Internacionales Sociedad

Realidades y potencialidades turísticas chinas en el Caribe

Escrito por Debate Plural

Eduardo Klinger Pevida (Hoy, 1-7-19)

 

Con justa razón la inmensa mayoría del dominicano ve perspectivas de desarrollo turístico con la República Popular China. Este se puede expresar, y más temprano que tarde se expresará, en la llegada creciente de turistas procedentes de ese país, pero el beneficio habrá de venir no solo por viajeros sino, también, de fuertes inversiones. De ninguna otra economía hoy se puede esperar tanto como de China. Lo dude quien lo dude.

Pesimismos u optimismos no deben depender de utópicas ilusiones ni frustradas malquerencias, sino de análisis objetivos. Desde 2011 China supera a Estados Unidos como primer emisor de turistas; de 117 millones de chinos que viajaron en 2015 este año se estima sean 180 millones, apenas 13% de su población total. Contando con la clase media más grande del mundo, con unos 800 millones de personas a las que se les están entregando 10 millones de pasaportes anuales es de esperar que la afluencia de turistas procedentes desde esa nación crezca de manera exponencial gracias, además, al creciente poder adquisitivo real de su población. América Latina recibió en 2013 unos 334 mil turistas chinos y el pasado año estuvieron rondando los 500 mil representando apenas 0.2% del total de viajeros que salen al mundo desde China. De acuerdo con estadísticas en los países de destino, el viajero chino es el que más gasta por día solo en consumo y compras rondando los 2 mil dólares diarios, al margen de hospedaje y ticket aéreo. Según algunos criterios a los chinos no les interesan los destinos de sol y playa y aunque no dejan de ser ciertas sus preferencias por objetivos históricos y culturales, además de diversión y entretenimiento, un 30% de turistas chinos se dirigen a islas del Pacifico famosas por sus resorts de sol y playa. En el Caribe y RD pueden encontrarlo todo: historia, cultura, diversión, entretenimiento y sol y playa. Expertos chinos del sector aseguran que en el cortoplazo podrían estar arribando 50 mil turistas de ese país a RD. Obviamente, desde aquí hay que hacer lo correcto, crear las condiciones internas y externas imprescindibles. Una de ellas es la facilidad de visado o tarjetas de turistas. Las naciones del Caribe con relaciones diplomáticas con China ofrecen diversas facilidades a sus viajeros: Bahamas y Granada firmaron acuerdos de exención recíproca de visas; Antigua – Barbuda, Jamaica y Dominica unilateralmente han eximido de visas a los chinos y Guyana y Surinam permiten tramitar la entrada al llegar. Barbados y Trinidad –Tobago están analizando sus propias facilidades pero RD todavía no introduce una medida pertinente y consecuente con sus expectativas de captación de turistas chinos.

Cada día son más los inversionistas inmobiliarios, contratistas y desarrolladores que muestran interés en el Caribe y buscan aliados. Inversiones turísticas financiadas por empresas chinas se han estado concretando en Antigua – Barbuda, Bahamas, Barbados, Jamaica, sumando varios miles de millones de dólares. No hace mucho se dijo que inversionistas se habían interesado en Punta Perla. Responsable y racionalmente hay un potencial que aprovechar. La pelota está en nuestra cancha.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */