Nacionales Politica

Los retos del nuevo gobierno

Escrito por Debate Plural

Guillermo Moreno (D. Libre, 25-5-20)

 

La crisis sanitaria y económico social en desarrollo plantea, al gobierno que tome posesión el 16 de agosto, definir cuáles serán sus prioridades para el periodo agosto-diciembre, que a su vez sentarán las bases de las perspectivas del país para el 2021 y años siguientes.

Definir esas prioridades pasó a ser de forma obligada la primera parte del programa de gobierno que depositamos por Alianza País en la JCE, el jueves 21.

DIÁLOGO, AGENDA NACIONAL Y PRESUPUESTO. El mismo 16 de agosto es necesario abrir un diálogo con la diversidad de sectores del país para concertar una agenda nacional de responsabilidades compartidas para el periodo agosto-diciembre. De esa agenda saldrán a su vez las líneas gruesas para la reestructuración y adaptación del actual Presupuesto General del Estado, así como las perspectivas generales del presupuesto de 2021.

CRISIS SANITARIA. La cuestión de mayor urgencia para el nuevo gobierno es la definición de una estrategia nacional eficaz para enfrentar la pandemia del coronavirus, A esos fines I) se invertirá todo cuanto sea necesario para la contratación de personal, habilitación de recintos, equipamiento, medicamentos y mejoría de la remuneración del personal de salud; II) intensificar las pruebas de forma masiva y gratuita para ir identificando, en cada momento, los focos de contagio y detener su propagación; III) Aplicar en toda actividad social un estricto protocolo de distanciamiento físico, uso de mascarillas, entre otras; IV) prohibición de las aglomeraciones de personas; V) estrictos controles en aeropuertos, puertos y en la frontera para el ingreso a territorio dominicano.

ECONOMÍA DE EMERGENCIA NACIONAL. Hay claras señales de que difícilmente, en lo que resta del año se normalice el turismo, las exportaciones, el envío de remesas. En este contexto se hace necesario afincarnos en el aparato productivo del país, operando en una economía en emergencia nacional. Se trata de apostar por el impulso de la producción agropecuaria y la agroindustria enfocados en garantizar la alimentación de la población y la exportación. Entre otras, se adoptarán las medidas siguientes: I) reestructuración de las deudas de los productores y acceso al crédito formal a un interés del 6% anual; II) adopción de un plan contra la sequía que azota a varias regiones del país; III) aprovechamiento eficiente del agua, principalmente utilizando sistemas de goteo y presurizado; IV) dar apoyo a las iniciativas para la producción en ambiente controlado; V) construcción de pequeñas presas y de reservorios para el aprovechamiento y conservación del agua; VI) creación de un mecanismo público-privado de comercialización de la producción que elimine la especulación, el desabastecimiento y garantice precios justos para el productor y el consumidor; VII) reparación de caminos y carreteras para el acceso a la producción; VIII) construcción de almacenes y frigoríficos para el almacenamiento y conservación de la producción.

El otro sector productivo que requiere de especial atención son las mipymes. A esos fines garantizarles: I) reestructuración de sus deudas y acceso al crédito formal a un interés del 6% anual; II) programas de apoyo para la mejoría de la gerencia de las mipymes; III) asesoría para la actualización en las tecnologías de información y comunicación; IV) promover la asociatividad y el encadenamiento productivo; V) asesoría para una efectiva y oportuna comercialización.

Respecto de los sectores más vulnerables impulsar un seguro de desempleo para beneficiar a trabajadores suspendidos o cesantes y para los trabajadores informales que no puedan laborar. Los recursos para este seguro provendrán de los fondos de pensiones que se irán reponiendo con cargo a las futuras ganancias de las AFP y las ARS.

CALIDAD DEL GASTO. Esta es una tarea esencial. Todo empieza con la ratificación de nuestro compromiso de hacer un gobierno honesto que maneje con pulcritud y transparencia los recursos públicos, enfrentando todo acto de corrupción y dispendio. Además, entre otras, se eliminarán todas las instituciones públicas con funciones duplicadas o sin reales atribuciones; reducción de los sueldos de lujo de los altos funcionarios del Estado; impulsar la eliminación del “barrilito”, “cofrecito”, exoneraciones y privilegios a legisladores y otros funcionarios; suprimir toda forma de opacidad en el gasto público.

DEUDA PÚBLICA. Sencillamente el país no podrá destinar sus escasos ingresos fiscales al pago de la deuda pública. Por eso adoptaremos iniciativas para su renegociación y reestructuración, sea de forma individual o como parte de un esfuerzo de la región.

EL AÑO ESCOLAR. Mantener la inversión del 4% del PIB en el sistema educativo, garantizando mayor calidad en el año escolar 2020-2021. Definir una estrategia para iniciar el proceso de dotar los planteles de la educación pública del país de plataformas digitales, entrenar a los docentes y a los estudiantes en el manejo de éstas, así como facilitarles computadoras para garantizar en la educación pública la combinación de clases presenciales y por medios digitales.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */