Economia Internacionales

El sangriento petróleo explica la guerra saudí en Yemen

Escrito por Debate Plural

Sin Permiso (12-6-20)

 

Nuevo informe revela cómo el expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi roba el petróleo de su país y lo vende de forma clandestina al régimen saudí.

En un momento en que Yemen sufre del deterioro económico que ha dejado la guerra, lanzada desde 2015 por Arabia Saudí y sus aliados, se revelan cómo el régimen de los Al Saud está saqueando los recursos de Yemen al implementar sus planes para fragmentar el país, y así asegurar su dominio sobre la riqueza yemení.

La obsesión saudí con Yemen está relacionada, evidentemente, con el petróleo, ya que la ubicación geográfica de este país le confiere un valor estratégico primordial en la reordenación del tráfico mundial de crudo. Desde hace muchos años Arabia Saudí proyecta un nuevo oleoducto que, desde sus grandes yacimientos en el este del reino árabe y atravesando la región yemení de Hadramaut, desemboque directamente en Adén, esquivando así el actual paso de los cargueros por el estrecho de Ormuz, controlado por la República Islámica de Irán. El expresidente yemení Ali Abdolá Saleh fue remiso a otorgar a los saudíes licencia abierta para ello, pero el mandatario fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi le debe a Riad su supervivencia. En cuanto a las tribus del este yemení, cuya colaboración es imprescindible, los saudíes se han garantizado su beneplácito: la región se ha visto libre de los bombardeos de la aviación saudí.

Como explicó en su día Yves Lacoste, la geografía es un arma para la guerra. Y la del mar Rojo, del estrecho de Bab al-Mandib al Canal de Suez, es un ejemplo de manual. Si culmina su campaña militar en Yemen, Arabia Saudí controlará el tráfico de la principal ruta de acceso del petróleo a Europa: en el sur, habrá sido precisa una intervención militar; en el norte, habrá bastado la intervención financiera, que sostiene al Gobierno de Egipto de Abdul Fatah al-Sisi. Pero después de casi cinco años de guerra Arabia Saudí no logró controlar el país, por eso adoptó otras medidas para hacerse con el petróleo yemení.

En 2016 un informe reveló que Yemen atesora más reservas de petróleo que todos los países árabes del Golfo Pérsico juntos. Washington y Riad habían sobornado al antiguo gobierno yemení para que realizara más sondeos petrolíferos en el país, uno de los más empobrecidos del mundo. Según el informe, Arabia saudí firmó un acuerdo secreto con Estados Unidos para impedir que Yemen utilice sus reservas petrolíferas durante los próximos 30 años.



Las reservas más importantes de Yemen se encuentran en la región de Marib, aunque también hay importantes yacimientos en Al-Jawf, Shabwa y Hadhramaut.

Para saquear el petróleo yemení, Arabia Saudí recurre a diversas estrategias, ya sea a través de la perforación horizontal en áreas fronterizas o prevenir la perforación en varias regiones, incluida la gobernación de Al-Jawf, en la que el reino árabe ha impedido cualquier proyecto de extracción del crudo desde la década de 1970.

Arabia Saudí no se limita a esas prácticas para robar el petróleo de Yemen, sino que, hoy en día, este régimen está tratando de controlar completamente el crudo yemení, firmando acuerdos con los líderes tribales en las zonas petroleras de Yemen para obtener una concesión que le permita controlar en las próximas siete décadas el hidrocarburo de este país.

Corrupción institucional

Arabia Saudí ha arraigado intencionalmente la corrupción en el campo petrolero de Yemen a su favor y a favor de sus aliados. Durante los últimos cinco años, el petróleo y el gas de Yemen han sido saqueados por las autoridades del gobierno de Hadi- con la participación directa de Yalal, hijo del presidente fugitivo yemení- que ha facilitado el acceso de Arabia Saudí a los recursos naturales de su país. Yalal Hadi también ha contado con el apoyo de Ali Mohsen al-Ahmar, un destacado general del ejército de Hadi, y Ahmad Al-Essi, su asesor para asuntos económico en las provincias petroleras ocupadas por Arabia Saudí y sus aliados, y el respaldo del sultán Al-Arada, gobernador de Marib.



Estas revelaciones ponen de manifiesto la realidad de la crítica situación en la que la mayoría de los ciudadanos yemeníes, del norte y del sur, sufren de hambre intencional, mientras unos pocos corruptos saquean su riqueza y aceptan ser una herramienta para generar hambruna en el país más pobre del mundo árabe al apoyar la llamada coalición de Arabia Saudí en su brutal ofensiva y el bloqueo aéreo, terrestre y marítimo contra Yemen.

El conocido activista Yalal al-Salahi presentó en un video de 30 minutos, un documento que revela cómo las autoridades de Hadi están saqueando cientos de millones de dólares por la venta no anunciada del petróleo y el gas. Las autoridades yemeníes venden los recursos naturales de Yemen, de una manera, sin que estas ventas ingresen en ningún registro oficial, y sin que se suministre ningún dinero al tesoro del Estado.

Planta de gas de Safer

Safer se considera como la mayor planta que provee el gas a los yemeníes. De acuerdo con las estadísticas esta planta produce, diariamente unos 80 camiones de gas para cubrir las necesidades del mercado local de varias provincias yemeníes. Pero esa es la cantidad anunciada oficialmente mientras la cantidad real, según reveló Yalal al-Salahi, es 184 camiones, lo que significa que 104 camiones son la cantidad de gas que se saquean a diario que equivale a 140 % de la cantidad declarada.

Los sectores petroleros

Según los acuerdos firmados con compañías internacionales, incluida la compañía francesa Total, Yemen cuenta con 81 sectores de petróleo, que fueron anunciados oficialmente, y se ubican en las provincias de Marib, Shabwa y Al-Yawf. No obstante, el activista reveló que la cifra verdadera de los sectores petroleros y dijo que este país goza de 151 sectores de crudo, lo que significa que las autoridades de Hadi exportan y venden el crudo en otros 70 sectores sin que estas ventas ingresen en los registros del Estado y sin que nadie sepa quién lo vende, y cómo se gestionan estos sectores.

Al-Salahi reveló cómo la empresa saudí Aramco detuvo desde 2016 la explotación del petróleo en Shabwa, en concreto en el campo denominado 3b, que es uno de estos 70 sectores que están siendo saqueados, además de una serie de sectores petroleros listos para la producción, es decir los sectores, 3, 7, 13, 70, 71 y 72.

El activista también revela que una delegación de la empresa saudí Aramco ha llegado a Yemen para firmar un acuerdo con el gobierno del presidente prófugo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, según el cual Arabia Saudí extraerá el petróleo en las provincias de Marib y Al-Yawf, por un período de 70 años, a cambio de pagar, anualmente, $ 15 mil millones a las autoridades yemeníes. Al-Salahi confirmó que los pasos para concluir el acuerdo fueron efectuados con el conocimiento y la aprobación de todos los dirigentes oficiales y militares yemeníes de Hadi.

Añadió que en varios sectores petroleros en la gobernación de Shabwa nadie sabe cómo se administra ni a dónde va su producción. De acuerdo con el activista nadie tiene conocimiento cuánto producen los sectores de crudo, Al-Masilah 14, Sector 10, el sector 32, 34 de Hawiran, el Sector 5 y 35 de Al-Yana en Shabwa.

Producción total del petróleo en Yemen

El gobierno del prófugo presidente yemení alega producir 110 mil barriles de petróleo a diario, 75 por ciento de esta cifra está destinada a cubrir las necesidades del mercado local, y el resto, que equivale a 25 por ciento se exportará a otros países. El activista, sin embargo, ha divulgado que la producción total del crudo en Yemen es de 318 mil barriles por día, lo que significa que unos 208 000 barriles se saquean diariamente mientras que más de 20 millones de yemeníes sufren la hambruna, según los informes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */