Nacionales Sociedad

Multinacional Altice maltrata a los usuarios dominicanos

Escrito por Angel Moreta

Por: Angel Moreta (Autor-Editor)

 

En República Dominicana abundan, en perjuicio de los usuarios de servicios de telecomunicaciones, lesivas e injustificadas facturaciones mensuales, de manera escandalosa y sórdida. Se trata de montos mensuales abultados e injustificados que agreden la capacidad económica y la solvencia moral de ciudadanos dominicanos.

Los monopolios y transnacionales de las telecomunicaciones que han venido instalándose en el país, cobran sumas abultadas (con supuestos intereses y comisiones en relación con atrasos de pagos) e INDOTEL no dice “esta boca es mía” cuando se trata de defender los intereses de la población consumidora.

Es el caso de la compañía Altice Dominicana, que según opiniones, expresiones y criterios de estos, dicha compañía desprecia a los usuarios que tienen servicios contratados en el sentido de altas e injustificadas facturaciones, no recepción de llamadas telefónicas, exigencia de estar en la casa para poder reportar una simple avería, alzas inconsultas de precios de facturación por supuestos cúmulos de interés y comisiones, cobro del doble de las mensualidades cuando se producen atrasos, aplicándolas de manera acumulativa y prácticamente haciéndolas impagables.

Muchos consumidores hacen denuncias a Pro Consumidor, institución que no hace caso a esas llamadas y permite el cobro de deudas irrespetándola la dignidad del deudor o del supuesto deudor.



Cobro de comisiones duplicadas al margen de la ley monetaria y financiera No.183-02 y el reglamento de protección al usuario de los servicios financieros de fecha 23 de abril del 2005; cuando los bancos cobran apenas el 4 o 5% , las empresas de telecomunicaciones cobran el 50%.

De igual modo los usuarios han señalado que dicha empresa utiliza publicidad engañosa, permitiendo todo tipo de abusos y exigencias como son los cobros por vía telefónica durante el día completo incluyendo los sábados, lo que en algunos casos ha motivo a Pro Consumidor a impugnar la norma de INDOTEL  que pretende reglamentar el uso de los servicios públicos de telecomunicaciones para fines de cobro de deudas.

En algunos casos y en defensa de la ley 358-05, Pro Consumidor ha impugnado mediante recursos de reconsideración la resolución No.010-16 de INDOTEL, que permite licenciosamente el cobro de deudas sin observar respeto a los usuarios.

Las actuaciones que venimos señalando son permitidas por INDOTEL (Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones), entidad ésta que no tiene quien la inspeccione en sus operaciones medalaganarias y escandalosa, que golpean y oprimen los derechos de la población consumidora mediante la permisión de facturaciones de telecomunicación al margen de la ley monetaria y financiera 183-02, haciendo el irrisorio papel de un superintendente tolerante al enriquecimiento ilícito, al exceso de autoridad contra la población y los consumidores.



INDOTEL hace el papel de superintendente tolerante  con compañías como Altice que no cumplen con los reglamentos de telecomunicaciones y que viola la Constitución de la República en lo que respecta a los derechos del consumidor, practicando el principio de que como compañías multinacionales pueden hacer lo que les da su voluntad en materia telecomunicacional.

Aquí también vale mencionar a otro organismo obligado a vigilar los derechos del consumidor como lo es, Pro Consumidor, pero este es otro capítulo aparte, al cual nos referiremos más adelante cuando continuemos con nuestras investigaciones.

Es penoso que los consumidores no tengan protección frente a todas estas realidades en las cuales se delata la ausencia total de controles de precios y el desorden generalizado a los mecanismos que deben entrar en juego incluyendo el organismo oficial de defensa de la competencia, cuyo funcionamiento normal se espera desde hace más de diez años .

Debe ponerse atención, porque es un factor inflacionario y un elemento de enriquecimiento ilícito, el asunto de cobro de intereses y comisiones duplicadas mensualmente y acumulativas irracionalmente de manera sucesiva y mensual; y el usuario no sabe cómo luchar contra estos abusos inmorales y sórdidos, pues un centavo que se cobre de más en cada facturación viene a representar una riqueza extraordinaria para esos monopolios que hemos mencionado más arriba.

El consumidor debe estar en su casa para que le puedan recibir un reporte de avería

Es nuevo ahora que para el consumidor reportar una avería tiene que cumplir el requisito de estar en la morada. Al llamar desde su casa para reportar un perjuicio al contrato, una avería en materia de telecable, debe estar sentado esperando horas para que le reciban la llamada.

Esa situación anormal y abusiva que practica Altice con sus usuarios constituye una violación constitucional, lo cual veremos en otro momento. Es decir que usted debe de estar en su casa  para que le reciban el reporte de avería, pero para que esto se produzca debe gastar horas y horas esperando que le tomen la llamada; esperando que a Altice le dé la bendita “voluntad” (autoritaria y festinada) de levantar el audífono.

Quiere decir, que el usuario o consumidor tiene que enfrentarse:

Primero: A una máquina o un robot de Altice

Segundo: Tiene que estar en la casa

Tercero: Tiene que esperar que levante el audífono para que le puedan recibir el reporte de avería

Cuarto: Tienen que esperar que Altice pueda mandar su personal

Es decir que los usuarios están sometidos en República Dominicana a un régimen  de penosa situación concreta de maltratos, abusos y desconsideración, con el silencio o la omisión de INDOTEL, organismo éste que se lleva muy bien, muy “amigablemente” con las compañías multinacionales de las telecomunicaciones (continuará).

Acerca del autor

Angel Moreta

Angel Moreta, jurista, sociólogo, y filósofo; Profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), República Dominicana, Autor-Editor de Debateplural.

Dejar un comentario

/* ]]> */