propios  intereses  colocándose en  el  lugar  propio que una región o fuerza social y política se asigna a sí misma, y también refiere al proceso mental por el cual se puede de forma voluntaria, excluir o dejar de lado los sentimientos y/o emociones  que transmite una determinada situación de crisis  que  viven  y experimentan los  otros. Con  la ecpatía    se frena deliberadamente el contagio  de sobredosis emocional en situaciones de   crisis  para  que no  termine  bloqueando a los sujetos por el miedo (que gane electoralmente el MAS-IPSP)  y  “también  se puede evitar la manipulación mental o incluso la histeria de masas” (Rivera Revuelta 2004, Ob. Cit.).

4.3.  Análisis de los datos de los votos validos.

Concerniente a las otras   interpretaciones que   basándose en   la   “fotografía del momento”, descartan la  posibilidad que Luis Arce Catacora sea el candidato ganador  en la primera vuelta, y  postulan  el triunfo de Carlos Mesa en la segunda vuelta  como algo  inevitable si  se opta  por el  “voto útil”; considero son reduccionistas y persiguen distorsionar la  realidad política16,     a excepción de la interpretación que se han hecho de la encuesta por parte de algunos profesionales felizmente conocidos por la ciudadanía por su ecuanimidad,  y  por  hacer  análisis  complejos donde   consideran    y    comparan los datos   que arrojan las encuestas de forma diacrónica e histórica, como   por ejemplo la del politólogo Jorge Richter, de quien tomare algunas de sus reflexiones, como su análisis histórico para proceder a la comparación diacrónica.

Las   interpretaciones   “anti MAS” no consideran – intencionalmente-   las estadísticas   del promedio histórico (PH)  que  particularmente el MAS-IPSP  ha tenido a lo largo de la  historia electoral,  en elecciones nacionales y referendos.   Este  promedio   permite  analizar  de manera mas objetiva, si la elección se define en la  primera vuelta, o si por el contrario se va al balotaje.

Ilustración No 5. Porcentaje y Diferencia de VV  del  MAS-IPSP y su oponentes y sus resultados por Departamentos.

 

La grafica muestra el promedio que ha  logrado el MAS-IPSP de VV,  en tres de las  últimas elecciones  de acuerdo a datos  sustentados  en los registros  del Órgano Electoral  Plurinacional (OEP). En la elección del 201417 el MAS obtuvo 61.01%; y  Unidad Nacional obtuvo  24.51%, colocándose el MAS-IPSP con una diferencia de 36.50%.   En la elección del referendo constitucional el NO obtuvo 51.30%  y  el  Si el 48.70%,  colocándose  el  No con una diferencia del 2.60% sobre el Si18.  En la elección de 201919,  el MAS-IPSP    obtuvo el  47.08% de VV, colocándose con una diferencia de 10. 57% en relación a los VV de Carlos Mesa que obtuvo  el 36.51%.  Para sacar el promedio histórico (PH) que se visibiliza en la grafica,  solo se ha tomado en cuenta,  las dos últimas elecciones,  para  no sobredimensionar el alto porcentaje de VV que logra el MAS-IPSP en las elecciones del 201420,  que llevarían a sacar un PH  de 52.25%  que de acuerdo a  la  norma  el candidato que  logra  el 50% +1 ya gana las elecciones (Art. 166 CPE), sin importan el porcentaje que tenga con el segundo.

El PH de los VV que obtiene el MAS-IPSP en las últimas dos últimas elecciones es de  47.89%, y  el de CC de 37.02%21. En este PH el porcentaje que separa al primero del segundo  es del 10.87%.  En la ultima elección de 2019 el MAS-IPSP obtiene en VV el 47.08% y CC 36.55%  y estos porcentajes tiene una proximidad con el PH de ambos. La diferencia porcentual de VV del PH del MAS-IPS con los VV de 2919 es de 0.81%  y la de CC es de  0.47%.

Si hacemos el mismo ejercicio con los datos actuales de la encuesta, veremos  que tambien se asemejan al de las elecciones  de 2019 ya  que el MAS-IPSP tiene en VV el 41.20%  y se  aleja con 6.69 %  de su PH. Esto quiere decir que el MAS-IPSP puede lograr incrementar al menos ese 6,69%   hasta que se  llegue al  acto electoral el 18 de septiembre. Si logra ese porcentaje estaría sobrepasando los resultados del computo de las elecciones de 2019 en un 0,81%  y se pondría en evidencia que no hubo fraude, y que el fraude lo cometió la OEA. De la misma forma en  Carlos Mesa que tiene en VV el 36.55% y se aleja con 3.51% de su PH. Esto quiere decir que CC puede también incrementar al menos ese 3.51% hasta que se llegue al acto electoral el 18 de octubre. Si logra ese porcentaje,  estaría sobrepasando los resultados del cómputo del 2019 con 0.47% y que también pondría en evidencia que no hubo fraude, ya que los resultados prácticamente se repetirían en los dos candidatos mas votados a nivel de PH, de las elecciones de 2019 y de los VV de la encuesta de ECC. Los datos de 6,99 % del MAS-IPSP y los datos de 3.51% de CC, son importantes porque serán los requeridos para aproximarse a los VV que se lograron en las elecciones de 2019.

