Internacionales Politica

La mediática informativa en apoyo a la CIDH de la OEA

Escrito por Debate Plural

Italo Urdaneta (Aporrea, 5-2-20)

 

A solo escasas horas de haber presentado una anterior entrega en torno a la polémica que ha surgido con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh), debido a que se le impidió entrar al país, hoy nos vemos inspirados para formular otras observaciones referidas a esta situación, pero sobre todo por el hecho informativo y mediático de cómo se está manejando el asunto o el tema.

Dijimos en un anterior artículo que debido a la cadena televisa que surgió de improviso con motivo del 4F a medias vimos a un personaje por Globovisión abordando el tema, sin embargo pudimos apreciar que el invitado, quien es abogado y especialista en Derechos Humanos, de nombre Ali Daniels, solo se dedicó a defender a la Cidh con argumentos pocos convincentes, mientras obvió las razones, por demás válidas, que ha esgrimido el gobierno para haber tomado la cuestionada decisión, como es el hecho de que nadie puede venir a Venezuela, así como así, a visitar al país para formular críticas, cuando no se habla con la verdad.

A Daniels esta vez lo entrevistó otro periodista distinto al de ayer, con la diferencia que este comunicador si fue objetivo, ponderado y equilibrado, porque el anterior perdió estas cualidades que deberían estar intrínsecas en un Comunicador Social, que se defina serio y apegado a las normas del periodismo.

Según Daniels no hay razones para que la Cidh, ojo, dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), se le haya impedido entrar al país, por cuanto es una representación, según así lo afirma, que viene actuando apegada a derecho, más si su misión es para determinar si el gobierno viola o no los derechos humanos de algunos venezolanos.

Aquí hay que hacer la siguiente observación y preguntarnos al mismo tiempo: ¿Por qué si Venezuela decidió dejar de ser miembro de la OEA debe ahora aceptar que una misión venga a levantar informes y a formular cuestionamientos en contra del gobierno, cuando a todas luces el mundo sabe que ese organismo multilateral, con Luis Almagro a la cabeza, se ha declarado enemigo del gobierno del presidente Nicolás Maduro?

Daniels, como «buen» abogado, a lo largo de la entrevista, solo apeló a la situación grave que viven los venezolanos con motivo de la crisis, pero en ningún momento se refirió a las causas reales que comprometen seriamente a la oposición venezolana y al imperio, que ha dispuesto aplicar sanciones y un bloqueo en perjuicio del país.

Más allá de las observaciones descritas el invitado señaló, igualmente, que el Poder Judicial en nuestro país no garantiza que los responsables de las violaciones de los derechos humanos sean castigados como se merecen.

Aquí uno no entiende al abogado. Por una parte deja entrever que el gobierno tiene presos que no tienen por qué estar encarcelarlos, pero por otra parte asegura que quienes violan los DH no son sancionados como se lo merecen.

En este último punto hay que preguntarse cuál es la diferenciación que debe existir, si es que la hay, entre un preso político y uno que viola los DH o aquel que incita el golpe, quema viva a personas por creerlas chavistas, promueve guarimbas, destruye bienes públicos, llama a la intervención del país, y conspira junto a terroristas.

El periodista que llevó a cabo esta vez la entrevista recordó que el informe pasado que presentó la Cidh que preside Michel Bachelet estuvo plagado de irregularidades, por cuanto precisamente no tomó en cuenta todos esos desmanes que cometieron los opositores radicales para perjudicar al gobierno, pero el abogado entrevistado, como haciéndose el loco, le dio poca importancia al tema y evitó abordarlo a profundidad.

Daniels igualmente cuestionó que el gobierno si bien cumplió con indemnizar a los familiares de las víctimas de «El Caracazo», aun no se ha señalado quiénes fueron los responsables de tantas muertes.

De nuevo hay que aclarar un hecho en torno a esta parte: «lo que hace un inglés, no lo puede pagar un francés», decía un dicho que surgió después de la II guerra mundial. Es decir, lo que pasó en el gobierno de CAP no puede ser que se le endose ahora al actual gobierno, menos que pague las consecuencias de ese hecho vergonzoso que igual pasó por debajo de la mesa de la Cidh como han pasado las situaciones que últimamente se han vivido en Chile, Colombia, Ecuador y México, a pesar que el litigante diga que si se está actuando para determinar responsabilidades en esos países

Si bien un gobierno debe darle continuidad a las decisiones firmes que se emanen de un tribunal, precisamente los de la 4ta. república dejaron de cumplir con este deber. Por eso insistimos que el tema de la Cidh se está esgrimiendo de manera mediática.

A propósito, el trio de periodistas de Primera Página por Globovisión, por igual ha caído en la tentación, con sus gestos y expresiones rebuscadas, en dar a entender que la Cidh, escúchese bien, de la OEA, tiene todo el derecho de venir a Venezuela a cuestionar las políticas del gobierno, lo que sin duda se constituye en una clara intromisión mediática de ese medio televisivo en un tema que está resultando escabroso, por sus implicaciones, y sobre todo para quienes lo aborden, menos si no son objetivos y equilibrados.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */