Nacionales Salud

El modelo de dominación del PLD en República Dominicana (2)

Gonzalo Castillo y Danilo Medina
Escrito por Angel Moreta

Por: Angel Moreta (Autor-Editor)

 

En el modelo neoliberal implantado en la sociedad y la economía  dominicana por el partido de la liberación dominicana, los casos de corrupción e impunidad alcanzan al sistema electoral.

Nuestra democracia ha estado infectada históricamente por el accionar de las troikas corruptas que pululan en el Palacio Nacional. Son innombrables los casos de robo a través de la privatización de casi todos los bienes del Estado, el saqueo de los ingenios azucareros, las licitaciones públicas contaminadas, el saqueo por doquier del patrimonio público, la prevaricación y la coalición de funcionarios, la llamada “alianza público-privada”, nuevo vocabulario ideológico y tramposo para engañar al pueblo dominicanoalianza supuestamente entre los intereses estatales y los intereses empresariales, pero que no es más que un esquema para el capital privado, el empresariado, el capital financiero, las cúpulas del capital comercial, las iglesias y la embajada norteamericana con el fin de abrir un espacio al capitalismo privado y a la privatización neoliberal que se ha implantado y se sigue implantando en República Dominicana.

Valga mencionar también las obras públicas, importante filón de la cual los funcionarios corruptos y las troikas palaciegas delincuenciales sacan estructuras fundamentales del enriquecimiento ilícito ilimitado; de obras públicas que no se cumplen en calidad y cantidad y a través de las cuales se extrae un plus valor nacional.

Pero además licitaciones amañadas, en violación de la ley 340-07; donaciones y transferencias encubiertas; entrega de obras multimillonarias sin licitación en favor de empresas transnacionales norteamericanas; remodelación de puertos sin licitaciones; negociaciones espúreas como la de Punta Catalina, en las cuales las troikas palaciegas delincuenciales engañaron fantasiosamente al pueblo dominicano extrayendo más de 3 mil millones de dólares, sin mencionar el presupuesto de Odebrecht para dicha obra ascendente en 2014 a 2,100 millones de dólares, fuera del valor de los llamados “imprevistos”, formula falaz no sujeta a auditoria ninguna mediante la cual distorsionan el presupuesto de la obra energética, llevándola a cientos y cientos de millones por esa vía; la corrupción arropa todos los estamentos de la vida nacional, la extracción del oro, la exportación del oro, sin auditorias y en base a una contratación totalmente cuestionable entre el Estado dominicano y la empresa norteamericana y canadiense Falconbridge.

Por otro lado, el modelo de impunidad predominante hace que el presidente Danilo Medina sea totalmente complaciente con las violaciones de la ley 311-14, que obliga a los funcionarios a presentar declaración jurada de bienes cuando asumen una posición en el gobierno con el fin de evitar irregularidades en las entidades estatales en las cuales se detectan mal manejos de los recursos públicos; y en estos casos el procurador no hace absolutamente nada, dejando entrever que una cosa es el discurso oficial contra la corrupción y otra es la complicidad que impide actuar en casos específicos, como por ejemplo los resultados de las auditorías realizadas en las entidades estatales y que arrojan graves situaciones que justificarían sanciones judiciales por parte de los tribunales de la República. El Procurador General de la República ha hecho amagos de estudiar los expedientes de los funcionarios que no han presentado declaración jurada y después de 20 años de gobierno ninguno ha sido sometido a la justicia.

La Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental, también participa del desorden, pues estableció como fecha límite para la entrega de un informe financiero por parte de los funcionarios obligados por la ley  y el decreto 486-12, y dicho plazo transcurrió   y hasta el día de hoy 20/8/015, no ha dicho esta boca es mía…

Por ello afirmamos que el presidente Medina es tolerante con la violación de la ley 311-14, el decreto 486-12 y los reglamentos de la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental. El presidente prefiere hacer silencio y echarle agua a las flores de su jardín calladamente para que crezcan en ambiente de impunidad. En otras palabras, el presidente no ofrece buenos ejemplos a los dominicanos, sino la omisión y el silencio.

En el artículo 49 de la ley No.10-04, de la Cámara de Cuentas, se establece que se dará noticia al Ministerio Público si de los resultados de las auditorias e investigaciones practicadas por los auditores, se establecieren indicios de responsabilidad penal; pero el presidente Medina y el procurador son indiferentes a la aplicación de la ley, y con esa actitud contribuyen muy seriamente al clima de impunidad total que existe en la sociedad dominicana.

Mas luego continuaremos realizando observaciones críticas sobre el modelo neoliberal y el tema de la democracia en la República Dominicana. El partido de la liberación dominicana ha impulsado el clientelismo, la compra de sectores políticos, el nepotismo, el autoritarismo, la concentración de los poderes públicos son factores que hacen que la democracia no es verdadera y autentica, sino una sombra de democracia, en la cual el partido en el poder utiliza los recursos del Estado para comprar el pensamiento ajeno, cédulas, votos adhesiones, con el fin de buscar el favor de los medios de comunicación a base de prebendas, recursos, canonjías y oportunidades.

Conclusiones

El señalado partido, motivador de la implantación del modelo neoliberal, gobierna a través del clientelismo, abuso de los recursos del Estado y de los poderes públicos; de la discriminación ideológica, violación de las leyes y la Constitución. Valga mencionar las dadivas, las nominillas, la distribución desigual de oportunidades, la inequidad económica y social; el autoritarismo, la ambición del poder a perpetuidad, el robo público sin límites morales ni ideológicos, la manipulación de la opinión pública mediante la publicidad, el avasallamiento de los contrarios a base de dinero: el engaño, la simulación, la corrupción como elemento universal del accionar estatal.

Acerca del autor

Angel Moreta

Angel Moreta, jurista, sociólogo, y filósofo; Profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), República Dominicana, Autor-Editor de Debateplural.

Dejar un comentario

/* ]]> */