Sobre la base de los votos validos, el MAS-IPSP ha ganado consecutivamente desde que es gobierno en los departamentos que tienen un porcentaje significativo en el padrón electoral como es La Paz,   Cochabamba.     Su promedio   ha sido obtener el triunfo   en seis de los nueve departamentos, a excepción del 2014 que gano en ocho;  y a excepción  también en 2016 que solo gano en tres (Referendo Constitucional).  En la ultima encuesta el MAS-IPSP  gana en cinco de nueve departamentos: Pando, La Paz, Cochabamba, Oruro y Potosí.

4.3.1. Elección de Presidente y Vicepresidente en primera vuelta.

Se puede concluir que la elección se resuelve en la primera vuelta,   si el MAS-IPSP logra la diferencia del 10% que se requiere por Ley,  y considerando que en VV Luis Arce Catacora ya ha superado el porcentaje estipulado por la CPE,   ubicándose en primer lugar con el 41,2% para alejarse de  Carlos Mesa que ocupa el  segundo lugar con  el 33,5%,  y  tiene  que superar la diferencia que existe entre ambos candidatos que es de 7,7% incrementando al menos en su favor el 6.69 %   para distanciarse  con el 10% ,  de manera  tal  que logre subir el actual porcentaje de

41.2% al  47. 89% que es su PH.   Para lograrlo el MAS-IPSP debe capturar ese porcentaje en el

bolsón de los indecisos y secretos,  que  según la encuesta llegan a 21.7 (13.3% indeciso y 8.4% secreto)  y de este modo se acercaría a la votación que logro el ano 2019.  Entonces si el MAS- IPSP se acerca al promedio de la ultima elección,  captando además el voto indeciso y secreto, puede ganar la elección  en la primera vuelta,  y las consecuencias de este triunfo  pondrían en evidencia  que el fraude lo montaron las elites políticas anti-MAS junto con la OEA.

Elección de Presidente y Vicepresidente en Segunda Vuelta.

Para que la elección se resuelva en la segunda vuelta, Carlos Mesa, debe capturar mas votos para achicar  la brecha  que existe entre él y Luis Arce Catacora que actualmente según la encuesta es de 7.7%.  Sin embargo, de acuerdo al PH, se ha visto que la Carlos Mesa puede crecer en 3.35%, pero esto no le asegura  superar la brecha del 10%  porque llegaría al 37.06%, superando apenas con 0.47 sus votos validos de la elección de 2019. Consiguientemente, el PH nos permite afirmar que no esta confirma la segunda vuelta.  A esto hay que agregar un elemento  por el cual la EEC ha sido cuestionada de manipulación de los datos al  visibilizarse  saltos  significativos  que han modificado la tendencia de crecimiento en el porcentaje VV (y también de IV) de Carlos Mesa y Camacho,   en contraste con Luis Arce Catacora como se puede percibir en la siguiente grafica de VV.

Ilustración No 6. Grafica de votos Válidos.

 

Carlos Mesa ha llegado a 33.51 de VV, por el salto que ha dado de 24.2% a 33.5%; es decir,  ha aumentado 9,3% en menos de tres semanas.  Este hecho es excepcional porque rompe el ritmo y la continuidad  del  crecimiento  que normalmente se han dado el  crecimiento en las encuestas desde las elecciones del 2005 hasta las de 2019, donde hay mas bien una prevalencia de las caídas de algunos candidatos;   y la mas abrupta de estas ha sido la de Jeanine Añez que también se visibiliza en la grafica. Por este patrón histórico, es que también Carlos Mesa difícilmente volverá a aumentar en esos porcentajes;  y es  también por este patrón,  que Luis Arce Catacora seguirá creciendo paulatinamente como  se visibiliza en la gráfica, y posiblemente a menor velocidad en los  departamentos  donde  las empatías están mas próximas al bloque anti MAS, pero ese mismo hecho  le favorece porque la disputa de votos esta restando los porcentajes entre Luis Fernando Camacho y Carlos Mesa.  En este sentido  Luis Arce Catacora tiene mas probabilidades de crecer capturando el voto indeciso y secreto; y es éste el que tiene incidencia en el computo final del proceso electoral.  Contrariamente,  Carlos Mesa debe lidiar con el crecimiento de Camacho;  y esto, posiblemente no le permita llegar al porcentaje de VV que llego en 2019. En este sentido, el balotaje no esta definido como pretendió posesionar la corporación mediática y los asesores y operadores políticos de Carlos Mesa que convocan al voto útil, como estrategia privilegiada  para evitar el triunfo del MAS-IPSP  en la primera vuelta; y no esta definido,  porque el crecimiento del MAS-IPSP es mas certero, y se enmarca mas en los principios filosóficos de Newton y Leibniz de que  “Natura non facit saltus” que contrastan con el salto del fenómeno cuántico.  Por eso, los saltos en las encuestas electorales se explican si el candidato ha logrado hacer algo excepcional que justifique este fenómeno. Entonces, para finalizar, la pregunta que debemos plantearnos es:

¿Qué hizo Carlos Mesa para lograr este salto?. Si   no hizo nada,  habría que volcar la pregunta a la EEC ¿ han realizado un trabajo eminentemente técnico y operado según sus principios a partir de los cuales afirman que su empresa no tiene ningún interés político, ningún apego partidario ni preferencia alguna? La respuesta parece ser obvia.

 

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */